Sin fronteras

Qué esperar en migración: UNE y Vamos

Pedro Pablo Solares@pepsol

Faltan cinco semanas para que el país elija presidente y, en esta ocasión, los dos partidos que pasaron a segunda vuelta han divulgado planes de gobierno que están disponibles para discusión pública. El éxodo migratorio masivo que vivimos en la contemporaneidad amerita examinar los planes que nos presentan en esta materia los candidatos Torres y Giammattei. Esto, no solo para evaluar las acciones específicas que ofrecen llevar a cabo y las lagunas que pudieron haber dejado, sino principalmente para examinar sus visiones acerca de la migración desde dos ópticas: Primero, como área de atención puntual; y segundo, como componente trascendental de las relaciones que el país tiene con los países vecinos, con la región, y con Estados Unidos. Ambos candidatos han incluido el tema “migrantes” en sus planes de gobierno, y aunque presentaré a detalle mi análisis sobre ellos en próximas entregas de esta columna de opinión, a continuación presento lo que se desprende de ellos, a grandes rasgos, y según lo leo y entiendo.

La candidata Torres, ganadora de la primera vuelta electoral, presenta su plan en cuatro grandes ejes. El tercero de ellos, dedicado a “Protección Social”. Y las acciones en este eje, las divide a su vez en cinco. La cuarta de ellas, dedicada a la “Atención de las Migraciones”, en la cual presenta un enfoque conceptual sobre las causas del fenómeno, presentándolo de acuerdo a lo que el consenso de investigadores aprueba: que la migración guatemalteca es el resultado de una serie de carencias de desarrollo, especialmente en el área rural. Y establece objetivos, estrategias y acciones, las cuales serán analizadas en su momento, pero que dejan pauta de que la atención al fenómeno se hará con cierta continuidad de los enfoques que se han tenido hasta ahora; digamos, que no apuestan a cambios de trascendencia en conceptos de política exterior. Dedicaré un artículo al plan de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), en mi entrega dominical de la semana entrante.

Por su lado, el candidato Giammattei, quien obtuvo el segundo lugar, enmarca el tema como uno de los varios componentes del quinto y último pilar de su plan: el referente a “Relaciones con el mundo”. En él, también se observa una presentación conceptual bastante alineada con lo que en la actualidad se discute sobre el tema migratorio en el país, pero, además, se puede observar un uso de palabras que tienden más hacia nuevos ingredientes en las relaciones de Guatemala con los demás países involucrados en el problema, y hacia una renovación de visiones en nuestro ministerio del Exterior, incluyendo, el ofrecimiento de una renovación de cuadros diplomáticos. En este sentido, se entiende que este plan se arriesga a cambios más agresivos. Así como en el caso de la UNE, dedicaré una entrega específica al plan del partido Vamos, la cual presentaré dentro de dos semanas.

El pueblo de Guatemala merece votar en un ambiente de información, y procurar alinear su elección sobre sus valores y visiones personales. En un ejercicio que busca informar al lector, presentaré en las próximas dos entregas lo que leo y entiendo de las ofertas de ambos candidatos en el tema migratorio, de lo que puede esperarse según sus actuaciones pasadas, y lo que puede esperarse por lo que se sabe de la conformación de los equipos que integran o que están cercanos a ambas plataformas. Dado a que además de lo que ofrecen, es importante examinar a los políticos en lo que han hecho y de dónde vienen, presentaré dichos análisis en mi mejor esfuerzo por hacer resumen completo de ambas plataformas en lo que respecta a este tema migratorio, que es trascendental en nuestra gestión interna y en nuestras relaciones con el mundo.