Las 4 claves que dejó el Webinar “Los negocios después del bitcóin en El Salvador”

La expectativa que genera la entrada en vigor de la Ley Bitcóin en El Salvador este 7 de septiembre como moneda de curso legal fue abordada durante un conversatorio organizado por el equipo de Pl Plus.

Publicado el
Pl Plus organizó el conversatorio Los negocios después del bitcóin en El Salvador. (Foto Prensa Libre: AFP)
Pl Plus organizó el conversatorio Los negocios después del bitcóin en El Salvador. (Foto Prensa Libre: AFP)

Adolfo Contreras, director de desarrollo de negocio Institucional de Prosegur Crypto fue el conferencista invitado al webinar: Los negocios después del bitcóin en El Salvador, dirigido a suscriptores de PL PLUS.

El conferencista también es fundador de la empresa de consultoría y formación sobre materias relacionadas con bitcóin (macroeconomía con énfasis en teoría monetaria, custodia y ciberseguridad, y programación en python).

Tanto en Guatemala como otros países centroamericanos esperan que la llegada del bitcóin como moneda de curso legal en El Salvador a partir de este 7 de septiembre no represente una “amenaza” a la operatividad de las transacciones comerciales diarias entre los países.

En ese sentido, Contreras explicó que existen ventajas en las transacciones comerciales que por regulaciones excesivas no tienen sentido hacerse con monedas regulares, pero para negocios digitales, quizá ahí si tiene sentido instalar un software con el objetivo de integrar pagos en bitcóin y generar ventas.

LEA TAMBIÉN:
El Salvador adoptará el bitcóin como moneda aunque hay fuerte escepticismo de la población y expertos

El especialista prevé que la entrada en vigencia del bitcóin no generará una “avalancha” de usuarios, pero sí se espera que la penetración se observe en un corto plazo, por lo tanto, es una buena forma de empezar a poner los “pies sobre el agua”.

En el caso de que se generen negocios a través de bitcóin lo mejor es tener una custodia propia de máxima garantía o si es para volúmenes altos contar con un custodio formal, porque un atacante o hacker no tendrá acceso a esos bitcóins.

Por lo anterior, lo importante es contar con una gestión propia, “porque en el mundo actual los malos tienen tendencia a hacer mucho ruido y las victimas suelen confiar en ellos y por ello hay ataques más seguidos”, afirmó Contreras.

Las empresas seguirán conservando sus dólares, por lo tanto, no es necesario empezar a revisar contratos y relaciones comerciales, porque no tendrán ese impacto, afirmó el especialista.

En cambio, a lo que se debe poner atención a mediano y largo plazo es a los pagos rápidos o bien aquellos más lentos y grandes, “pero no es algo para ponerse nervioso”, enfatizó.

Los cuatro puntos claves sobre los negocios después del bitcóin:

  1. Es poco probable que la adopción se dispare por la alta volatilidad.
  2. El bitcóin es solo apto en la actualidad como forma de ahorro en largos periodos de tiempo de 3 a 4 años, no tanto, para pagos corrientes.
  3. Aquellos que decidan atesorar bitcóin es poco probable que decidan hacer pagos con esa criptomoneda y preferirán pagar a través de medios de intercambio que se deprecien más en el tiempo.
  4. Para cortos períodos de tiempo los dólares serán todavía aún más convenientes por su utilidad o sus formas crypto como Tether.
LEA ADEMAS:
¿Comercio navideño estará menos abastecido? Tres factores internacionales afectan mercado nacional

El mejor uso es “atesorarlo”

Contreras planteó que hay una parte de la población que no está bancarizada y no demandarán un activo que es bueno para atesorar. Sin embargo, todo depende de las regulaciones nacionales.

No se puede regular el bitcóin, pero la propuesta de valor es transferir riqueza en el tiempo esto a medida que se reduce y se estabiliza el precio, la volatilidad está bajando y los períodos serán más cortos.

“Hay personas que no tienen problema en gastar bitcóin, pero es un grupo pequeño, al hablar a nivel macro no habrá inundación de usuarios que gasten con la criptomoneda, porque las ventajas no están relacionadas con los pagos sino con el atesoramiento de conservar su valor adquisitivo”, resaltó Contreras.

Mientras la volatilidad siga siendo alta tiene sentido atesorarla, pero por otro lado, es posible que hayan más personas pagando con bitcóin.

“Es un proceso que llevará tiempo para que alcance un estatus monetario, no hay prisa en cuanto a pagos y cobros, debe ser un proceso paulatino”, recomendó Contreras.

El especialista planteó que las criptomonedas deben ser un activo libre de riesgo que no dependa de nadie y que nadie pueda manipular:

  • Mínima inflación
  • Mínimo deterioro (máxima durabilidad)
  • Mínimos costes de custodia
  • Mínimo riesgo de contrapartida
  • Máxima seguridad

0