¿Por qué la suspensión del Doing Business deja un vacío en la forma de evaluar el clima de negocios?

En septiembre del 2003 fue publicado por primera vez el Doing Business, y por años se posicionó como el informe de referencia para evaluar el clima de negocios de un país.

Publicado el
Guardar Compartir
El país ocupa el puesto 96 de 190 países en el informe del Doing Business, que elabora el Banco Mundial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El país ocupa el puesto 96 de 190 países en el informe del Doing Business, que elabora el Banco Mundial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Su importancia radicaba en que era un instrumento para la toma de decisiones de inversionistas y las diferentes economías alrededor del mundo competían por reformas importantes para facilitar la forma de hacer negocios y posicionarse en los mejores lugares.

Antecedentes

Una investigación independiente publicada la semana pasada concluyó que Kristalina Georgieva, cuando era directora ejecutiva del Banco Mundial (BM) estuvo entre los responsables del organismo que presionaron al personal para que modificara datos para favorecer a China en la edición 2017 del informe anual “Doing Business”.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) expuso que la respuesta del BM fue “lamentable y extrema” al suspender el informe, en lugar, de tomar medidas correctivas.

LEA TAMBIÉN:
Cuánto elevó la pandemia la deuda pública en Centroamérica (y en qué lugar está Guatemala)

¿Cómo analizaron la suspensión del Doing Business?

En el caso de Guatemala, fue una herramienta muy valiosa para promover muchas reformas estructurales que el país ha requerido en materia de certeza jurídica y de agilización de procesos. Es lamentable que el BM haya decidido suspenderlo, y en lugar de corregir lo necesario por las irregularidades encontradas, dejaron un vacío importante en la forma de evaluar el clima de negocios.

¿Qué otras opciones podrían llenar ese vacío?

Se empezará a evaluar otros indicadores que sustituyan el Doing Business y quizá hay otras entidades internacionales como el Foro Económico Mundial, que utilizaba algunas fuentes del Banco Mundial, pero la metodología irá cambiando y se irá adaptando a otros indicadores o bien otros informes que evalúan el clima de negocios en los países.

¿Contemplan sustituir el informe por otro?

La suspensión del Doing Business abre la oportunidad para que otras instituciones internacionales que tengan las mismas capacidades puedan generar indicadores parecidos. Si el BM llegara a decidir publicar una nueva versión lo tomaríamos en cuenta porque es un instrumento utilizado por fondos de inversión, calificadoras de riesgo, entre otros.

¿Qué aspectos positivos considera que dejó el informe?

En países como Guatemala se lograron muy buenas reformas para acelerar cambios, desde una perspectiva técnica. Esperemos que se encuentre un nuevo enfoque para evaluar el clima empresarial y de inversión.

¿Considera usted que se perdió la credibilidad en el informe?

La debilita, porque no es la primera vez que sucede algo parecido. Por ejemplo, en el 2012 el BM había tenido que realizar cambios metodológicos por la presión de los sindicatos en Estados Unidos a retirar el indicador de costo de despido, y ya no ponerlo dentro de la evaluación general, y lograron que el BM dejara de incluir en su metodología del ranquin este indicador, y ahora la investigación actual. Por lo tanto, está claro que este tipo de índices necesita de instituciones descentralizadas, y que no dependan de un pequeño grupo.

LEA ADEMAS:
¿Comercio navideño estará menos abastecido? Tres factores internacionales afectan mercado nacional

¿Confían en los datos previos compartidos en el informe del Doing Business?

Efectivamente confiamos en los datos porque Guatemala no tiene incidencia en cambiar datos, somos tomadores de la información y se puede corroborar en cada una de las instituciones gubernamentales que son reales. Por ejemplo, The Economist Intelligence Unit cada vez tiene indicadores más robustos y están recopilando información de otros países. esos datos son importantes para los tomadores de decisión en los mercados financieros.

¿Quiénes consumían esta información?

Los mismos medios de comunicación de cada país por la posición del ranquín, los fondos de inversión, calificadores de riesgo, las agencias de inversión de cada país que usan la información para atraer nuevas inversiones, quienes hacen negocios, entre otros. El alcance es global y veremos quién es la institución que pueda tener la capacidad de poder comparar a tantos países con la misma metodología.


0