Pluma invitada

Con las crisis llegan oportunidades

Shira de León

Estamos ante un evento sin precedentes, tanto en Guatemala como en el mundo entero. Sabemos que se ha dicho antes, pero vale la pena tomarse un momento a considerar las implicancias que la crisis del covid-19 conlleva para las poblaciones más vulnerables del país, con especial énfasis en las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes que verán su vida afectada con consecuencias largas y duraderas.
Al dejar de asistir a la escuela, su estructura de protección se verá impactada y en estos momentos de crisis las niñas y adolescentes están en un mayor riesgo de violencia, abuso, explotación y abandono. Si a esta combinación se suma inseguridad alimentaria y desnutrición crónica, y posibles alzas en desnutrición aguda sin asistencia social, así como las consecuencias de desafíos económicos que impone la falta de actividad comercial a las familias, nos encontramos con un panorama precario para esta población.

Como respuesta, Plan International Guatemala lanza la campaña #QuédateEnCasa sin violencia, un llamado colectivo a reflexionar sobre las consecuencias nocivas y las oportunidades esperanzadoras que surgen de este período de aislamiento físico, mas no aislamiento social.
Por ejemplo, quedarte en casa por el coronavirus covid-19 no significa alejarte de la realidad. Del 80 a 90% de los perpetuadores de violencia sexual de niñas y adolescentes están dentro del hogar o son vecinos cercanos, y si una madre sufre violencia, es siete veces más probable que su hija también la sufra. Detener los ciclos durante esta crisis es difícil y requiere los esfuerzos a todo nivel —individual, comunidad, autoridades—, pero está cada vez más en nuestras manos el contactar a las autoridades si se sabe de niñas, amigas o familiares que son o están en riesgo de ser víctimas de cualquier forma de violencia.

Por otro lado, en las palabras de Anne-Birgitte Albrectsen, CEO de Plan International, “con las crisis llegan oportunidades para renovar, reconstruir y repensar”. ¿Sabías que cuando los hombres se involucran en cuidar y educar a sus hijos e hijas hay mejores resultados? Con una crianza cariñosa y sin violencia, estudios demuestran que las niñas y niños mejoran su salud física y mental, les va mejor en la escuela y son menos propensos a cometer crímenes y consumir drogas. Invitamos a los padres a compartir más tiempo con sus hijas o hijos y expresarles lo importantes que son en sus vidas.

A cambio, Plan International llama al más alto nivel de cooperación internacional, a la divulgación de la información y solidaridad para diseñar una respuesta coordinada que proteja a las personas más afectadas por la emergencia. Con nuestra presencia activa en más de 75 países trabajamos incansablemente, en sintonía con los gobiernos nacionales, comunidades locales, el Sistema de Naciones Unidas y otros actores humanitarios, con el objetivo de mitigar los efectos de largo plazo que esta pandemia trae.

En Guatemala esto también implica reconocer las medidas tomadas por el Gobierno: al reactivar la economía a través de transferencias monetarias a los hogares con más necesidad y la continuidad del programa de alimentación escolar. Bajo ese mismo espíritu, invitamos a actores políticos a proponer medidas fortalecidas de protección a favor de la niñez y, en particular, los más vulnerables, establecer canales de financiamiento para ayuda económica condicionada al reintegro seguro de niñas y niños a la escuela en tiempo oportuno, mayor vigilancia de trata infantil y de adolescentes a nivel comunitario, y respaldar la necesidad de la reforma del sistema de protección.

Estas medidas facilitarán las condiciones para que el llamado #QuédateEnCasa, sin violencia sea un anhelo común para redefinir el país que emergerá de esta crisis y brindar oportunidades únicas de igualdad y prosperidad para la población que lo habitará.