Pluma invitada

¡Se viene la tercera ola!

Los resultados registrados el 12 de abril no dejan la menor duda, estamos en la tercera ola de la pandemia en Guatemala. Ahora toca evaluar cómo se va a comportar.

Si deseamos compararnos con la primera ola veremos que se dificulta, por la gran diferencia de casos tamizados de ese entonces a la fecha. Por ello es mejor compararnos con la más reciente, segunda ola. Sin embargo, es interesante registrar que los picos de la primera ola son:

– Casos confirmados: 1,328 el 3 de julio de 2021. El máximo del promedio móvil es de 1,016.9 casos confirmados el 6 de julio de 2020.

– Promedio móvil de porcentaje positivos: 42.7% el 28 de junio de 2020.

Durante el desarrollo del análisis seguiremos dos parámetros: el promedio móvil de casos confirmados y el promedio móvil de porcentaje de positivos.

El alza de los indicadores de la segunda ola se inicia el 28 de diciembre, con 377 casos confirmados, y el 22 de diciembre, para el porcentaje de positivos, con 13.2%. Los picos de la segunda ola son de 841 casos confirmados el 21 de enero de 2021 y de 20.7 por ciento el 3 de enero (promedio móvil de ambos indicadores).

La tercera ola actual inicia con 825 casos confirmados el 2 de marzo, y con 10.9 por ciento el 26 de febrero. De momento los picos de la tercera ola son 1,666 para casos confirmados el 12 de abril, y 17.1 por ciento el 9 de abril.

Durante la segunda ola, los casos confirmados alcanzaron su pico en 18 días (2.5 semanas) después del fin de las vacaciones, y el porcentaje de positivos lo alcanzó en el último día de vacaciones.

Si suponemos condiciones similares para la tercera ola, el promedio móvil de casos confirmados debería alcanzar el pico el 22 de abril y el indicador del porcentaje de positivos el 4 de abril.

Los días próximos nos dirán si el 17.1 por ciento positivo alcanzado el 9 de abril es el pico, o si sigue subiendo. Recordemos que el período vacacional esta vez fue de una semana más que para Navidad, ya que muchos se fueron de vacaciones desde el 27 de marzo. Esto trabaja en contra nuestra porque el período de contagio por descuido es más largo.

Una condición indispensable para lograr estimar cuándo ocurrirá el pico de la tercera ola es suponer que todos nos volvimos a cuidar mucho luego de regresar. Si esto es cierto, es muy probable que el pico de la tercera ola ocurra entre el 14 de abril (10 días luego del fin de las vacaciones) y el 22 de abril.

Si por el otro lado no nos cuidamos, entonces el contagio seguirá y los indicadores continuarán en su trayectoria ascendente hasta que nos cuidemos…

De cualquier forma, la tercera ola viene, hasta ahora, desarrollándose de una manera similar a la segunda. Es decir que principalmente se ve afectada por la cantidad de casos tamizados y no por el porcentaje de positivos que marcaría una “verdadera” ola.

De seguir así, nuevamente se trataría de una burbuja de casos confirmados que pueden saturar al sistema de Salud, pero no representan un peligro real por un repunte en el contagio.

La mejor noticia es que, de momento, el indicador de porcentaje de positivos está por debajo del de la segunda ola.