El día que Salvador Dalí le contó a la BBC el secreto de cómo mantenía su bigote

El bigote del artista se considera el más famoso de todos los tiempos. En el campeonato mundial de barbas y bigotes, el “bigote Dalí” tiene su propia categoría.

Publicado el

Archivado en:

arteBBC News Mundo
El día que Salvador Dalí le contó a la BBC el secreto de cómo mantenía su bigote

Indiscutiblemente, Salvador Dalí (1904-1989), considerado uno de los máximos representantes del surrealismo, es uno de los artistas más reconocidos del siglo XX.

Su particular técnica reflejada en sus inusuales pinturas, esculturas, joyas, películas y en su arte interactivo de tamaño natural marcaron el comienzo de una nueva generación de expresión imaginativa, señala el sitio web del Museo Dalí de Saint Petersburg, en Florida (EE.UU.)

Pero no solo el arte de Dalí es excéntrico. Su vida privada estuvo plagada de características que lo hicieron un hombre poco común.

En 1934 se casó con Elena Ivanovna Diakonova, o Gala, como era conocida.

No tuvieron hijos y la pareja tenía un matrimonio abierto. Organizaban orgías regularmente en su casa, aunque se dice que Dalí observaba en lugar de participar.

Y esas particularidades también se observaban en su apariencia física. Porque cómo hablar de Dalí sin mencionar su bigote.

Incluso él mismo escribió un libro de humor absurdo con su amigo fotógrafo Philippe Halsman bajo el nombre “Dalí’s Mustache” (“El bigote de Dalí”).

Salvador Dalí en un programa de la BBC en 1951.

BBC
Salvador Dalí en un programa de la BBC en 1951.

En una encuesta de 2010, el bigote de Salvador Dalí fue votado como el más famoso de todos los tiempos.

Y, como no podía ser menos, en el campeonato mundial de barbas y bigotes, el “bigote Dalí” tiene su propia categoría.

Pero ¿cómo hacía Dalí para crear y mantener su fino y puntiagudo bigote? Un día contó su secreto a la BBC.

“Mi bigote es muy alegre”

Hace 66 años, el 4 de mayo de 1955, Salvador Dalí fue entrevistado por el presentador Malcolm Muggeridge de la BBC.

La conversación fue en inglés, idioma que distaba mucho de ser fácil para el artista, que hablaba catalán, español y francés.

“Mi inglés es muy, muy problemático. Pero esto no es importante porque si alguien logra captar un pequeño pedazo de mis ideas, esto es absolutamente suficiente, porque las ideas “dalianas” poseen un tremendo poder germinador“, dijo en su inglés que acentuaba fuertemente las erres.

El presentador empezó la entrevista sin rodeos: “¿Cómo hace para producir un bigote tan maravilloso?”

Dalí comenzó respondiendo que al principio usaba un producto natural: una fruta. Específicamente dátiles.

“Al finalizar la comida, no me limpiaba los dedos y me ponía un poco en mi bigote y así quedaba (firme) toda la tarde. Era muy eficiente”, explicó.

Salvador Dalí en una entrevista con la BBC en 1959.

BBC
Salvador Dalí en una entrevista con la BBC en 1959.

Mientras pasaban los años luciendo su bigote y convirtiéndolo en parte de su identidad, el aceite de dátiles dejó de ser práctico.

Dalí explicó que más tarde comenzó a usar un producto industrial para mantener la firmeza de su marca personal

Se trataba de una cera o pomada de origen húngaro.

El escritor francés “Marcel Proust usó la misma. Él usaba la cera (para mostrar) con otro humor, más deprimente y melancólico”, describió Dalí.

“Contrariamente, mi bigote es muy alegre, muy puntiagudo, muy agresivo”, enumeró.

El artista explicó también que por las noches limpiaba su bigote y volvía a su posición natural con una textura mucho más suave.

Y que nuevamente por la mañana solo demoraba unos pocos minutos para devolverle la vida.

“Solo tres minutos (necesito) para arreglar mi bigote”, detalló. “Y cada día se vuelve más práctico para mi inspiración”, aseguró.

Bigote intacto

Salvador Dalí murió de una falla cardíaca en 1989 a los 84 años, en Figueres, España, la misma ciudad donde nació.

Su cuerpo fue enterrado en la cripta del Museo Dalí en la localidad catalana.

Salvador Dalí a principios de la década de 1980.

Getty Images

En 2017, su cuerpo fue exhumado para obtener muestras de ADN por una demanda de paternidad que finalmente resultó negativa.

Y tan bien tuvo que haber cuidado de su bigote en vida, que tras 28 años después de su muerte, al exhumar su cuerpo, el mostacho seguía intacto.

“Fue como un milagro… su bigote marcaba exactamente las 10:10 y su cabello estaba intacto”, dijo en ese momento Narcis Bardalet, quien estuvo a cargo de embalsamar el cuerpo de Dalí.

Claramente Dalí fue un hombre extraordinario tanto en vida como después de su muerte. Y su bigote es un reflejo de ello.

“Cada mañana cuando me levanto, experimento otra vez un placer supremo, el de ser Salvador Dalí”, dijo el artista según publica la página web del museo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.