Maximón y un mural de González Goyri, en la etnicidad

Dos piezas son el eje central de la propuesta museológica y museográfica del proyecto de actualización de la Sala de Etnología.  

Una obra  que cuenta la historia religiosa del país, creada por Roberto González Goyri, y la escenografía de Maximón son los “ejes centrales”  del proyecto de renovación de la Sala de Etnología del  Museo Nacional de Arqueología y Etnología -Munae-, pues ayudan a comprender nuestra diversidad cultural.
 A esta conclusión llegó un equipo multidisciplinario que desarrolló el proyecto durante seis meses y tomó en cuenta las,  aproximadamente, 15 mil piezas que guarda el museo, destacándose textiles, objetos ceremoniales, alfarerías, artesanías, joyería e instrumentos musicales, entre otros.
Según Violeta Gutiérrez, quien trabajó en la primera fase del  proyecto como consultora por parte de la Unesco,el principal beneficio para los visitantes es que tendrán la oportunidad de conocer aspectos relevantes de la diversidad cultural de Guatemala. “También podrán explorar elementos de las distintas identidades y valorarán la riqueza del país”.
El mural de González Goyri relata desde la Creación, que narra el Popol Vuj, hasta el sincretismo cultural actual, mientras que Maximón es considerado “una  expresión religiosa, reflejo de la organización social y política de algunos grupos y una tradición o costumbre”, explica el arqueólogo Daniel Aquino, director del Munae.

Nueva cara

El objetivo central del grupo, integrado por arquitectos, curadores, arqueólogos y antropólogos, es replantear el concepto de la pinacoteca  a partir de esas dos piezas, para lo cual gestionan ante el Ministerio de Cultura y Deportes US$350 mil (Q2 millones 625 mil), que es la suma que se tiene previsto invertir.
En caso de que las autoridades de esa cartera no incluyan los fondos en el presupuesto del 2018, según Aquino, se podría solicitar apoyo a organismos nacionales e internacionales de cooperación, pero antes escucharán la respuesta institucional.
Las tres ideas   básicas alrededor de las cuales gira el proyecto son: garantizar a largo plazo la conservación de los bienes culturales; fortalecer la idea de la diversidad cultural y mostrar la dinámica de las relaciones interculturales del país.
“La exposición en su conjunto pretende reflejar las características generales de la sociedad guatemalteca y ofrecer al visitante la oportunidad de identificarse con algunos de los  rasgos culturales, espirituales y sociopolíticos,  con el objetivo de reducir la discriminación étnica y  cultural”, explica el director del Munae.
“No son las piezas —el mural y Maximón— más representativas, sin embargo, se integran como los ejes centrales de la propuesta museológica y museográfica”, comenta Gutiérrez.

Diversidad Cultural

Esta área estaría  dedicada a mostrar que Guatemala siempre ha sido una sociedad diversa. De acuerdo con  el director del Munae, hay estudios arqueológicos que evidencian  de que, al  menos,  desde el período Posclásico,  el territorio     fue habitado por   pueblos que hablaban distintos    idiomas y con  sistemas de organización diferentes. Algunas   sociedades eran aliadas y  otras enemigas. La  diversidad actual es herencia cultural. 

Espiritualidad y religión

En este apartado se mostrarán  las diferentes corrientes espirituales y religiosas que conviven en el país. Habría imágenes como la Virgen de la Asunción, el Cristo Negro de Esquipulas y otros elementos propios del catolicismo, así como de  otras corrientes cristianas. También ocuparía un espacio     la espiritualidad maya en la que se practican  ritos  dedicados a las deidades del cielo, así como    la  garífuna que está asociada con la música y el  mar.     

Organización sociopolítica

La discusión de las reformas a la Constitución Política de la República,    que se refieren al Derecho de los pueblos indígenas,  despertó  controversia, por lo que en este apartado deben estar representados  los  sistemas de aplicación de la justicia occidental,  donde operan  el Organismo Judicial y el Ministerio Público, pero también la manera como se ejecuta  la justicia  maya a través del sistema  ancestral, las alcaldías indígenas y los líderes comunitarios. Esto evidencia  que en el mismo territorio funcionan  distintos  sistemas de organización política y social, comenta Aquino.

Tradiciones y costumbres

Aquí  se mostrarán  objetos  relacionados con la música, el cine, la literatura, las danzas, las fiestas patronales y  las cofradías.También las creaciones  artísticas de las  comunidades como los objetos elaborados con conchas marinas,  propios de   las personas  que viven en  la costa; las  de madera, que representan la fauna petenera o las pinturas de San Juan  Comalapa, Chimaltenango, donde  con el pincel y la pintura transmiten su realidad, su entorno  y sus deseos. Además,  los juegos florales que se efectúan en el país y otras formas de expresión cultural.

El hogar y la familia

El museo tiene una colección de maquetas que representan la arquitectura vernácula de las distintas regiones de Guatemala. Por ejemplo, las casas tradicionales del altiplano, las del lago de Atitlán, las  de la costa sur y las  de oriente. En el proyecto se pretende realizar un audiovisual que muestre la  diversidad domiciliar,   que responde a las condiciones naturales y los materiales disponibles. También la  variedad  de estructuras familiares que siempre han existido  dentro de una vivienda donde residen hijos, padres y abuelos,   de acuerdo con   los  aspectos económicos, religiosos, culturales y el efecto de las migraciones hacia Estados Unidos.