Sebastian Vettel: el genio que rompe con todo

 El piloto de Red Bull conquistó en  el 2013 su cuarto título en la  Fórmula Uno en  forma consecutiva.

Archivado en:

marcasrompeVettel
Jean Todt  —derecha—, presidente de la FIA, en acto en donde premia al cuatro veces campeón del Mundo, Sebastian Vettel.
Jean Todt —derecha—, presidente de la FIA, en acto en donde premia al cuatro veces campeón del Mundo, Sebastian Vettel.

Cuando el alemán  Sebastian Vettel  apareció en el  mundo de la  Fórmula Uno,  en el 2007, pocos  imaginaron  que se convertiría en el nuevo  rey de la pista. Siete años  después, el corredor ha ra tificado que nació para entrar  en la historia, ya que cuatro  títulos seguidos de campeón  en el serial avalan que en la  actualidad es el mejor  del  mundo.

 El 2013 fue un año de en sueño para el piloto de Red  Bull. Ganó casi todo: 13 vic torias de 19 posibles, que lo  ponen en un nivel superior a  cualquiera de sus rivales. Úni camente el español de Ferrari,  Fernando Alonso, pudo ha cerle sombra y, por momen tos, poner en peligro  de una  manera tenue la conquista de  su tetracampeonato en la  Fórmula Uno.
 INICIO TORMENTOSO
Vettel llegó como claro fa vorito a la temporada que re cién finalizó. Ganar tres tí tulos  seguidos —2010, 2011 y  2012— lo ponía  en esa po sición; sin embargo, la pri mera parte del año fue ines table para el corredor de Red  Bull.
Cuatro triunfos en 10 ca rreras pusieron en duda el  favoritismo del alemán. Lo  más preocupante era que el  carro no lucía tan veloz co mo en los campeonatos an teriores.
El jefe de equipo, Christian  Horner, se apoyó fielmente en  el diseñador del auto, Adrian  Newey, para buscar las so luciones correspondientes.
Peter Prodromou, jefe de  Aerodinámica, y Rob White,  director de ingenieros que  ven los motores, trabajaron  muy de cerca en el mejo ramiento del RB9, que tiene  una máquina Renault RS27  V8.
Los resultados fueron los  esperados  y empezó la pa ternidad de Vettel en la se gunda parte del serial, sobre  todo en circuitos europeos,  asiáticos y americanos.
Sebastian llegó a conquis tar 13 triunfos en un mismo  mundial e igualó la marca de  victorias que estableció en  2004 su compatriota Michael  Schumacher  al volante de un  Ferrari.
La hazaña fue más grande  aún después de haber ganado  el Gran Premio de Brasil, en  Interlagos, ya que con esa vic toria logró  nueve  consecuti vas e igualó el récord que   ostentaba en solitario Alberto  Ascari. La diferencia fue que  el alemán lo hizo en una sola  temporada, mientras que el  italiano lo logró en dos.
“Creo que es muy com plicado para mí darme  cuenta de lo que se lo gró. Probablemente   en las próximas se manas asimilaré lo  que  hemos conseguido otra  vez, y en particular este año,  al final de la temporada”, se ñaló Vettel.
 El Gran Premio que se co rrió en Brasil marcó la vida  profesional de Vettel, ya que  también fue su 39 victoria en  la Fórmula Uno, lo que lo  sitúa a dos triunfos de la ter cera marca histórica, la del  brasileño Ayrton Senna, 41 ve ces ganador. Por delante de  ambos solo se ubican  el fran cés Alain Prost, con 51,  y Mi chael Schumacher, con 91.
A pesar de todos sus triun fos, el corredor de Red Bull  prefiere mantenerse en un  perfil bajo.
“Creo que mi récord y el de  Alberto Ascari no se pueden  comparar, ya que son dos  tiempos completamente dife rentes. Si se tiene en cuenta el  hecho de que en los años 50  las carreras eran mucho más  largas y había muchas cosas  que   averiaban el auto. Creo  que su marca tiene mayor im portancia”, comentó el tetra campeón del mundo.
