Imagen es percepción

Las predicciones de The Economist para el 2021

Brenda Sanchinelli imagen_es_percepcion@yahoo.com

Como cada año, la revista inglesa The Economist, una de las favoritas del poder financiero global, acostumbra a lanzar su edición especial de fin de temporada, en la cual se predice lo que pasará el año siguiente. Su cubierta suele traer mensajes encriptados, simbolismos y misterios para descifrar. Sus portadas han hecho historia, al predecir con éxito eventos de índole económica, social, política y científica. Este tipo de portadas no implican jugar a ser la pitonisa del mundo, sino más bien basarse en los hilos que ellos mismos están moviendo globalmente y diseñar la cubierta de la revista, fundamentándose en los resultados de sus proyecciones.

Teniendo en cuenta la emergencia del covid-19 y la manera como ha cambiado nuestras vidas, es difícil plantear la hipótesis de lo que sucederá en este 2021 de una manera positiva. Curiosamente, muchos se refieren al año 2020 como el año “cero”. Lo que implica que este 2021 es el reinicio del mundo, o bien el año uno.

Tan es así esta tendencia globalista, que el Foro Económico Mundial 2021, lanzado este año también por el príncipe de Gales, se centrará en el tema del Gran Reinicio, un ambicioso plan para reestructurar la economía mundial en la era posterior al covid-19, que podría tener profundas repercusiones tanto a nivel mundial como para las personas y sociedades.

Llama la atención que, aunque normalmente la revista publica esta edición especial en el mes de diciembre, esta vez salió en noviembre, posiblemente por las elecciones estadounidenses. Analizando la portada, cuyo diseño se muestra sobre un fondo negro, hay una máquina tragamonedas, con diferentes elementos: imágenes del coronavirus, una jeringa, la bandera estadounidense rota, una bomba atómica, los iconos de Tik Tok y Zoom, un emoticón con una máscara, el símbolo del dólar, un árbol en llamas, turbinas de viento, la bandera de China y signos de interrogación. Curiosamente aparece el rostro de Joe Biden, incluso antes de que se supiera oficialmente sobre su triunfo, además de ser el favorito de los globalistas. Para poner en marcha la máquina tragamonedas, hay que “introducir fondos como estímulo”, mientras que en la palanca hay un pomo en forma de globo terráqueo que indica que son las élites económicas quienes manejan el mundo.

No se necesita ser profeta para interpretar que elegir una máquina tragamonedas, vinculada al azar, confirma el hecho de que será un año impredecible y arriesgado. Cada uno puede interpretar los iconos a su gusto, pero para mí significan lo siguiente: al colocar la imagen de un coronavirus al inicio y al final, indica que todo el 2021 girará en torno al virus. Incluyendo la vacunación mundial. La vacuna, con un tinte verde al final, podría representar que contiene algo tóxico. Sumado a esto, es preocupante que también aparece el símbolo de la guerra nuclear, que de inmediato provocó varias teorías de conspiración. En estos momentos hay mucha tensión entre EE. UU. y China. Y no hay que olvidar el tema del acuerdo nuclear entre Irán y Estados Unidos. Hace referencia también a la salida del dinero de papel y la entrada del dinero plástico. Además, resalta que entrará fuertemente la energía renovable. La bandera de China hace referencia a que, en la carrera por la hegemonía mundial, según esta portada, lo consigue al fin, en cambio Estados Unidos se presenta dividido y fracturado, con una bandera partida.

Este 2021 se espera que las elites se reorganicen para implantar un Nuevo Orden Mundial y llevar a cabo “El gran Reset”, también inicia la agenda 2030 de la ONU. En este tiempo, sin duda alguna, acontecerán grandes cambios y trasformaciones globales. Verdad o mentira, solo lo sabremos a fin de este año.