Tasas de interés: Estos son los tipos de crédito que subieron primero (y qué hay que hacer ahora)

Los aumentos en la tasa líder a 2.25%, causan un “efecto dominó” en los intereses que cobra el sistema financiero por todos los préstamos, pero según las autoridades, es un efecto normal.

Publicado el
Guardar Compartir
Tasas de interés en Guatemala
El aumento de la tasa líder de interés repercutirá en los créditos sobre todo el de consumo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La tasa de interés líder de política monetaria pasó de 1.75% a 2.25% en el primer semestre del año, lo que comienza a reflejarse en el costo de diferentes productos financieros, lo que se acentuará en los meses próximos con cargo a los deudores.

La Junta Monetaria (JM) decidió modificar al alza el indicador mencionado, precisamente para lograr una disminución en la demanda de créditos y de esa forma restringir la disponibilidad de dinero para el consumo y en consecuencia, frenar la inflación en el país, que en junio pasado se situó en 7.55%.

Al 30 de junio pasado, la tasa de interés promedio ponderada era de 6.36% para el crédito empresarial mayor; 9.83% para el empresarial menor; 24.48% para el consumo (que es el más alto); 18.09% para el microcrédito; y de 8.86% para el hipotecario de vivienda, según la Superintendencia de Bancos (SIB).

No obstante, se pudo constatar que los diferentes bancos ya se aplican incrementos leves, según cada criterio de agrupación de los préstamos, con base en los siguientes rangos: para el crédito empresarial mayor, de 6.19% a 9.71%; empresarial menor, de 8.34% a 23.56%; consumo, de 13.46% a 69.05% (incluye tarjetas de crédito); microcrédito, de 8.51% a 49.56%; e hipotecario para vivienda, de 7.36% a 11.58%.

Por supuesto, que las tasas a aplicar por los bancos dependen de las condiciones de cada préstamo, tales como el monto, plazo, tipo de producto o servicio a financiar, garantía ofrecida, etc., y además, cada institución financiera está en libertad de fijar las tasas, según el juego de la oferta y la demanda, como sucede con cualquier bien que se ofrece en el mercado.

Como dato adicional, la SIB reporta que a junio pasado, en la cartera de créditos (en moneda nacional y extranjera) de las instituciones bancarias, había un saldo de Q249 mil 214.4 millones de los cuales, el 53.49% era por crédito empresarial mayor (Q133 mil 314.7 millones) y el 31.57% era crédito de consumo (Q78 mil 777.2 millones). Ambos representan 85% del total y son los que mayor pesan en el sistema y eso incluye el saldo de tarjetas de crédito por Q18 mil 236 millones.

En tanto que el hipotecario para vivienda tenía una participación del 6.18% con Q15 mil 406.9 millones; el empresarial menor, 5.93% con Q14 mil 787.1 millones; y el microcrédito, 2.82%, con Q7 mil 27.9 millones.

Efecto transmisión

De acuerdo con Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat), en el tema de tasas hay un canal de transmisión y esto deviene de las decisiones que se adoptan con la tasa líder. En este caso, hace dos años que esta no se aumentaba y debido a la pandemia, hasta bajó cien puntos base (1%). Ahora se están observando algunas presiones inflacionarias y había que contenerlas.

El aumento a la tasa de interés líder implica un aumento al costo el dinero, es decir en el crédito, sobre todo el de consumo, para el que se busca la manera de frenar un poco. Mientras que el crédito productivo, sobre todo para atender a las micro, pequeñas y medianas empresas, se espera que no sea afectado, al igual que el hipotecario.

lea además:
Eterna baja tributaria: 5 factores por los que no sube la recaudación en Guatemala

Por otro lado, también se tomaron en cuenta los movimientos que ha realizado la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), en cuanto a su tasa líder, lo que podría continuar, y los países con economías pequeñas deben reaccionar, para evitar movimientos de capital.

El efecto, es que cuando baja la tasa líder, no se refleja tan inmediatamente y el proceso podría durar hasta seis meses. Pero cuando es lo contrario, el efecto casi siempre es inmediato.

Y durante una entrevista reciente con Prensa Libre, se le preguntó a Érick Armando Vargas Sierra, jefe de la Sib, cuándo se podría observar ese ajuste de tasas en el sistema bancario, a lo cual respondió que algunos bancos ya subieron sus tasas activas y hay un efecto en las tasas pasivas. Y citó como ejemplo que, si las personas quieren ahorrar, las tasas están bajas; y si se quiere prestar, el dinero cuesta más, situación que afecta a la economía.

Como aspecto de interés, las autoridades expusieron que en el mercado financiero existe una competencia, y no necesariamente todas las entidades trasladan ese aumento, pero la mayoría sí lo hará.

Lectura actual

En cuanto al efecto por agrupación de créditos, el de consumo podría reflejar movimientos alcistas más inmediatos, mientras que los otros, entiéndase empresariales e hipotecarios (que son más altos en montos y con períodos más largos), será más pausado, expone Irving de la Cruz, experto en temas financieros.

Por lo tanto, en el segundo semestre del año, los movimientos de las tasas de interés apuntan a un aumento, pero sobre todo, en ese rubro, ya que es el de mayor riesgo y podría subir en el corto plazo. La otra situación, es que, si las entidades suben tanto las tasas, ya no pueden colocar recursos, y se va a crear más liquidez en el sistema.

En todo caso, con los primeros ajustes a las tasas, el mercado se puede contraer un poco, que es una situación normal, en el sentido de que ya no se coloquen tantos créditos, por las variaciones que ya se aplican.

Mientras que Recinos explicó que es un poco complicado anticipar qué puede pasar en el segundo semestre sobre la tasa líder, aunque reiteró que la JM estará atenta a la evolución de la economía y  los indicadores nacionales para tomar decisiones.

Ante esto, Guido Rodas, ex integrante de la JM, recomendó que no siga subiendo la tasa líder de interés, ya que el empresario o tomador de decisiones, reacciona en función de su proceso productivo. Tampoco puede acudir a EE. UU., a solicitar préstamos porque también la Fed está ajustando su tasa.

Y si la JM continúa con la tendencia, es posible que se desestimule el crecimiento económico y podría observarse un fenómeno de estanflación (inflación con muy poco crecimiento económico).

Por otro lado, la subida de tasas de interés también podría impactar en el sector inmobiliario y la construcción, sobre todo aquel que está fuera de la cobertura del Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA), lo que constituye un daño colateral.

Recomendaciones

Entre las principales recomendaciones ante las alzas previstas, es importante lo siguiente:

  • No endeudarse a períodos largos.
  • Al momento de contratar un crédito, verificar si los intereses serán fijos o variables.
  • Mantener la prudencia al momento de decidir si se solicita un préstamo para pagar en el corto, mediano o largo plazos, pues ello define en gran medida, el rédito que cobran los bancos.
  • Evitar el sobreendeudamiento.
  • No utilizar la tarjeta de crédito, si no es indispensable. Y pagar lo más posible, para que no se acumulen los intereses por mora.

 


0