El fenómeno Kardashian

No son actrices, no cantan ni bailan, no son directoras de cine ni escritoras. Pese a no tener ninguna habilidad artística, las integrantes del clan Kardashian tienen fama igual o superior a cualquier estrella de Hollywood y su imperio se extiende cada vez más.

Publicado el
Kylie, Kendall, Kourtney, Khloe, Kris y Kim son las bellas integrantes del clan Kardashian-Jenner, familia que es mediática a nivel mundial, sin tener talentos para la farándula. (Foto Prensa Libre, tomada de wordpress.com)
Kylie, Kendall, Kourtney, Khloe, Kris y Kim son las bellas integrantes del clan Kardashian-Jenner, familia que es mediática a nivel mundial, sin tener talentos para la farándula. (Foto Prensa Libre, tomada de wordpress.com)

Son un fenómeno mediático creado por la matriarca de la familia, Kris Jenner, que obsesionada con la K, nombró a sus cinco hijas con nombres que inician con dicha letra. Ellas son: Kim, Kourtney, Khloé, Kendall y Kylie.

Todo comenzó en 2007 con el programa de televisión Keeping up with the Kardashians y la revelación de un video íntimo de la más famosa, Kim, junto a su exnovio, el rapero William Ray Norwood Jr. Un escándalo que fue utilizado por Kris para disparar la popularidad de sus hijas y convertirlas en un fructífero negocio.


Un resumen de lo que se trata el reality show Keep up with the Kardashians. (Video tomado de YouTube)

Por medio de la serie que desvela su día a día, y los televidentes conocen sus excentricidades, excesos y escándalos, que han levantado el rating del programa.

Su nombre se convirtió en Estados Unidos en toda una institución, hasta el punto que todo lo que hacen se traduce en dinero.

A este clan femenino recién se suma Caitlyn, producto de la transformación de hombre a mujer de Bruce Jenner, esposo de Kris, quien sin duda dará un giro al programa y atraerá más audiencia.

Se vuelve a repetir

Esto no es nuevo, EE.UU. ya lo vivió a principios del 2000 con el reality show The Simple Life.

Fueron los televidentes los que crearon al ícono pop llamado Paris Hilton, que causó furor en su momento pero terminó aburriendo y se desvaneció con los años.

La más popular

Kim, de 34 años, es quien acapara la atención por sus constantes escándalos. Desde aquel video porno hasta su fugaz matrimonio de 72 horas con el jugador de baloncesto Kris Humphries y su relación amor-odio con su actual esposo, el rapero Kanye West, con quien tiene una hija y espera un segundo bebé.

El romántico beso de Kim Kardashian y Kanye West durante su boda es la imagen con más "me gusta" en Instagram en el 2014.

Ella es la diosa Venus que exhibe su espectacular figura por doquier, lo que la convierte en referente de la moda.

Su fama se traduce en $65 millones; su popularidad llega al ciberespacio y trasciende las redes sociales, donde millones de personas la siguen. En Twitter tiene 32.4 millones y en Instagram 35.2 millones de seguidores.

Khloé intenta seguir los pasos de Kim: sus escándalos no son tan sonados, pero es la segunda de la lista.

Las otras hermanas buscan destacar en la moda y como empresarias, y aprovechan la fama de su apellido.

Kris 60 años

La matriarca del clan Kardashian.

Kim 34 años

La más famosa de la familia.

Kylie 18 años

La más pequeña de la familia.

Kendall 20 años

Es la primera hija de Kris y Bruce.

Kendall Jenner es una modelo estadounidense, que ha destacado por participar en el reality show de su familia.

Kourtney 36 años

La más centrada de la familia.

Khloé 31 años

Sigue los pasos de Kim.

El nuevo rostro del clan

Con su transformación a mujer, Bruce Jenner ayudará a atraer la atención hacia la familia.

Bruce Jenner posa como Caitlyn Jenner para la portada de la revista Vanity Fair de julio

Aunque muchos han criticado su cambio de apariencia a Caitlyn otros aplauden su decisión, como Ricky Martin, Ellen DeGeneres, Miley Cyrus, Lady Gaga y hasta el presidente Barack Obama: “Se necesita coraje para compartir tu historia”, escribió el mandatario en Twitter.

La transformación de Bruce debió costarle unos $70 mil, según el blog Page Six. El exatleta debió someterse a una rinoplastia, rejuvenecimiento facial, levantamiento de ceja, implantes en los pómulos y disminución de la manzana de Adán.