Brad Pitt, Will Smit, Joaquín Phoenix y otras celebridades que estuvieron involucradas en sectas

Estas son las celebridades que practicaron oscuros cultos para tener más seguidores y alcanzar más popularidad.

Publicado el

En 2019 fue desbaratada una secta estadounidense que utilizaba a las mujeres en esclavas sexuales de Keith Raniere, líder espiritual por la que el juez Nicholas Garaufis condenó a la actriz de Smallville, Allison Mack, quien deberá cumplir tres años de prisión más otros tres de libertad condicional y pagar una multa de 20 mil dólares.

El de Allison es un caso excepcional en Hollywood por la pena efectiva. No obstante, el comparte ciertas aristas con otras celebridades que también se vieron tentadas de formar parte de sectas de cultos u organizaciones que persiguen dudosos objetivos.

Otra de las celebridades que sigue esta creencia es John Travolta. Si bien lleva varios años comprometido con la Cienciología, en los últimos meses su devoción empezó a tambalear. Distintas circunstancias dolorosas que atravesó en el plano personal hicieron que se replanteara continuar en el credo, por no encontrar allí las respuestas buscadas. Según se dice, Travolta ya empezó su despedida luego de medio siglo de férreas convicciones.

En los últimos años Will Smith se sumó a esta creencia. En el caso del protagonista de Hombres de negro, se dice que ingresó mediante su pareja, Jada Pinkett Smith, y su hijo Jaden. Pero en la actualidad, Will estaría muy involucrado. La información se filtró desde un antiguo miembro, que luego de salirse de la agrupación se convirtió en uno de los denunciantes de las prácticas que deben realizar los fieles de la Cienciología. Consultado al respecto, Smith prefiere no mencionar el asunto.

Demi Moore ingresó cuando estuvo de novia con Tom Cruise. Vivió una de sus etapas más oscuras, pero pudo salir a tiempo. En su momento comentó que había ciertas pautas a seguir que no le gustaban. Lo de ella duró poco tiempo, ya que luego de distanciarse del actor, se abrió de la Cienciología, aunque no le resultó fácil: se dice que logró salir adelante por su fama mundial, pero que no es tan sencillo para quienes no tienen una imagen pública.

Brad Pitt también integra esta lista tan particular de la Cienciología. Según trascendió, en los 90 estuvo a punto de morir por un tratamiento que le ordenaron hacer desde la organización para desintoxicarse de las drogas. Lejos de ir a un centro de rehabilitación -lo dicho: está prohibida la asistencia médica-, le realizaron una “purificación” que lo colocó en un grave estado, según comentó en su momento la actriz Juliette Lewis, su novia de entonces. Juliette intentó apartarlo, hacerlo entrar en razón, pero no lo consiguió. Tiempo, después se separaron.

Otro de los cultos más practicados entre los famosos es el Kabbalah, que tiene a Madonna como su máxima figura. La cantante ingresó en los 80 y desde entonces no solo le dedica tiempo, sino que ha realizado importantes donaciones de dinero.

Se trata de una corriente de ideología judía que tiene ramas del esoterismo. A lo largo de los años, esta organización creada por Karen y Phillip Berg fue criticada por el uso de la violencia y la discriminación, cuestiones que la propia Reina del pop desmiente.

Britney Spears también fue parte del Kabbalah, pero se alejó en 2006 pese a que Madonna hizo todo lo posible por que continuara dentro de la organización. Mientras estuvo ahí, la Princesa del pop padeció sus peores años, envuelta en excesos y descontrol. Al día de hoy sigue pagando las consecuencias de aquellos errores.

Chris MartinGwyneth PaltrowVictoria Adams y David Beckham también son devotos de esta creencia que se expande por todo el mundo. Cada uno en mayor o menor medida, más o menos involucrados, pero pertenecientes a este culto que cada vez gana más adeptos peso a sus controvertidos preceptos.

Joaquín Phoenix estuvo en la secta Los niños de Dios desde muy corta edad. Fue una organización que hizo base en gran parte de América Latina, teniendo a Argentina entre sus países de mayor operación en los 90. Sus padres eran parte y él, por mandato familiar, continuó inmerso en ese mundo. Con los años, el actor que brillara en Joker pudo salir. Es una de las organizaciones más conocidas por sus atrocidades. Ya no existe más, al menos con el mismo nombre, luego de ser desbaratada y de que su líder haya muerto.