Pluma invitada

Suiza al servicio de la paz y seguridad mundial

En el marco del Día Nacional de Suiza, 1° de agosto, y del 75 aniversario de la fundación de las Naciones Unidas, quiero, como Embajador de Suiza, reiterar al público guatemalteco la importancia de la diplomacia multilateral y de las Naciones Unidas para garantizar la paz y la seguridad en el mundo.

Hace un siglo, la ciudad de Ginebra fue elegida como la sede de la Sociedad de las Naciones, la predecesora de las Naciones Unidas y primera organización mundial destinada a desarrollar la cooperación internacional entre los Estados. Este histórico evento marcó el nacimiento de la diplomacia multilateral moderna.

Hoy en día, Ginebra —sede europea de las Naciones Unidas— alberga más de 40 organizaciones internacionales, 750 ONG y las representaciones diplomáticas de 177 Estados. Con unas 3,500 conferencias y la visita de más de 200,000 delegados cada año, la capital internacional de Suiza se ha convertido en el centro de gobierno global más importante con Nueva York.

Suiza, ya desde la formación de las naciones modernas del siglo 19, se mostró solidaria con el mundo. Con el Movimiento de la Cruz Roja, fundado en 1864 por parte del visionario empresario ginebrino Henry Dunant, inició la tradición humanitaria de Suiza. Por su neutralidad y su democracia directa (¡el soberano, es decir el ciudadano, tiene siempre la última palabra!) Suiza nunca tuvo alianzas militares ni con organizaciones políticas.

Desde 1948, Suiza participó de manera activa, como observador, en todas las agencias de la ONU. Pero solamente en 2002 —en su segundo intento— (después del rechazo masivo del 75% de los votos en 1986) logró que la mayoría de los ciudadanos suizos aceptaran finalmente su adhesión a las Naciones Unidas. Suiza comparte los principios y los objetivos de la Carta de la ONU. Como antes con la Sociedad de Naciones en 1920, Suiza es el único Estado que ha adherido por referéndum popular a las Naciones Unidas.

Desde el inicio Suiza es un miembro solidario con la comunidad internacional. Ha demostrado ser un socio activo, innovador y fiable de las Naciones Unidas. Basado en su tradición humana, sus prioridades en el seno de la ONU son el derecho internacional humanitario, el respeto de los derechos humanos y el desarrollo sostenible con la Agenda 2030. Desde hace muchos años Suiza apoya los esfuerzos por la paz y ha sido país anfitrión de conferencias y negociaciones de paz. En los últimos años ha mediado en numerosos conflictos y actualmente ejerce varios mandatos de representación, entre ellos los de los Estados Unidos en Irán, de Rusia en Georgia y de Georgia en Rusia.

Con el apoyo financiero que brinda la Confederación suiza al sistema de las Naciones Unidas en Ginebra y a todas sus agencias especializadas, Suiza figura entre los mayores contribuyentes al presupuesto ordinario de la ONU (puesto 18 de los 193 miembros).

Por primera vez desde su adhesión a las Naciones Unidas, Suiza presenta su candidatura como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para el período 2023-2024. Suiza es un socio fiable con una voz independiente. Se compromete por un sistema multilateral fuerte y promueve la dignidad y la seguridad de los hombres como centro de sus acciones. Para lograr estos objetivos considera primordial el diálogo y las alianzas. Suiza reúne muy buenas condiciones para contribuir de manera eficaz a la labor del Consejo de Seguridad para mantener la paz y la seguridad internacionales.