Dedican festejo a la familia

La Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales fue celebrada ayer por el arzobispo metropolitano, Óscar Vian, en esta ocasión dedicada a la familia.

Óscar Vian,  arzobispo metropolitano, celebra la misa en la Catedral.
Óscar Vian, arzobispo metropolitano, celebra la misa en la Catedral.

La actividad tuvo varias conferencias efectuadas en el Palacio Arzobispal y la misa del mediodía en la Catedral Metropolitana.

El papa Francisco decidió que este año la familia fuera el centro de la jornada, de la cual se efectuó la cuadragésima novena edición.

“La familia es el primer lugar donde aprendemos a comunicar. Volver a este momento originario nos puede ayudar tanto a comunicar de modo más auténtico y humano, como a observar a la familia desde un nuevo punto de vista”, dijo Vian al trasladar el mensaje del Santo Padre.

“La familia debe comunicarse, los papás con los hijos, los hijos con sus papás, con sus abuelitos, tíos y tías, con los parientes y los vecinos, y que ciertos medios de comunicación social no nos aíslen”, expresó el religioso durante la homilía.

El arzobispo también hizo un nuevo llamado a no aislarse, y compartió por escrito el mensaje del papa Francisco indicando que las familias pueden ayudar a dar consuelo y esperanza a otras “familias más heridas”.