Desde Ginebra

Reunión anual de ministros de Comercio

Eduardo Sperisen-Yurt esperisen@gmail.com

Es ya una tradición que todos los años, al margen de la reunión del Foro Económico Mundial (WEF), el ministro suizo responsable del comercio, aprovechando la estadía de varias personalidades del mundo económico en Davos, realiza una reunión con unos 30 colegas miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con el objetivo de intercambiar puntos de vista sobre las actividades que se pudieran realizar en la OMC. Este año se celebró en formato virtual.

Durante la reunión, los ministros debatieron alrededor de la agenda de actividades para este año, reflexionando sobre los desafíos y prioridades comerciales de la duodécima Conferencia Ministerial de la OMC, incluso a la luz de la pandemia del covid-19.

Presidió la reunión el presidente de la Confederación Suiza y jefe del Departamento Federal de Asuntos Económicos, Educación e Investigación, Guy Parmelin, y en su introducción destacó las prioridades urgentes que según él deben cumplirse en la OMC.

Debido a la pandemia, este año aún no se ha decidido cuándo y dónde se realizará la Conferencia Ministerial. Entre varias prioridades, los presentes coincidieron en la urgente necesidad de nombrar al nuevo director general, decidir la fecha y el lugar de celebración de la 12a. conferencia ministerial de la OMC, así como concluir las negociaciones sobre subvenciones a la pesca de acuerdo con el objetivo 14.6 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

Un tema en el que la mayoría de los asistentes insistió fue en que se restaurará el Órgano de Apelación, para garantizar que el sistema de solución de diferencias en dos etapas siga funcionando. Un ministro advirtió de que hay poco valor en la negociación de nuevos acuerdos comerciales, sin un sistema funcional de solución de diferencias.

Otros temas abordados fueron las reformas de la OMC, las iniciativas informales de las Declaraciones Conjuntas Plurilaterales tales como el comercio electrónico, la facilitación de las inversiones y, servicios, con la reglamentación nacional, temas que pueden dar frutos este año, así como las iniciativas plurilaterales del Grupo Ottawa sobre comercio y salud y comercio y medio ambiente, y la exención de los Acuerdos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (Adpic).

Los cuatro directores generales adjuntos, que dirigen conjuntamente el organismo de comercio mundial, mientras los miembros se ponen de acuerdo por consenso para nombrar a un nuevo líder, emitieron una declaración conjunta en la que subrayan la necesidad urgente de una vacuna ampliamente accesible.

Siendo el director general adjunto, el Sr. Alan Wolff, quien asistió en representación de sus colegas, presentando la declaración e instando a los líderes a que hicieran del 2021 un año de logros sustanciales, adoptando medidas en materia de salud, sostenibilidad y las iniciativas de declaraciones plurilaterales, y que la celebración de acuerdos no se pospusiera a la Conferencia Ministerial, a finales de este año, en particular para un acuerdo para frenar las subvenciones a la pesca, que debería celebrarse en los próximos meses.

La OMC y otros organismos mundiales han enfatizado la necesidad de flujos comerciales totalmente liberalizados desde el inicio de la pandemia del covid-19; sin embargo, los miembros de la OMC han debatido durante meses sobre si flexibilizar las reglas de propiedad intelectual como un medio efectivo para mejorar la distribución de vacunas y de materiales médicos para combatir esta pandemia.

Para concluir la reunión, el presidente, Guy Parmelin, emitió un resumen de los debates bajo su propia responsabilidad, donde afirmó que los ministros reiteraron su determinación de mantener un sistema multilateral de comercio creíble y de restablecer un clima de confianza mutua.