Vettel reconoció que en el  futuro las cifras logradas en la  temporada 2013 serán algo bo nito por recordar.
 “Al final, como lo veo aho ra, solo se trata de un número,  pero esperemos que algún  día, cuando tenga menos pelo  y esté de descanso, sea algo  probablemente bonito que re cordar”, afirmó entre risas.
 Debido a   la excepcional  temporada que tuvo Vettel,  quien saboreó por  última vez  la derrota en el Gran Premio  de Hungría —28 de julio del  2013—, donde terminó terce ro, el corredor mostró algo de  tristeza al ver que el año de  competencias terminó.
“Es triste que este año se  acabe. Esta clase de cosas sue len pasar una vez en la vida.  Nadie espera que siga o que  vuelva a ocurrir, porque todos  sabemos lo excepcional que  es. Probablemente no enten damos ahora lo que hemos  logrado”, comentó.
LO PRONOSTICÓ EL PATRÓN
En el 2009, el patrón de la  Fórmula Uno, Bernie Eccles tone, pronosticó  que Vettel  sería “el próximo campeón”.  A partir de ahí ha conquistado  cuatro títulos del mundo.
En aquella ocasión, Eccles tone dijo: “Se los pronostico,  Sebastian Vettel será el pró ximo campeón del mundo. Sé  que lo digo con mucha an telación, pero será así”.
En el augurio de Eccles tone, a un lado quedaron nada  menos que cuatro campeones  de la categoría:  Fernando  Alonso, Jenson Button, Lewis  Hamilton e incluso Schum macher. Pero, con el pasar de  los años, la predicción del  Patrón de la F1 parece haber  quedado corta.
 En el GP de India —27 de  julio del 2013—, Vettel con siguió su tetracampeonato de  la Fórmula 1, tras haber ce lebrado el título mundial en  2010, 2011 y 2012.
Su consagración en suelo  indio le permitió al piloto de  Red Bull quebrar un récord  mundial, al convertirse en el  tetracampeón más joven en la  historia de la Fórmula 1 —26  años y 116 días—, y superó en  más de seis años a Michael  Schumacher. Sebastian nació  el 3 de julio de 1987, en Hep penheim, Alemania.
Portador de un talento na tural para manejar autos, a  Vettel todo le sucedió rápi damente. A los 7 años hizo su  debut oficial como piloto de  karting. Tres años más tarde,  en 1997, ya era campeón ale mán. A los 15 se consagró en la  Fórmula BMW, y en 2005 pro bó su primer auto de F1.
Al año siguiente ingresó  como piloto de pruebas de la  escudería Sauber y, en 2007,  se convirtió en el piloto más  joven de la historia en debutar  en un Gran Premio —en Es tados Unidos, con un BMW  Sauber—.
En el 2008,  en la escuadra  Toro Rosso, batió todos los  récords, con el cartel de piloto  más joven logró puntos en su  primera carrera; obtuvo la Po le Position, un podio y, fi nalmente, conquistó  el Gran  Premio de Italia.
No conforme con estos lo gros, 2009 fue el año de su  explosión: con el equipo Red  Bull obtuvo cuatro victorias,  estuvo a una carrera del título  y terminó como subcampeón  mundial con solo 22 años, lo  que constituyó otro récord en  la competitiva Fórmula 1.
En el 2013 Vettel consiguió  cifras increíbles: en Australia  (3), Malasia (1), China (4),  Barein (1), España (4), Mó naco (2), Canadá (1), Gran  Bretaña (retirado), Alemania  (1), Hungría (3), Bélgica (1),  Italia (1), Singapur (1), Corea  (1), Japón (1), India (1),  Abu  Dhabi (1), Estados Unidos (1)  y Brasil (1).
Todo esto hace que Vettel  no solo sea el número uno del  mundo en la actualidad, sino  que se convierta en el mejor  de la historia.