“No es negocio importar desde Asia”: Las descomunales tarifas para traer un contenedor de China

El aumento desmedido en los precios de transporte marítimo desde China ha obligado a importadores a buscar a nuevos proveedores, mirando principalmente hacia Suramérica e India donde no hay variaciones en las tarifas marítimas.

Publicado el
Guardar Compartir
La economía de Guatemala crecerá 5% para 2021 según la proyección que conoció la Junta Monetaria este miércoles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La economía de Guatemala crecerá 5% para 2021 según la proyección que conoció la Junta Monetaria este miércoles. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Desde enero se experimenta una escalada de precio en los fletes de los servicios de transporte marítimo desde la República Popular China, que estaría asociado a la recuperación de la actividad económica mundial luego de los efectos de la pandemia.

De hecho, algunos importadores confirman que, dependiendo las mercancías a importar, el precio del flete marítimo es más alto en las condiciones actuales que el valor de los productos en un contenedor y, por ese lado, China ha perdido competitividad.

Los importadores guatemaltecos han encontrado o evalúan dar con productos sustitutos y materias primas de Suramérica, India e incluso México, países donde los pliegos tarifarios son aceptables y mantienen los márgenes de rendimiento.

lea además:
US$6 de cada US$10 de inversión extranjera van a la banca y el comercio

Confirman que ahora que se acerca la temporada de fin de año, podrían encontrarse mercancías de otros orígenes, sobre todo de Suramérica.

Alza significativa

Jorge Briz, presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala (CCG), explicó que nunca se había observado un aumento de los precios de los fletes. “De Asia a Guatemala se han disparado” desde enero de este año.

Comparó que antes el flete de un contenedor -dependiendo su peso- se manejaba en un promedio de US$2 mil 200 y ahora han llegado a costar entre US$11 a US$12 mil, y eso para los importadores hace que determinados productos que se compran en la China continental no puedan ser importados.

Lea además: La clase media se redujo en Guatemala por la pandemia y cómo se reflejó en los hogares

Citó como ejemplo que un contenedor pueda traer en valor de sus mercancías unos US$18 mil, y es inaccesible pagar un transporte de US$12 mil.

Recordó que en las declaraciones para el pago de impuestos en Guatemala también se paga sobre el transporte en la póliza de importación y que “el aumento es muy serio”.

Incluso comentó que algunos importadores han decidido importar de Europa donde los precios de los productos son más altos, pero que aún no les han impactado las tarifas en comparación con China continental.

Sustitutos

Briz reiteró que los países de Suramérica son grandes productores, como Brasil, Colombia y México, y cuentan con una industria importante, y al “hacer los números” los importadores se dan cuenta de que es más competitivo.

Insistió que este comportamiento se está percibiendo en productos que no se pueden traer con mucho valor desde China en los contenedores que se importan, porque ese porcentaje es mucho más mayor, cuando el precio total de la importación es menor.

Citó como ejemplo, que la importación de un contenedor de US$80 mil ese porcentaje se diluye relativamente.

Así lo dijo

El flete de un contenedor se manejaba en un promedio de US$2 mil 200 y ahora han llegado a costar entre US$11 a US$12 mil

Algunos productos que se estarían importando están derivados del metal, artículos de ferretería, artículos para el hogar, que tiene buenos sustitutos en esos países, cerámicos, textiles y materias primas, que antes se traían de China continental.

Por otro lado, confirmó que existe un aumento en los metales en el precio al consumidor final entre el 10 al 15%, así en otras materias primas adicionales al flete marítimo, que es un fenómeno mundial, no solo al país asiático, sino a escala global.

Por ejemplo, el importador de artículos varios Gabriel Escobar Ranero expresó que decidió hacer embarques de Brasil de set de tenedores de cuchillos, ya que encontró un proveedor que le ofertó mejores precios que de China. “Es mercancía que necesito que esté en Guatemala en septiembre para comercializar en la temporada de fin de año”, comentó.

Lógica comercial

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), afirmó que el tema de los precios de los servicios de transporte marítimos es sensible para el comercio exterior.

En el caso de Suramérica, Guatemala tiene que transbordar y no existen rutas directas, aunque se reconoce que se pueden encontrar buenos productos manufacturados, así como materias primas.

Afirmó que cuando la ruta marítima no es directa se tiene que transbordar, el tiempo se alarga y si en el pasado no se había comprado a Suramérica es por esas razones, sin embargo, a los costos de los fletes a los niveles que se encuentran ahora, la lógica para comprar a los países de Suramérica tiene sentido y se compensa ese costo y los empresarios tienen el interés de vender a la región, ya que llegar a otros países también “se volvió caro”.

“Si se logra establecer un buen volumen de tráfico entre Centroamérica y Suramérica puede abrirse el espacio, tanto de exportación como importación”, afirmó el directivo.

Le puede interesar: Así afecta a Guatemala la crisis política en Nicaragua

El mapa de inteligencia comercial de Agexport coloca a Brasil y Argentina como jugadores importantes en negocios con África y Europa, “ya que venir a Centroamérica no es tan barato, y para Estados Unidos poseen buenas rutas, pero en las condiciones actuales se puede abrir un comercio interesante con esos países”.

El presidente de la CCG enfatizó que existen navieras de Colombia y México que ofrecen servicios eficientes para transporte. “También de Brasil, aunque es un poco muy tardado también hay servicio” indicó.

Briz reiteró que, para estas alturas del año, ya se tiene que empezar a reflejar las bajas en las tarifas desde China, pero no es así, y la lógica dice que los precios tienen que bajar porque “es exagerado el incremento”.

Carballido agregó que, al haber interés de los importadores de trabajar con Suramérica los exportadores deben de trabajar en enviar productos para la ocupación de los barcos y buscar el ciclo en los dos lados “para buscar buenas tarifas, ya que el flete necesita carga de importación y exportación”.


0