Qué dice de México el fenómeno de los “lords” y “ladies” que recobró fuerza con el coronavirus

Muchos años antes de que “las Karen” se hicieran tan famosas en Estados Unidos durante la pandemia, otro fenómeno similar ya marcaba tendencia en las redes sociales mexicanas.

Los "lords" y "ladies" en México tratan de sacar provecho de su supuesto poder socioeconómico.
Los "lords" y "ladies" en México tratan de sacar provecho de su supuesto poder socioeconómico.

Muchos años antes de que “las Karen” se hicieran tan famosas en Estados Unidos durante la pandemia, otro fenómeno similar ya marcaba tendencia en las redes sociales mexicanas.

Bajo ese apodo, cientos de mujeres blancas de mediana edad se volvieron virales en los últimos meses gracias a videos en los que protagonizaban actos de racismo o intentaban mostrar su supuesta superioridad al negarse a acatar normas.

Pero México tiene desde hace tiempo su propia versión de estos personajes (en este caso, tanto hombres como mujeres) que logran la fama tras protagonizar escándalos públicos: son los llamados “lords” y “ladies”.

Los mexicanos llevan una década derrochando creatividad en internet, donde los bautizan y popularizan a base de “memes”, especialmente en Twitter.

Pero la “nueva normalidad” provocada por el covid-19 también motivó la reciente aparición (muy a su pesar) de nuevas estrellas de este fenómeno muy vinculadas a la pandemia.

Para muchos, estos personajes no son más que un fenómeno divertido. Pero según expertos, que los “lords” y “ladies” se mantengan durante tantos años en el país no hace más que reflejar la gran desigualdad y el clasismo que persiste en parte de la sociedad mexicana.

“No sabes con quién estás hablando”

Las etiquetas de “lords” y “ladies” (que podrían ser otra versión de los mexicanos conocidos como “mirreyes” y “lobukis”) se les otorga a personas que actúan de manera abusiva, se saltan las normas, agreden a otros o exigen que se les atienda antes que al resto.

“Se emplea por eso de ‘te crees una lady o un lord porque crees que eres alguien de poder’, pero al final no es más que un uso sarcástico para evidenciar su mal comportamiento”, le dice a BBC Mundo Luz María Garay, profesora de Comunicación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Jovenes mexicanas

Getty Images
El comportamiento abusivo de las “ladies” y “lords” queda retratado a menudo en las redes sociales mexicanas.

En algunos casos sí que corresponde a personas con un nivel socioeconómico medio-alto o alto, que pretenden ejercer su supuesto poder y privilegio.

“Y es en el momento en que alguien les reprocha su actitud y les graba, que esas personas usan la frase de ‘tú no sabes con quién estás hablando, eres un naco, un gato'”, agrega la experta.

El primer caso más conocido se remonta a 2011, cuando saltaron a la fama unas mujeres que fueron apodadas como Ladies de Polanco” (uno de los barrios más acomodados de la capital mexicana).

Aquel año, internet se escandalizó por un video en el que aparecían insultando y golpeando a un policía que aparentemente las detuvo por un incidente vial.

Ladies de Polanco

Redes sociales
Las “Ladies de Polanco” se hicieron famosas por enfrentarse e incluso agredir a un policía.

El objetivo principal tras la publicación de estos videos es la denuncia de actos de prepotencia y abusos para que sean castigados. Así ocurrió con las “Ladies de Polanco”, que tuvieron que acabar pagando una multa para evitar la cárcel.

También en 2013, cuando después de que la hija de Humberto Benítez -entonces director de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco)- mandara cerrar un restaurante en el que no consiguió mesa, su padre y otros funcionarios del organismo fueron despedidos. A ella se la bautizó como “Lady Profeco”.

Sin embargo, como reconoce Garay, “al final, muchas de estas acusaciones no pasan más que del escarnio público en lo digital porque no hay ningún seguimiento ni denuncia, así que el escándalo queda en redes por un par de días y se acaba”.

Pros y contras

Precisamente esta exposición masiva contra la voluntad de los “lords y ladies” puede en ocasiones tener consecuencias inesperadas.

“Hay veces que estas personas se convierten en víctimas porque nadie les da derecho a réplica. La sociedad automáticamente las juzga y castiga sin que puedan explicar si lo que se ve es cierto o no”, le dice a BBC Mundo Rodrigo Sandoval, profesor de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Mujer con celular

Getty Images
El fácil acceso a un celular con acceso a redes sociales hace que casi cualquier persona pueda captar y publicar un video de “lords y ladies”.

Sandoval recuerda el caso de la periodista Lydia Cumming, quien en 2016 fue bautizada como “Lady Reportera” a raíz de una foto en la que se veía cómo dos personas la cargaban para evitar que se mojara en una inundación en la ciudad de Puebla.

Aunque aseguró que ella no había pedido que la cargaran y que solo ocurrió durante unos segundos, la polémica causada sirvió para que su empresa la despidiera de manera fulminante.

Sandoval, autor de un estudio que analiza una treintena de los casos más representativos de “lords” y “ladies” en México, alerta de “lo peligroso que puede ser a veces que la sociedad en línea se convierta en juzgadora y las repercusiones para la persona señalada, de las que obviamente no se responsabiliza la persona que lanzó el meme”.

Garay coincide en subrayar el fin positivo de este fenómeno a la hora de visibilizar prácticas violentas o abusivas, pero también recuerda la otra cara de la moneda.

