Q’A NO’JB’AL

Nunca más sin los pueblos

Publicado el

Paralelamente al proceso de colonización y despojo, los pueblos indígenas (Mayas, Xinkas y Garífunas) desarrollamos mecanismos de resistencia y defensa de nuestras tierras y territorios. A la par del despojo también nos hemos levantado para alzar nuestra voz, porque desde el inicio este país se construyó sin nosotros. Por eso este es un País que está en manos de una oligarquía y de una burguesía racista y discriminadora, y que siempre ha actuado bajo la protección de las grandes potencias, asegurando así el control de los territorios para la grandes empresas multinacionales o monopólicas que promueven el desarrollo neoliberal y mayor pobreza para nosotros.

Como hemos afirmado desde siempre, que el Estado y la Nación guatemalteca se construyó sin la participación de los pueblos originarios, a pesar de que hemos sido quienes más hemos contribuido al enriquecimiento de las oligarquías y las burguesías tradicionales de Guatemala. En todos los momentos de la historia política de este país, los grupos de poder reproducen políticas de discriminación, exclusión y racismo, cooptando incluso a indígenas que reproducen el modelo de despojo, haciéndonos creer que allí estamos incluidos.

Los pueblos originarios estamos conscientes de que el movimiento ciudadano que gritó hacia los cuatro puntos cardinales, para oponerse al modelo de corrupción en que han sumido nuestro país, la clase política y económica, que siempre se han aprovechado de nuestro silencio y nuestra paciencia, ha sido un espacio importante para salir del silencio.

Pero nosotros también queremos hablar. No permitiremos que se construya otra Guatemala sin nosotros y nosotras. Así como nos manifestamos “expresando nuestra indignación y rechazo ante la ruptura democrática y la violación a la Constitución y el rompimiento del Estado de Derechos”, con la excusa de controlar la corrupción y la impunidad, por parte de la oligarquía y la burguesía, la clase política y el gobierno de Estados Unidos. También “expresamos nuestro rechazo, condena e indignación ante las supuestas soluciones que se están impulsando por parte de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, amparados por el gobierno de los Estados Unidos”.

La Asamblea Social y Popular, representada por pueblos, comunidades, organizaciones, universidades, autoridades ancestrales, mujeres, hombres, niños, jóvenes y ancianos, principalmente, es un lugar de encuentro, en donde juntamos nuestras palabras y pensamientos, para decir, ¡basta ya de construir un país sin los pueblos!

Somos diferentes, pero complementarios, y que la corrupción y la impunidad nos afecta como pueblos originarios. Por eso se les invita a la Primera Asamblea Social y Popular del Territorio de Tezulutlán (Alta Verapaz), el 12 de junio, a partir de las 14 horas, en la Sede de Asecsa, barrio La Libertad, Cobán, Alta Verapaz. “No me quiten las cadenas, hasta que mi pueblo sea libre”. Manuel Tot”.