Pluma invitada

Cruzada Nacional de Vacu-Nación

En términos objetivos, los guatemaltecos manejamos adecuadamente la lucha contra el covid-19, medido por los índices de morbilidad, macroeconomía y recuperación económica y empleo. Es decir, logramos cuatro cosas mejor que todos los países de América, según estudio de un banquero de inversión de Miami, Florida. ¿Qué nos falta? Simple, el último paso: vacunar a todos los adultos.

Hemos creado el concepto innovador de intentar hacerlo diferente al método tradicional, y lento. La Gran Cruzada de Vacu-Nación plantea una alianza entre el Estado y el voluntariado que permitirá en un par de fines de semana vacunar al menos al 80% de personas, unos 6 millones de dosis.

La idea nace del modelo de voluntariado electoral, en el cual, dotados de todos los enseres y el padrón, los voluntarios a nivel nacional se organizan en sus ciudades, pueblos y aldeas para ejecutar de una manera ejemplar y sin atrasos el proceso electoral.

Esta modalidad ahora serán mesas de vacunación. El Estado deberá tener en mano los 6-8 millones de dosis para cada ronda y dotar de suministros y apoyo a las juntas voluntarias de vacunación, a nivel nacional, departamental y municipal. 60 mil voluntarios ya vacunados y entrenados harán el trabajo de inmunizar, y en dos o tres días, preferible fin de semana, en el lugar donde las personas saben que les tocó votar.

En lugar de centro de inscripción para vacunarse, se propone el padrón y el DPI, con el geoposicionamiento, para invitar ordenadamente, con indicación de hora y fecha, a vacunarse. En lugar de que los ciudadanos viajen a procurar su vacuna, se propone que estas viajen a tres mil centros de vacunación para facilitar la vida, ayudar al trabajo y evitar las aglomeraciones, las insufribles colas y el riesgo de contagio.

Las vacunas deberán trasladarse en cadena de frío a cada sitio de vacunación. Es importante un eficiente sistema de divulgación, call center, mensajes de texto, listados, publicaciones y quioscos de información, para que el ciudadano sepa lugar, fecha y hora en que le tocará vacunarse.

Las ventajas son: muy bajos costos, buena atención al ciudadano, rápida vacunación, emisión de certificados electrónicos, identificación clara del beneficiado, vacunación a 800 metros promedio de donde reside y al terminar la jornada de vacunación, lo más importante, todos vacunados, todos a trabajar y a estudiar. Tenemos suficientes médicos, enfermeros, salubristas, farmacéuticos, profesionales, estudiantes de Medicina y Enfermería y bomberos para formar el ejército de voluntarios: ¡Héroes de la Salud!

Hay otras prevenciones como tiempos de contención, ambulancias, manejo de excepciones, cadena de frío y suministros. ¡La idea es formar juntas con ciudadanos notables y deseosos de servir a su Guatemala y hacer realidad este plan! Para esto es indispensable que todos los colaboradores públicos y privados de salud, la fuerza pública, el Ejército y el IGSS se alineen a la Gran Cruzada de Vacu-Nación.

También deberá activarse el voluntariado: rotarios, aeroclub, asociaciones, universidades, colegios profesionales y todos los estudiantes universitarios.

Solo por un momento imaginemos a Guatemala: 1. Todos los adultos vacunados en dos vueltas, 2. Todos dedicados a trabajar, estudiar y a nuestras familias; 3. Todos tomados en cuenta, sin discriminación, todos a la vez; 4. Un país que el mundo entero admira por su gran Cruzada de Vacu-Nación; 5. Un país atrayendo turismo internacional.

¡Lo podemos hacer!