Criterio urbano

Guatemala sostenible

Juan Carlos Zapata @jczapata_s

Publicado el

Los temas álgidos de grandes ciudades como la mala calidad del agua, el tráfico, la basura y el crimen son muchas veces problemas que han sido relegados por la debilidad institucional que existe en muchas municipalidades alrededor del mundo. Es hasta que se encuentran mecanismos institucionales de gobernanza y se empiezan a trabajar entre diferentes municipios en soluciones viables de forma conjunta, que se comienzan a resolver.

En el caso de la ciudad de Guatemala vemos cómo los esfuerzos de Empagua de llevar cada vez mejores prácticas gerenciales al manejo interno de la institución ha comenzado a tener mejores resultados y que se pueden ampliar a otros municipios conurbados.

El acompañamiento entre el sector público y privado de buscar mejores soluciones a los grandes problemas urbanos no ha sido un tema sencillo de resolver, ni tampoco algo que se pueda lograr en plazos cortos de Gobierno. Sin embargo se comienzan a ver cada vez mejores alternativas, como por ejemplo para el problema del tráfico, soluciones de vivienda más accesibles cercanas a los puestos de trabajo o para la basura, mejores sistemas para su disposición, aunque debo reconocer que este es uno de los temas en los que tanto la ciudad de Guatemala como las diferentes ciudades intermedias deben seguir profundizando en proyectos sostenibles, que permitan que existan más pagos para mantener la gestión y manejo de residuos y desechos sólidos.

En el caso de aquellos municipios que aún no cuentan con Planes de Ordenamiento Territorial, pero que ya están en proceso de elaboración e implementación, es importante reconocer el trabajo que se hace por planificar cada vez más espacios verdes de carácter público, que sean sostenibles, para lograr una mejor calidad de vida.

El estudio de la revista especializada en silvicultura y ecologización urbana en una de sus publicaciones sobre la asociación entre espacios verdes y tasas de prescripción en áreas urbanas muestra cómo hay una relación positiva entre mejores estados de salud mental en la medida en que las personas tienen espacios verdes públicos a menos de treinta minutos de su vivienda.

Algo que Guatemala todavía no ha perdido, espacios verdes con jacarandas a lo largo de la ciudad de Guatemala, es un tema por lo que todos debemos luchar y que gracias a los esfuerzos de la Municipalidad de Guatemala se han logrado revitalizar.

Es cierto que quisiéramos que fueran parques de mayor alcance, pero gracias al trabajo de la Municipalidad de Guatemala junto a otras organizaciones como Fundaeco, la FFEM e instituciones públicas como la CDAG, este tipo de iniciativas ya son una realidad y seguramente se podrán replicar en otras ciudades intermedias, si se logran encontrar modelos financieros replicables que ayuden a generar alianzas público-privadas a nivel de los municipios.

Esta es una de las características positivas que nos brinda el modelo financiero bajo el cual operaría el sistema del AeroMetro. Siendo la primera concesión municipal, abre la puerta para que el conocimiento adquirido en la estructuración y la bancarización para lograr un proyecto con inversionistas privados dispuestos a invertir, de la mano con el apoyo de la banca multilateral, es una razón poderosa por la que tenemos que insistir en que el Congreso de la República lo apruebe, para pensar en más parques públicos y otros sistemas de gestión urbana que nos permitan una calidad de vida más sostenible.