Urbanismo y sociedad

Más vale tarde que nunca

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

“Al Ministerio de Gobernación, responsable de la seguridad del país, le corresponde formular las políticas, cumplir y hacer cumplir el régimen jurídico relativo al mantenimiento de la paz y el orden público, la seguridad de las personas y de sus bienes, la garantía de sus derechos, la ejecución de las órdenes y resoluciones judiciales, el régimen migratorio”. (CC)

Enrique Degenhart, ministro de Gobernación, ya tiene a 22 municipios en estado de Sitio por problemas de narcotráfico. Es alguien que ha tenido entretenido al presidente Morales con el absurdo plan de Guatemala tercer país seguro. Con poca capacidad en urbanismo y en seguridad, dijo que iba a resolver el problema de la crisis migratoria. Sumar más personas a los espacios urbanos con ese plan migratorio sería catastrófico, por los servicios que habría que prestar. Hay que sumar la población campesina, que durante mucho tiempo ha emigrado hacia las fincas o las ciudades y hoy se dirigen hacia Estados Unidos.

Y en seguridad, otro fracaso, cuando el narco en Guatemala viene desde 1990, que, de acuerdo con la DEA: Desde entonces la transportación de la cocaína se realizaba por aire, tráileres a través de México y son los dos más serios problemas encontrados en Guatemala, municipios, ríos y las planicies selváticas del Petén, en el norte del país, facilitaron la expansión del narcotráfico en Guatemala y ahora al Pacífico.

Todo esto es algo que parece que ya lo tiene resuelto el futuro presidente, Alejandro Giammattei, algo que trabajó en México y que presentaremos a continuación. El plan se basa en los motivos y causas estructurales de la migración, donde las administraciones municipales nunca la tomaron en cuenta, ya que en los últimos 30 años las consecuencias de obviar la metropolización ha creado esa densificación vertical con los problemas: 1) de tránsito, 2) pobreza y desigualdad, en los que el 10% de la población es de mayor ingreso y obtiene hasta 70 veces más que el 10% de los más pobres. 3) alto crecimiento demográfico en ciudades con gran rezago en lo rural. 4) sequías e inundaciones. 5) una de las regiones más violentas del mundo.

Tenemos el plan de la Cepal, el cual propone, como debe ser, abordar la pobreza y la violencia que hacen que decenas de miles de centroamericanos abandonen la región en busca de una vida mejor en Estados Unidos, con cinco megaproyectos: Una terminal de gas natural en Puerto Cortés, Honduras, y una central energética de 300 megawatts, cuyo costo estimado es de US$1 mil 200 millones, la franja de interconexión de energía eléctrica permitiría mejorar el transporte de energía y con una infraestructura de US$ 165 millones y US$ 300 millones para la conexión México-Guatemala se podría lograr un crecimiento en el sector energético e infraestructura en la frontera.

Propone el mejoramiento de la infraestructura fronteriza, los 950 kilómetros entre México y Guatemala. Eso representaría nuevas instalaciones de turismo, migración y carreteras que conectan el paso a Petén; conexión ferroviaria, son 710 kilómetros desde Ciudad Hidalgo, Chiapas, hasta el puerto La Libertad, en El Salvador, y con 225 kilómetros de ramales ferroviarios que conectan las ciudades de Guatemala, Honduras y El Salvador con una línea de gasoducto, proyecto que incluye 600 kilómetros de línea.