Criterio urbano

Un estado de Sitio justificable a todas luces

Juan Carlos Zapata @jczapata_s

Ayer se declaró el estado de sitio en los municipios de El Estor, Morales y Lívingston, del departamento de Izabal, y en los municipios de Panzós y Santa Catalina La Tinta, del departamento de Alta Verapaz. Esta región ha sido por años una fuente de hechos ilícitos, donde el crimen organizado ha operado con total impunidad al margen de la ley. Desde invasiones a la propiedad privada hasta plantaciones de coca, como la que se localizó a finales de junio en el municipio de Lívingston. Al ver el mapa de la carretera 7E, está claro que es una ruta clave para el narcotráfico, no solo para generar laboratorios clandestinos de drogas, sino apropiarse ilegalmente de fincas con el objetivo de expandir las operaciones de varios cárteles de la droga, que operan impunemente en el lugar.

Desde hace más de un año, siete grupos de narcotráfico han sido identificados en Izabal, dichas estructuras, según varios reportajes de prensa trabajan para el cartel de Sinaloa, donde varios arbustos de coca han sido destruidos en Lívingston y desde hace más de un año han existido operaciones que se han encontrado en los municipios de El Estor y otros municipios aledaños, que se asemejan a los cultivos ilícitos de países como Colombia, Ecuador y Perú, donde las comunidades, por la falta de oportunidades en la zona, terminan trabajando para grupos de narcotráfico que controlan los corredores de droga entre Livingston y Santa Catalina la Tinta, aprovechando la falta de presencia del Estado.

El abordaje de la seguridad y la justicia en el Nororiente del país ha sido complejo por años, recordemos que a finales del año pasado también fue decretado un estado de sitio en veintidós municipios de Izabal, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Zacapa y El Progreso, donde según reportes oficiales se encontraron 110 armas, 797 municiones y 133 vehículos que fueron consignados.

Esto demuestra cómo el abordaje a nivel regional de la lucha contra las drogas requiere cambios estructurales. Recientemente en redes sociales circuló un video que ha sido catalogado como montaje, utilizando tácticas de guerrilla, donde en México se ven decenas de hombres armados que harían parte del poder militar de Nemesio Oseguera Cervantes alias “el Mencho”, un presunto capo mexicano, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Esto es muy relevante para la zona que hoy se encuentra bajo estado de sitio, ya que varios medios de prensa han establecido cómo la ruta del CJNG, está utilizando a países como Guatemala y Honduras para traficar drogas a través de avionetas que son destruidas una vez los cargamentos provenientes de Colombia están en territorio centroamericano, para luego ser introducido por tierra en México y luego vía marítima, aérea, en vehículos de pasajeros o en tractocamiones hacia los Estados Unidos, según un informe de Infobae.

Un comunicado de la Cámara del Agro expresa que “se han denunciado por años a las autoridades y a la opinión pública las condiciones de ingobernabilidad y la existencia de estructuras de grupos criminales que operan con total impunidad”. Estos factores imposibilitan la inversión y la generación de empleos dignos en dos departamentos con alto potencial agroindustrial, turístico y de servicios de logística, que claramente podrían ayudar a reducir la pobreza y la exclusión que hoy imperan en la zona.

Esperemos que, por el bien de la población, esto sea el principio de una serie de inversiones sociales y de infraestructura, así como de seguridad y justicia que deberán promoverse en la zona para lograr mayor estado de Derecho.