Finanzas personales: ¿Cómo anda su salud financiera?

Se ha puesto a pensar si tiene salud financiera y de ser así ¿cuánta salud financiera tiene?

Publicado el
Guardar Compartir

No existe un concepto universal sobre el término salud financiera. Sin embargo, hay dos características que son indispensables para que una persona tenga salud financiera:

La primera, no tiene deudas (o si se tienen, el activo es de mayor valor que el monto de la deuda) y la segunda si cuenta con una cantidad de dinero ahorrada que le permite continuar con el mismo estilo de vida por un período de tiempo, aunque no tenga ingresos.

¿Es posible tener salud financiera?

Por supuesto que sí. Los requisitos descritos para tener salud financiera pueden parecer una montaña gigantesca para quien está pasando una crisis, pero también es posible vencerla.

LEA TAMBIÉN:
Cómo es la era del trabajo flexible

¿Cómo lo sé? Porque estuve allí, hubo un momento en el cual estuve con un nivel de deuda muy elevado y sin nada ahorrado. Fue una etapa muy difícil, pero de la cual soy testigo también de la posibilidad de revertirla.

No es fácil y en la mayoría de los casos tampoco será un proceso rápido, en mi caso personal me tomó varios años.

Algunas personas pueden hacerlo antes otras demoran más tiempo, lo que sí es un denominador común de todos los que hemos iniciado este camino, es que vale la pena el tiempo y esfuerzo realizado hasta ver los beneficios que conlleva.

¿Cómo lo logro?

Primero, debe tomar una decisión radical de hacerlo. No me refiero a las buenas intenciones de fin de año que muchas veces se olvidan en enero, sino a una determinación firme y decidida de hacer todo lo que esté a mi alcance.

Segundo, gastar menos de lo que ingresamos. Parece lógico e inofensivo, pero es un paso indispensable y poderoso.

Así lo dijo

La paz no tiene precio y buena parte de ella viene en proporción a la salud financiera que tengamos. Cuanta más salud financiera, más paz financiera tendremos.

Tercero, diseñar una estrategia para el pago de deuda. Al terminar de pagar las deudas, todo el dinero que se iba para el pago de las mismas ahora es dinero disponible en tu bolsillo.

Luego, iniciar simultáneamente el hábito del ahorro. De esta forma cuando se haya liquidado las deudas se tiene creado el hábito y solo se re-direccionará hacia el fondo de salud financiera lo que estaba destinado para pago de deudas.

Por último, vender todo aquello que no sea indispensable y que le ayude a reducir sus deudas y/o aumentar su fondo de salud financiera. Esto acelerará el proceso.

¿Cuánto debo tener en el fondo de salud financiera?

Cuanto más salud financiera se tiene mejor, sin embargo la recomendación es que se proponga lo antes posible a tener un mes de ingresos y esforzarse hasta completar seis meses.

También lea
La ruta para mejorar la resiliencia de los productores e incrementar la sostenibilidad agroalimentaria

¿Qué hago si tengo más de seis meses de salud financiera?

Inviértalo. Asegúrese de diversificar, tener una exposición adecuada de riesgo, horizonte de tiempo adecuado y que las herramientas utilizadas sean confiables.

Si es de difícil comprensión lo descrito, lo recomendable es educarse en inversión e idealmente buscar asesoría con un consultor.

¿Vale la pena tanto esfuerzo para tener salud financiera?

La salud financiera no solo beneficia la billetera, beneficia su salud mental, emocional y física.

Se respira con mayor facilidad cuando se tiene la tranquilidad de tener cubiertas las necesidades económicas cotidianas.

Autor
César Tánchez
Es autor es especialista en finanzas personales y es autor del libro: Más rápido y más lejos en sus finanzas.

0