Archivado en: Negocios pluspl plus

Pagar o no pagar de manera digital, cómo las empresas impulsan esta opción

Para que un negocio sea escalable depende de varios factores, y uno de ellos se relaciona con la posibilidad de pagar y cobrar fuera de Guatemala.

Publicado el
Guardar Compartir
Mantener abiertas las fronteras de pago a menudo ha permitido que muchas pequeñas empresas a nivel mundial sobrevivan a un año desafiante. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
Mantener abiertas las fronteras de pago a menudo ha permitido que muchas pequeñas empresas a nivel mundial sobrevivan a un año desafiante. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Contar con esa opción coloca a la empresa en una posición competitiva y la expansión vendrá por añadidura.

La modernización de los pagos está en auge. Hay países más adelantados en este aspecto, y por tal razón Guatemala no puede quedar rezagada en la modernización de sus sistemas. Existen algunas limitaciones en la legislación; sin embargo, hay alternativas que están funcionando.

Antes de detallar las opciones, vale recordar que el impacto de la pandemia obligó a pequeñas y medianas empresas (pymes) a digitalizarse de manera acelerada, impulsadas también por el crecimiento exponencial del comercio electrónico, tanto local como a nivel internacional, lo que ha dado paso a un incremento del comercio transfronterizo.

LEA TAMBIÉN:
El Estado paga Q1 mil 720 millones por juicios en su contra

Los pagos digitales permiten que los compradores paguen a los vendedores sin necesidad de intercambiar moneda física. Aunque es una tecnología disponible desde hace mucho tiempo, finalmente se está tornando más fácil de usar en los pagos minoristas de poco valor.

Además, la emergencia sanitaria aceleró la adopción de los pagos digitales, porque las personas comenzaron a usar el comercio electrónico con el fin de evitar usar dinero en efectivo en sus compras habituales.

Luis Sánchez, CEO de Transformatec, indicó que el comercio electrónico ha demostrado ser una herramienta que permite ampliar el alcance y la disponibilidad de los canales de comercialización para el sector empresarial en Guatemala, pero   solo se ha implementado en algunos elementos del proceso de comercio electrónico y no en su totalidad.

Estos elementos inician con la captura de la atención de posibles clientes, el proceso de selección y comparación de los productos o servicios deseados, la transacción financiera que formaliza la venta y el seguimiento del proceso de entrega del producto o servicio adquirido.

Sánchez considera que si bien se ha observado un incremento de los canales de comercialización que atienden las primeras etapas del proceso, en muchas ocasiones, a partir del cierre de la venta o de la transacción financiera que permite reservar, anticipar o cancelar completamente el monto de la venta se genera a través de servicios financieros ajenos al proceso de comercio electrónico, como transferencias monetarias, pago contra entrega o el uso de POS móviles.

Opciones en Guatemala

Actualmente, en Guatemala se pueden aceptar pagos por medio de transferencia electrónica a un banco local, a través del envío de remesa o por la opción de aceptar pagos con tarjeta de crédito y de débito en línea a manera de una pasarela de pago, explica Hugo García, CEO de la pasarela de pagos en línea QPayPro.

Las marcas de tarjetas más comunes aceptadas en Guatemala son Visa, Master Card y American Express.

Las empresas pueden facilitar las transacciones y aceptar los pagos con tarjeta desde cualquier parte del mundo y a cualquier tipo persona o empresa. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

García recomienda el uso de una pasarela de pago certificada y avalada por las marcas de tarjetas de crédito para aceptar pagos fuera de Guatemala, que además permita enviar links de pago e integrar el mismo con tarjeta a tiendas en línea, entre otros medios que facilitarán la compra al cliente.

En ese sentido, Sánchez estima que, pese a que Paypal es una de las billeteras electrónicas o pasarelas de pago más utilizadas a nivel mundial, para los guatemaltecos presenta el inconveniente de no poder trasladar los fondos a cuentas nacionales, debido a las políticas actuales de dicho proveedor.

Esa limitación representa una oportunidad para el emergente mercado Fintech —empresas financieras tecnológicas— en Guatemala y permite a proveedores como BAC Credomatic, Visanet, Affipay, Págalo y Kushki pagos, entre otros, satisfacer la necesidad de las empresas guatemaltecas en la implementación de mecanismos de pago con tarjeta de crédito o de débito que les permita generar ventas en el mercado nacional e internacional.

