Subsidiar el combustible: ¿Cómo se comparan las medidas en Centroamérica para apoyar a negocios y usuarios?

El bloque económico centroamericano ha adoptado diversas medidas para amortiguar el encarecimiento de los combustibles, lo que favorece principalmente a las pequeñas empresas (pymes).

Publicado el
Guardar Compartir
Subsidios en Centroamerica
Precio de combustibles a bajado considerablemente en estos d’as las gasolineras se nota varias personas llenando sus tanque de gasolina. fotograf’a Erick Avila 07/04/2020

Los combustibles constituyen un insumo importante para la producción, intercambio y distribución de bienes y servicios, independientemente del tamaño de las empresas.

Y ante las alzas de precios de estos insumos, originadas en la coyuntura internacional, los gobiernos centroamericanos están aprobando diversas medidas que buscan apoyar directamente al consumidor, al importador, a las empresas y a la economía en general.

En el caso concreto de Guatemala, se prorrogó un subsidio al precio del gas propano de Q8 por libra, y está próximo a entrar en vigencia un apoyo de Q5 para cada galón de diésel y de  Q2.50 para el galón de gasolina regular. Mientras que otros países de la región, los gobiernos han optado por exentar temporalmente algunos tributos y hasta congelar precios.

lea además:
Pandemia, consumo e inflación: ¿Hora de sustituir productos?

En El Salvador, se suspendió el cobro del impuesto al valor agregado (IVA) por 15 días, para  el galón de gasolina superior, regular y diésel, aparte de derogar temporalmente el Fondo de Estabilización para el Fomento Económico y de la Contribución para la Estabilización de las Tarifas al precio del galón de gasolina. También se exoneró de tributos la importación de alimentos.

En Honduras ya se aplica un subsidio a la tarifa de energía eléctrica de consumo doméstico y se redujo el Aporte para la Atención a Programas Sociales y Conservación del Patrimonio Vial (impuesto que grava el consumo de combustibles).

Nicaragua fue más drástica y congeló los precios para la gasolina superior, regular, diésel y del cilindro de gas propano. Y Panamá ya otorga un bono de combustible para el sector de transporte colectivo, selectivo y rutas internas.

El único país centroamericano que no ha aplicado medidas emergentes de este tipo, hasta el momento, es Costa Rica.

Las empresas, ¿cómo deben ver estos apoyos?

Mientras las autoridades económicas comienzan a diseñar estrategias para mitigar los posibles aumentos de estos insumos, derivados del retiro de los apoyos estatales en el futuro, de manera que las empresas también deben realizar un análisis de costos, desarrollar programas de ahorro y planes de contingencia.

Javier Santiago Servent, Coach & Mentor, indica que ante esta coyuntura de alza de combustibles e inflación, pero también de apoyos estatales, las pymes centroamericanas y locales, deben comprender la importancia de los tributos al petróleo y sus derivados en la recaudación en cada país, pues por esa razón, no pueden ser medidas permanentes.

Por lo tanto, los empresarios deben tomar acciones y generar estrategias que permitan operar con o sin estas medidas temporales. Es decir que los subsidios ayudan a disminuir los costos logísticos, pero de nuevo habrá que pagar impuestos a futuro y/o precios reales.

Como aprovechar la coyuntura

Respecto a cómo las pymes pueden aprovechar al máximo estos programas temporales, Servent recomienda hacer un nuevo análisis de todos sus costos de operación y suministros, analizando los cambios que pueden adoptar para crear nuevas oportunidades de ahorro.

En casos en los cuales existe un buen y adecuado manejo de las finanzas empresariales, se pueden utilizar tarjetas de crédito que ofrecen cashback en las estaciones de servicio como una sustitución del efectivo, y pagar el consumo con estos instrumentos para obtener un ahorro que puede ir desde 4% hasta 10%, y al final del ciclo, pagar completo el monto adeudado.

Además, programar sus rutas logísticas de manera eficiente, sectorizar las entregas y compaginarlas con la compra de insumos y de materias primas, para eficientizar el consumo de cada galón de combustible.

También se puede pensar en medios alternativos de entrega como motocicleta, bicicleta u outsourcing.

En tanto que David Juárez, presidente de la Cámara Guatemalteca-Coreana de Comercio (Camcor), es de la opinión que, en el corto plazo, las acciones viables de impacto son reducidas, pues en el comercio internacional, los costos de transporte terrestre, marítimo y aéreo están impactando de forma inmediata por la negociación de tarifas mensuales.

“En las próximas semanas se pueden hacer efectivas las medidas para mejorar los procesos, rutas de transporte, volúmenes y renegociación de tarifas”, subrayó.

Cinco acciones clave

Si bien existe una incertidumbre generalizada por el precio internacional del barril del petróleo y la inflación, hay por lo menos cinco acciones que los expertos recomiendan:

  1. Analizar los costos de la empresa; observar y ubicar los que podrían reducirse o suprimirse.
  2. Eficientizar el trabajo, generar economías de escala y aprovechar compras “bulk” para que los costos disminuyan.
  3. Analizar cadenas de valor, identificar en dónde se pueden disminuir costos y en cuál parte de la estructura deben mantenerlos, para tener tener al cliente “contento”.
  4. Estudiar sus productos, servicios y estructura de precios, para verificar si con los precios actuales, hay utilidades o pérdidas.
  5. Buscar asesoría en caso de encontrar problemas difíciles de resolver.

Importante: Los subsidios son temporales

Juárez consideró importante recalcar que los subsidios y derogaciones tributarias son medidas paliativas y temporales, para reducir el efecto cadena del aumento de los costos de producción, logístico y de transporte de personas.

“Es positivo para mantener sin efecto, a cierto nivel, el aumento generalizado de los precios, que se ha dado en los últimos meses. Sin embargo, es necesario profundizar los estudios de su impacto real en los costos y por ende en los precios, así como en el presupuesto actual y futuro del Estado”, precisó.

Al preguntarle ¿cómo puede impactar a la actividad comercial esta medida temporal?, el empresario respondió que el descuento de Q5 para el diésel es fijo, por lo que puede ser  mayor o menor al valor necesario para reducir el impacto en los sobrecostos. “Lo más prudente hubiera sido un porcentaje sobre el valor, ya que iría en relación con los precios internacionales del crudo”.

Destacó que si esta medida es manejada de forma oportuna se reducirán hasta en 12.5% los costos de ese insumo, a los precios actuales. Pero al ser un efecto cadena, es necesario medir el impacto general en los precios. Por eso es necesario que se realice un estudio técnico de esa medida.

Y aclaró que los empresarios no pueden permitir caer en una guerra de precios para conseguir ventas y aprovechar “los precios bajos de los hidrocarburos” por la vía de los subsidios en los países.

“Eso podría genera un efecto boomerang y en el corto o mediano plazo, los costos de las materias primas o gastos operativos serían mayores al precio de venta, pues el mercado no estaría dispuesto a pagar ni absorber ese ajuste.

 

 


0