Verificamos por usted | ¿Es efectiva la toma de temperatura para detectar a infectados de covid-19 en espacios públicos?

Desde que el corovid-19 ingresó al país, la toma de temperatura en espacios públicos se ha vuelto habitual. En supermercados, bancos, comercios y oficinas, todo el que ingresa pasa primero por el termómetro infrarrojo que apunta a la frente. Al marcar más de 37.8 grados se debería activar el protocolo para verificar que la persona no esté infectada.

PL Plus
La toma de temperatura en los lugares públicos no permite detectar a los pacientes asintomáticos contagiados con covid-19- (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La toma de temperatura en los lugares públicos no permite detectar a los pacientes asintomáticos contagiados con covid-19- (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En China la medida se implementó para identificar los casos con el nuevo coronavirus, actualmente es una práctica adoptada en el resto del mundo.

Pero ¿qué tan efectivo resulta tomar la temperatura en espacios públicos para saber si alguien tiene el virus?

El médico José Fernando Morales, del Hospital Roosevelt, indica que esta no es una medida para diagnosticar covid-19, pero sí permite identificar a una persona que tenga fiebre, pues este es uno de los síntomas más comunes entre quienes se han contagiado.

“En teoría, no debería de permitirse la entrada a alguien febril a un sitio como un banco o supermercado porque la sospecha es alta, de esa manera se exponen menos personas a un posible contagiado”, señala Morales.

Al detectar que alguien tiene temperatura elevada como parte del protocolo se le debe referir a buscar atención médica para someterse a estudios diagnósticos de covid-19.

Sin embargo, no todas las personas contagiadas con el virus presentan fiebre u otras señales propias de la enfermedad. Se estima que más del 25% de los infectados son asintomáticos -que no tienen ningún síntoma-.

“Ese es uno de los grandes retos para controlar la epidemia, ya que estos pacientes a pesar de ser asintomáticos poseen la misma carga viral que un sintomático y la tasa de contagio es la misma”, indica Morales.

Mientras que siete de cada diez personas positivas no manifiestan síntomas al momento de diagnóstico, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), estos aparecen después.

El médico Roger Gil, jefe del departamento de Infectología del Hospital General de Enfermedades del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), menciona que los pacientes comienzan a transmitir la enfermedad desde dos días antes de tener síntomas.

De esa cuenta, puede que una persona no tenga fiebre al momento de que le tomen la temperatura en un lugar público, y pasarían desapercibida.

Fallas en registro

Hay otro inconveniente con estos termómetros infrarrojos y es que comúnmente marcan una temperatura muy por debajo de la humana normal, es decir, 35 grados centígrados.

La temperatura debe estar regulada entre los 36.5 y 37.4 grados centígrados, si una persona tiene 37.8 ya es una alerta de que podría estar incubando algún tipo de infección respiratoria, no necesariamente covid-19, puede ser influenza o un virus sincitial respiratorio, refiere el jefe de Infectología del IGSS.

“El termómetro puede resultar útil para detectar casos que ya tienen síntomas, es decir, los que ya van a tener fiebre y en ese caso van a entrar a alguna empresa o algún supermercado, y entonces se pueden detener, pero también pueden fallar en los casos asintomáticos”, agrega Gil.

Es por ello que las medidas más efectivas para evitar el contagio del nuevo coronavirus son el distanciamiento social, que debe de ser un mínimo de dos metros, y el uso de mascarillas para minimizar la exposición al covid-19. Sin dejar de lado el lavado de manos para evitar llevar el virus a las mucosas -ojos y boca-.