Escenario de vida

Una organización guatemalteca da en el clavo

Vida Amor de Paz vidanicol@gmail.com

Ya era hora de que le diéramos mayor énfasis a la conservación de nuestro manto verde y se citara en Guatemala a expertos que ayudasen a definir modelos para cuidar nuestros bosques y generar beneficios para las comunidades. Por tal motivo fui invitada a volar a Petén y reunirme con delegados de Guatemala, Colombia, Brasil, Perú y México. Dicho encuentro fue organizado por Acofop, FCDS de Colombia y Prisma, con el apoyo del Banco Mundial y GEF.

El intercambio “Selva Maya-Amazonía: por los bosques, la vida y la paz” reunió a docenas de delegados de los cinco países que poseen la mayor concentración de reservas forestales de la región, entre ellos Brasil, que posee el 53% de los bosques. Colombia a su vez, tiene un historial político y de guerra que se asemeja a Guatemala. La mayor preocupación de todos fue encontrar la forma de detener la alarmante deforestación y degradación de nuestras regiones causadas por el narcotráfico, la extracción ilegal de madera, las industrias extractivas, los agronegocios y los incendios forestales, entre otros. Solo entre 1990 y 2015 la región perdió 96,9 millones de hectáreas de bosque, que representa una situación alarmante para el planeta.

Fue muy gratificante la gira que realizaron los delegados por los bosques de la Reserva de Biosfera Maya (RBM), ya que les ayudó a conocer cara a cara la forma en que las comunidades locales de Acofop están logrando proteger más de 500 mil hectáreas y a su vez generar beneficios sociales y económicos.

Aparte de quedar convencidos los delegados internacionales del gran trabajo realizado por Acofop, fue de gran aportación el panel “Gestión forestal sostenible en RBM y su importancia internacional”. Este fue moderado por el Ing. Murphy Paiz, rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala, y el Dr. Marcedonio Cortave, director ejecutivo de Acofop. El encuentro también tuvo la participación de WCS, Asociación Balam, Red de Bosques Modelo y Catie, así como representantes del Banco Mundial, la UE, GIZ y Usaid.

No solo el intercambio fue de gran trascendencia. También se realizó un saludo al Sínodo Amazónico, evento convocado por el papa Francisco, y participó Fabio Henao Gaviria, reelegido como director de la Pastoral Social de Colombia y principal referente de la Red Eclesiástica Panamazónica (Repam). Este fue enmarcado dentro de la Encíclica Laudato si’. El modelo de Acofop sirve hoy de inspiración para la protección de los bosques de la Amazonia y Latinoamérica.

Importante reconocer que los bosques son nuestros aliados en el combate del cambio climático, y me da gusto ver que las iglesias se estén pronunciando, ya que lo que estamos destruyendo es justamente la Creación. Eso me recuerda la iniciativa de una canadiense cineasta Karen Coshof, que filmó la película The Great Warming (El gran calentamiento) en el 2004, y en torno al filme las iglesias anglicanas de Canadá también se sumaron.

Ahora, la esperanza de los delegados que nos visitaron es tener la oportunidad de replicar el modelo de Acofop en sus países de origen. Aplaudo que una organización guatemalteca como Acofop esté dando en el clavo, brindando un vivo ejemplo de cómo preservar los bosques, lograr armonía y sociedades sustentables y justas para la paz y la sustentabilidad, la que podría ser implementada en el resto de la región.

Espere próximamente, por Guatevisión, Los secretos mejor guardados del modelo comunitario forestal, donde verá imágenes de este Encuentro, y sintonícenos hoy sábado, a las 2.30 y 10 pm, con un programa especial sobre Renace.