Escenario de vida

Motagua-Polochic, Costa Caribe en la mira

Vida Amor de Paz vidanicol@gmail.com

Publicado el

Realizar una gira para documentar en video varias regiones de toda Guatemala ha sido un reto titánico y ha requerido de una gran coordinación de muchas instituciones debido a la complejidad de la logística y carreteras que se encuentran en paupérrimas condiciones. Sin la participación del Fondo para la Conservación de Bosques Tropicales (FCA), que es administrado por la “Fundación para la Conservación en Guatemala” (FCG), no se hubiera dado esta ambiciosa y extensiva gira. Después de varios meses de levantarnos a las 3 o 4 de la madrugada para regresar a los hoteles entre 9 y 10 de la noche, la gira fue extenuante y requirió de un equipo de personas muy disciplinadas, comprometidas y apasionadas con el medio ambiente.

Esta vez, llegamos a la región Motagua-Polochic Costa Caribe, para vivir una emocionante aventura y determinar que el común denominador de las personas que están haciendo la diferencia en la región, se llama “pasión”. Desde los guarda-recursos hasta los técnicos, directores de proyectos, comunitarios, emprendedores, o miembros de la cadena turística; todos demostrando un gran compromiso por Guatemala.

Vivimos momentos emocionantes en El Progreso y en Zacapa al conocer el Parque Regional Municipal llamado “Niño Dormido”. Cerca de allí encontramos a un enigmático espécimen llamado “lagarto escorpión” el que se encuentra en la Reserva Heloderma. Esta es una especie endémica que está llena de fábulas y mitos pero que con educación ambiental, ahora se han disipado. En El Jícaro, El Progreso, conocimos el bello Parque Regional Municipal “Lo de China”, con el monte espinoso sub-tropical que fue el trayecto donde nos hizo temblar una víbora Cascabel cuando nos internábamos en el bosque.

Día tras día, vivimos muchas aventuras y nos deleitamos de tantísimos lugares paradisíacos, desde el amanecer hasta el anochecer como cuando llegamos a la Reserva Hídrica y Forestal Sierra Caral declarada área protegida, o cuando llegamos a la Reserva de la Biósfera Sierra de las Minas y conocimos a los Bomberos Forestales. Visitamos el Corredor Biológico del Bosque Nuboso en Baja Verapaz, y comprobamos cómo se protege el bosque con los patrullajes para control y vigilancia. Después de seguir recorriendo muchos kilómetros paramos en Morales, Izabal donde descubrimos los sistemas agroforestales de pimienta y madre cacao que realizan beneficiarios del FCA. Me agradó ver el brillo en los ojos de los pobladores y sus familias, cuando me relataron lo emocionados que estaban con el resultado de sus proyectos.

En el horizonte divisamos Lívingston y llegamos a la Escuela de Ak`Tenamit donde becan a estudiantes en carreras relacionadas al ambiente, desarrollo rural y eco-turismo. Allí me deleité del riquísimo ¨tapado¨ y de la música garífuna. Pronto descubrimos la aldea Cayo Quemado con su infraestructura eco-turística y manglares que allí se protegen. Para llegar a Río Dulce, tomamos otra embarcación donde nos esperó Asoprogal llevándonos a visitar “Seacacar”, un sitio ecoturístico que es un verdadero paraíso natural manejado por una comunidad Queqchí.

Las organizaciones que participaron de esta gira son: Defensores de la Naturaleza, Fundaeco, Asociación Ak`Tenamit, Asoprogal, y algunas Organizaciones Locales de Base. Mi anfitrión de la gira completa fue el Lic. Carlos Baldetti, oficial de proyectos del FCA, quien con sus conocimientos llegó a ampliar el panorama de una Guatemala que pocos conocen. Por ende, les dedicamos hoy a las 9:30 pm “Los Secretos Mejor Guardados” de esta cuarta región en celebración al Bicentenario patrio, resaltando a espléndidos guatemaltecos que realizan proyectos exitosos. Y aún hay más.