Surgen informes sobre “uñas COVID”: estos cambios podrían indicar infección pasada por coronavirus

La gente ha informado de muchos síntomas tras una infección por COVID-19. El último identificado es la aparición de líneas y surcos en las uñas, que la gente está llamando “uñas COVID”.

Publicado el
(Foto de referencia)	 Christin Klose/dpa/picture alliance
(Foto de referencia) Christin Klose/dpa/picture alliance

A lo largo del año pasado, han surgido reportes de muchos síntomas inusuales del coronavirus, algunos de los cuales podrían aparecer mucho después de la recuperación. Desde el mal sabor alterado hasta la pérdida de cabello, puede haber muchos síntomas que se manifiesten después del COVID-19. Ahora, algunos expertos han señalado un síntoma que, después de recuperarse de la enfermedad, puede aparecer en las uñas.

El epidemiólogo británico Tim Spector, investigador principal de los estudios PREDICT y de la aplicación ZOE COVID Symptom Study, ha saltado recientemente a los titulares tras advertir que este producto puede dejar marcas en las uñas.

“¿Tus uñas tienen un aspecto extraño? Las uñas COVID se reconocen cada vez más cuando las uñas se recuperan tras la infección y el crecimiento se recupera dejando una línea clara. Puede ocurrir sin erupciones cutáneas y parece inofensivo”, publicó en mayo en Twitter.

Spector no es un desconocido en este campo. Antes de que existieran las uñas COVID, acuñó el término lengua COVID, que se dice que es un síntoma de infección de coronavirus. Se habla de hinchazón y ulceración o recubrimiento de la lengua, así como de dolor en la boca.

El investigador llegó a esta conclusión a través de una aplicación especialmente desarrollada que él y su equipo de investigadores utilizaron para llevar a cabo un amplio estudio de los síntomas del COVID-19.

Tras una infección por COVID-19, en un pequeño número de pacientes las uñas aparecen descoloridas o deformadas varias semanas después, un fenómeno que se ha denominado “uñas COVID”, reportó The Conversation.

Patrón de medialuna roja

Según el medio científico, uno de los síntomas es un patrón de medialuna roja que forma una banda convexa sobre la zona blanca de la base de las uñas. Parece que se presenta antes que otras afecciones de las uñas relacionadas con el COVID-19, ya que los pacientes lo notan menos de dos semanas después de ser diagnosticados. Se han descrito varios casos, pero no muchos.

Los patrones de uñas rojas en forma de medialuna como este son generalmente raros, y no se han visto antes tan cerca de la base de la uña. Así que la aparición de este patrón podría ser exclusivamente una indicación de una infección por COVID-19.

El mecanismo subyacente a este patrón de medialuna sigue sin estar claro, según The Conversation. Una posible causa podría ser el daño a los vasos sanguíneos asociado al propio virus. Otra posibilidad es que la respuesta inmunitaria contra el virus provoque la formación de pequeños coágulos de sangre y la decoloración.

Líneas de Beau

Algunos pacientes también han encontrado nuevas hendiduras horizontales en las bases de las uñas, que se conocen como líneas de Beau, que pueden afectar tanto a las uñas de las manos como a las de los pies.

Las líneas de Beau se producen cuando hay una interrupción temporal del crecimiento de las uñas debido a un estrés físico en el cuerpo, como una infección, desnutrición o efectos secundarios de medicamentos como los de quimioterapia. Aunque es posible que estén causadas por el COVID-19, no son un síntoma exclusivo de la enfermedad.

“Es como una marca en un árbol cuando ha ocurrido un evento”, dijo, por su parte, Spector en declaraciones a Business Insider. Dado que las consecuencias de la enfermedad en las uñas no se manifiestan hasta meses después, también se conoce como uñas post-Covid.

Según Spector, si los cambios en las uñas fueran un marcador de una infección previa por coronavirus, esto podría ayudar a las personas a averiguar si han tenido COVID-19 anteriormente sin necesidad de realizar una prueba que puede ser invasiva y costosa. “Si conseguimos suficientes números que se asocien con el COVID-19 asintomático, será una prueba de anticuerpos barata”, dijo a Business Insider. “La gente sólo tiene que mirarse las uñas”, añadió.

Otros investigadores se muestran escépticos 

Sin embargo, otros expertos son más bien escépticos. Es cierto que la estructura de las uñas puede decir algo sobre el estado físico en los últimos meses. Sin embargo, esto no siempre tiene que estar relacionado con una infección por coronavirus. Como se ha descrito anteriormente, también puede ser un indicio de gripe o de situaciones de estrés extremo.

Además, las personas no desarrollan automáticamente uñas COVID después de una infección por coronavirus. Por lo tanto, la forma más segura de detectar una infección sigue siendo las pruebas de anticuerpos.