Los proveedores antes mencionados tienen una amplia cobertura a nivel internacional, afirma Sánchez, pero recomienda que antes de adquirir los servicios de algún proveedor se revisen con mucho cuidado las restricciones y políticas de uso, así como los lineamientos y las condiciones de cobertura internacional del servicio.

Otra observación que plantea García es que, si la mayoría de los clientes se encuentran fuera de Guatemala, lo mejor es cobrar en dólares. En este caso la empresa debe contar con una cuenta en esa divisa en un banco local, para que los fondos cobrados se depositen directo a esa cuenta y así no afectar la conversión de moneda.

Retos por superar

Hubert Bendfeldt Vásquez, CEO de UTZ Means Good, sostiene que, pese a las opciones actuales para pagos transfronterizos, existen limitaciones y retos por superar para hacer despegar esta modalidad en el país.

Por ejemplo, que no se aceptan todas las tarjetas de crédito, sino solo las mencionadas, y que se tomen en cuenta los costos logísticos para exportar paquetería.

En opinión de García, algunos de los retos comienzan desde facilitar la compra al cliente, que en unos simples pasos pueda comprar el producto o servicio en el momento y forma que lo desee.

Lea además: Cuáles son los alcances de la ley de zonas francas

Segundo, como comercio debe contar con procesos y políticas internas que permitan validar a los compradores y las transacciones que ingresen, para minimizar el riesgo de contraer cargos por problemas de fraude con tarjeta de crédito.

Sumado a lo anterior es preciso implementar las mayores capas de seguridad en los sistemas de tienda en línea, como certificados de seguridad (SSL https).

Eso significa no almacenar datos críticos e información de tarjetas en los sistemas, para brindar seguridad al cliente, y disponer de una pasarela de pago confiable como QPayPro, que cuenta con sistemas antifraude que ayudan a minimizar el riesgo, enfatiza García.

En Guatemala existen iniciativas como la Unidad de Comercio Electrónico de la Cámara de Comercio de Guatemala, que apoya a las empresas con diferentes propuestas que fomentan el comercio electrónico en el país. También está la Asociación Fintech de Guatemala, que tiene unido al ecosistema de empresas en tecnología financiera y medios de pago que busca hacer más competitivo el sector.

“Gracias a esas entidades nos estamos posicionando como un referente en la región centroamericana en comercio electrónico y medios de pago, por lo que constantemente estarán saliendo al mercado nuevas opciones y soluciones que cubran diferentes necesidades”, comparte García.

Sánchez, de Transformatec, enfatiza que, si Guatemala no avanza en el desarrollo de las acciones que permitan elevar la confianza en la ejecución de los pagos transfronterizos, la competitividad del sector empresarial se verá limitada, en especial las pymes que no cuentan con la robustez financiera suficiente que permita costear pedidos de clientes en el extranjero o para hacer uso de fondos resguardados en cuentas bancarias en el extranjero que respalden sus operaciones.

Pagos digitales apoyaron en la pandemia

Una nueva investigación demuestra que un 66% de pequeñas empresas han experimentado un crecimiento en las ventas en línea desde el inicio de la pandemia. Los hallazgos forman parte del Informe de pagos sin fronteras, de Mastercard, que analiza el comportamiento relacionado con los pagos trasfronterizos de consumidores y empresas de 10 mercados globales.

Si bien los métodos operativos tradicionales, como la venta minorista de ladrillos y morteros se han visto significativamente afectados, la rápida transformación provocada por la pandemia también creó oportunidades para los negocios en línea, lo que abrió paso a un incremento del comercio transfronterizo.

En el caso de los mercados analizados en América (Estados Unidos, México y Canadá), el estudio reveló que las empresas están utilizando más proveedores internacionales que hace 12 meses (43%, 29% y 26%, respectivamente), lo que reafirma que los pagos transfronterizos seguirán siendo cruciales para su futuro.

Stephen Grainger, vicepresidente ejecutivo de Ingeniería de Negocio para Mastercard, dijo que está claro que las soluciones rápidas y predecibles son vitales para las empresas que buscan expandirse a nuevos mercados.


0