Fuera de la caja

Impacto de la comunicación interna

Publicado el

La comunicación interna es en sí una estrategia para gestionar el factor humano dentro de la empresa; en algunas ocasiones funciona como canal de comunicación y en otras, como una vía de motivación o fuente de información, con el objetivo de involucrar e incrementar el interés en los colaboradores. Nace como respuesta a las nuevas necesidades de las empresas para motivar a su equipo humano y retener al mejor talento dentro de un entorno empresarial donde el cambio es cada vez más rápido. Las empresas son lo que son sus equipos.

A través de la gestión de la comunicación a nivel interno, las empresas pueden transmitir a sus colaboradores su identidad institucional; conocerla, vivirla, replicarla en todos sus ámbitos: Así como la empresa se da a conocer por su identidad corporativa (logotipo, colores, uniformes, visión, valores y principios), la identidad institucional (comportamiento, acciones, ética, canales) se proyecta a sus grupos de interés.

La comunicación interna es tan importante como la comunicación externa, ya que los colaboradores representan la primera imagen de la empresa. Uno de los principales objetivos de la comunicación interna consiste en fomentar el equilibrio emocional en su equipo de trabajo por medio de motivación, solidaridad y compromiso, para facilitar el crecimiento individual y de grupo – reflejando así un mejor rendimiento. En los casos que conllevan procesos de reingeniería, establecer vías oportunas de comunicación y de entrega de información de manera positiva favorece los procesos internos de la empresa.

En todas las organizaciones, los colaboradores son los clientes internos, ya que cumplen con el doble rol, como emisores y receptores de información.

Las herramientas más comunes de comunicación en la empresa son: manuales corporativos, reuniones de la empresa, boletín interno, videoconferencias, blog y redes sociales.

 

Elementos del Plan de Comunicación Interna

Análisis y evaluación: Es vital conocer por dentro a la empresa y saber cuáles son las necesidades y situaciones que puede resolver el plan de comunicación.

1. Planificación: En algunas ocasiones la comunicación podrá estar dividida en fases que pueden estar distanciadas en el tiempo. Es importante controlar este aspecto para el correcto desarrollo de las actividades planificadas.

2. Calidad: En la medida que aspectos como diseño y contenido tomen un papel predominante, la calidad garantizará una mayor efectividad.

3. Orientación hacia las personas: El factor humano es fundamental, y es hacia donde debe ir dirigido el plan. Se trata de facilitar la comunicación, no de entorpecerla.

4. Pasión por la comunicación: Fomentar un diálogo abierto y reflejarlo en todos los proyectos de la organización facilitará la ejecución del plan de comunicación interna.

Las empresas que adoptan y aplican una estrategia de comunicación de manera efectiva obtienen innegables ventajas de gestión y de recursos humanos. Al igual que el mercadeo o la responsabilidad social, la comunicación interna puede ser considerada como parte de la visión global de la organización y debe ser compartida por todos sus miembros.

La comunicación interna ocupa uno de los lugares más importantes de la estrategia empresarial. manejada acertadamente fomenta el trabajo en equipo y permite potenciar el conocimiento y aptitudes de los colaboradores, así como su rendimiento, lo cual se refleja en resultados empresariales positivos. La reputación de la empresa empieza con su comunicación interna.