Recomendaciones para evitar la caries en los niños

La caries dental es causada por el consumo frecuente de demasiados alimentos y bebidas azucaradas, por lo que es recomendable limitarlos en la dieta de los niños, entre otros consejos.

<br _mce_bogus="1"/>

Evitar bebidas y refrigerios azucarados

La Fundación Británica de Nutrición aconseja tratar de limitar los alimentos y bebidas que contienen azúcar a las horas de las comidas.

“Cuanto más a menudo tome el niño alimentos o bebidas azucaradas, más probabilidades tendrá de tener caries (los dentistas recomiendan que los niños no ingieran alimentos y bebidas que contienen azúcar más de cuatro veces al día)“, afirma la mencionada fundación.

Los alimentos que contienen azúcar como dulces, mermeladas, pasteles, galletas, postres y helados, no deben darse con demasiada frecuencia y se deben mantener solo a la hora de comer, según el sitio BBC Mundo.

Los frutos secos también pueden ser perjudiciales para los dientes por lo que hay que tratar de ofrecerlos a la hora de comer en lugar de entre las comidas. Los expertos sugieren ofrecer aperitivos, tales como frutas y verduras crudas, incluidas las mandarinas, plátanos, trozos de pepino o zanahoria. Otros aperitivos saludables incluyen tostadas, galletas de arroz y palomitas de maíz.

Dar agua y leche

“Los jugos de fruta azucarados dirigidos a los niños muy pequeños no son necesarios y se deben evitar“, dice Mel Wakeman, experto en nutrición de la Universidad de Birmingham City.

“El agua y la leche para los menores de tres años son la mejor opción”, dice. “La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para los bebés, y las mejores bebidas para los niños pequeños de 1 a 2 años son la leche entera y el agua y de 2 años en adelante la leche semidesnatada y agua, siempre y cuando el niño sea de buen comer”, añade. Los nutricionistas recomiendan no añadir azúcar a los alimentos o bebidas de destete.

Lea también: El estrés afecta nuestra boca

Sustituir el biberón por vasos a partir del año

Tomar las bebidas azucaradas en biberones y vasitos con tapa aumenta aún más el daño causado a la dentadura, en particular a los dientes delanteros.

El Sistema Público de Salud en Inglaterra aconseja a los padres que animen a sus hijos a beber de una taza de flujo libre a partir de los 6 meses de edad y dejen de alimentarles con biberón a partir de los 12 meses de edad.

Cepillar los dientes dos veces al día

Un cepillado a fondo durante dos minutos, dos veces al día, una de ellas antes de acostarse, ayuda a prevenir la caries dental, dice la Fundación Británica de Nutrición.

Lea también: Consejos para cuidar los dientes en Navidad

Se recomienda comenzar a cepillar los dientes de los niños tan pronto como aparezca el primer diente con una pasta sin fluor y supervisar su cepillado hasta que el niño tenga 7 u 8 años. Desde la edad de 3 años, es aconsejable usar solo un cantidad pequeña de pasta de dientes con fluor.

Usar medicamentos sin azúcar

También se aconseja a los padres preguntar si hay disponible un medicamento sin azúcar y recordar al médico sobre esto cuando realice una receta para el niño. Y no hay que olvidar la visita al odontólogo al menos una o dos veces al año.

Lea también: Ir al dentista no es una molestia