“A veces se violenta la privacidad de estas personas como con el uso de su imagen sin autorización, o que incluso se publiquen sus datos o dirección. En ocasiones, esa violencia digital o persecución se soluciona simplemente cerrando sus redes sociales, pero en otros casos puede tener un impacto incluso psicológico para ellos”, dice.

El fenómeno en pandemia

Lejos de desaparecer, este fenómeno en México también sobrevivió al covid-19 gracias a “lords” y “ladies” que pretendieron no respetar las nuevas normas y comportamientos que nos trajo la pandemia.

Fue el caso por ejemplo de personas señaladas en redes por haberse saltado la fila a la hora de vacunarse contra el nuevo coronavirus.

Vacunación en México contra covid-19.

Getty Images
Los intentos de algunos por conseguir vacunarse contra el covid-19 antes de lo establecido por el gobierno dieron lugar a la aparición de “lords y ladies”.

O de “Lady Pizza” y “Lord Pizza”, dos clientes de una pizzería que -en incidentes separados- causaron un auténtico escándalo y llegaron incluso a agredir a los vendedores que se negaban a atenderles por no portar cubrebocas en la tienda.

“¿Quieres ver cómo le hablo a mi banda y ahorita valiendo v**** llegan y los rafaguean?”, llegó a gritar la mujer mientras golpeaba la vitrina para que le vendieran su ansiada pizza.

También cobró fama “Lady 3 pesos”, quien increpó a los guardias de seguridad de un supermercado porque no le permitían acceder junto a su hija menor de edad (en aquel momento prohibido como medida de prevención ante el covid-19).

“Ganas tres pesitos, ¿verdad? Ay, pobre, ve a comer chicharrón en salsa verde en tu casita”, le dijo la mujer de manera despectiva a uno de los vigilantes, a quien aseguraba ser abogada.

“Eres un naco, ganas $3, háblale al gerente. Tú q pendeja… soy abogada voy a #PROFECO y a la verga todo… ganas 3 pesitos? Ve a comer chicharrón en salsa verde a tu casita”, dice #Lady3Pesos a empleados por impedirle el paso al súper con una menor, en @AzcapotzalcoMx#Video🎥 pic.twitter.com/tNfiPK7OkY

— JORGE BECERRIL JB/8 (@MrElDiablo8) August 28, 2020

https://platform.twitter.com/widgets.js

Tras lo sucedido, la mujer fue despedida de la empresa de bienes raíces donde trabajaba. Publicó un mensaje de disculpas en el que aseguró haber recibido amenazas de muerte vía telefónica.

Sin embargo, optó por tomarse con humor lo sucedido y posteriormente publicó un video en el que aparecía comiendo tacos de chicharrón en salsa verde para demostrar que realmente son una de sus “comidas favoritas”.

¿Qué dice de México?

Expertos coinciden en que tras este fenómeno está latente la desigualdad existente en México, la cual de cierto modo desaparece gracias al fácil acceso a las redes sociales en las que cualquiera puede exponer el comportamiento de los “lords” y “ladies”.

“El uso de estas etiquetas permite igualdad, no importa si tienes mucho o poco dinero: si tienes un celular con internet tienes el mismo poder de denunciar a una persona rica o con grandes autos. La tecnología nos homologa, nos iguala”, destaca Sandoval.

Sobre las personas que quedan expuestas, el fenómeno refleja a esos mexicanos que a veces tratan de aprovechar sus influencias o “palancas” para ejercer un abuso de poder.

“Muchos de los ‘lords’ y ‘ladies’ más recientes no son realmente de clase alta o con dinero, sino que son personas comunes y corrientes que quieren aparentar, tienen actitudes abusivas y solo se quieren pasar de listos o listas”, opina Garay.

Sobre quienes publican los videos, por su parte, la académica cree que en algunos casos también esconde cierto “resentimiento social” a la hora de hacer sus señalamientos con un tono de mofa.

“Esa especie de burla forma parte del argot mexicano, burlarse de las restricciones, así como burlarte un poco de la muerte…”, opina Sandoval.

Hombre arrojando dinero

Getty Images
Muchos de los ‘lords’ y ‘ladies’ no son realmente de clase alta o con dinero, sino que son personas comunes y corrientes que quieren aparentar.

“Realmente es para dejar claro que también los ‘lords’ y ‘ladies’ cometen prácticas abusivas o violentas que a veces solo se asocian con gente más pobre o ‘de barrio’. Es para demostrar que son prácticas generales”, explica.

“No sé si diría envidia, sino más bien venganza hacia esas clases que siempre han abusado de otras y a las que en el escenario digital les puedes cobrar la factura”, agrega.

De hecho, Garay cree que el escenario político actual en México contribuye a ese enfrentamiento en redes sociales, más allá del fenómeno de los “lords” y “ladies”.

“Con este gobierno en el que hay un discurso de igualdad y de ‘primero los pobres’, las redes se han vuelto una arena de disputa muy fuerte con sectores muy enfrentados entre quienes apoyan al presidente y quienes se oponen”, dice.

“El uso que vemos de los hashtags a diario refleja que se sabe cómo manejar las redes en este ambiente tan polarizado que vive el país, y lo veremos aún más con temas como la pandemia, la vacunación y las elecciones de junio”, pronostica.