Imagen es percepción

Señores políticos, párenle al “bla bla bla”

Brenda Sanchinelli imagen_es_percepcion@yahoo.com

Publicado el

El 28 de septiembre se llevó a cabo en Milán, Italia, la primera conferencia mundial de jóvenes sobre el clima, en la que la disertación de Greta Thunberg, la joven activista sueca, cayó como un balde de agua fría no solo para los líderes del mundo, sino para los empresarios multimillonarios dueños de las grandes corporaciones a nivel mundial.

Su intervención pasará a la historia, la joven de 18 años (pero que luce de 12) se acercó a los micrófonos con una sonrisa irónica que no presagiaba nada bueno para los líderes del mundo. Su discurso mordaz encendió el escenario de la Feria y el entusiasmo de la audiencia que al final la ovacionó de pie se sumó a su voz y sentir.

Greta se burló de los políticos, atacando la actitud de este gremio, que al menos por 30 años ha prometido cambios y no actúa, esta condición traiciona los sueños de los niños ahogados en promesas vacías. Es importante entender que las palabras de esta joven, hoy más que nunca, deben ser escuchadas por la población y líderes del mundo, cuando ante nuestros ojos y a diario están ocurriendo desastres naturales como nunca en la historia de la humanidad habían acontecido.

La joven exaltó que tenemos que pasar de las palabras a los hechos. Frases demasiado sencillas, pero altamente reflexivas, sabias y verídicas que resumen en tres palabras lo que acostumbran a hacer los líderes “políticamente correctos” cuando se trata de engañar o ganar tiempo cuando no se resuelve un problema: bla bla bla. Sin embargo, en el tema del cambio climático se agotó el tiempo, ya no podemos seguir solo escuchando un palabrerío inútil y estéril, que solo endulza el oído; se necesitan acciones concretas que resuelvan el problema.

“No hay planeta B”, dijo Greta, “Reconstruir mejor: bla, bla, bla. Economía verde: bla, bla, bla. Cero emisiones para 2050: bla, bla, bla. Esto es lo que escuchamos de nuestros líderes: palabras, frases hermosas, pero que hasta ahora no han llevado a ninguna acción”.

Está claro que, aunque se necesita un diálogo constructivo, es decir el bla bla bla que hemos venido escuchando desde hace varias décadas sobre este tema, de la mano deben venir las estrategias y la ejecución. Esta vez no debe quedarse el asunto en palabras vacías, sino tomar acciones inmediatas, porque está en juego nuestro planeta y la vida de millones de seres humanos.

En paralelo se llevó a cabo la 76 Asamblea de la Organización de Naciones Unidas y también allí la mayoría de líderes mundiales se pronunciaron sobre el tema de la emergencia climática, pero, como dijo Boris Johnson: Todo el mundo dice que hay que hacer algo, pero luego no lo hacen. Esperemos que no sea más bla bla bla y que las acciones que se tomen esta vez garanticen un cambio inmediato, considerando que el momento histórico actual es un verdadero punto de inflexión en este tema. Es el momento en que todos los países del mundo deben declarar la emergencia climática.

Según un nuevo informe publicado por la Convención en Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el planeta se está acercando a un calentamiento de 2.7 grados centígrados., muy por encima del límite de 1.5 grados que los científicos creen necesario para evitar las peores consecuencias de esta crisis. Esta Asamblea General fue vista como la última oportunidad para confirmar los compromisos globales, antes de la reunión del G20 en Roma y la conferencia sobre cambio climático de noviembre en Glasgow.

Las escenas devastadoras que estamos viendo en los últimos días no son simplemente un bla bla bla, son reales, y miles de personas están muriendo a causa de los desastres naturales.