La banda que exigió el Alto al fuego

Grupos hubo antes y después del surgimiento de la banda Alux Nahual, que inició en 1979 una trayectoria que sobrepasa las tres décadas y que representa un parteaguas en la forma de hacer rock, un género que en el país tuvo sus primeros asomos hacia la década de 1960. Como grupo consiguieron unificar el mensaje de conciencia social, sin dejar de lado el libre sentimiento.

Publicado el
los integrantes de más duración en la banda: Paulo, Lenín, Ranferí, Óscar y Álvaro.
los integrantes de más duración en la banda: Paulo, Lenín, Ranferí, Óscar y Álvaro.

CIUDAD DE GUATEMALA – Por aparte, cada uno de los integrantes de su núcleo sonoro y vocal más permanente ha desarrollado con éxito proyectos musicales propios tras la separación del grupo, que ha tenido algunos reencuentros: Álvaro Aguilar, vocalista y cofundador; Ranferí Aguilar, guitarra; Paulo Alvarado, chelo; Lenín Fernández, percusión; Plubio Aguilar, bajo, y Óscar Conde, flauta y teclados.

Actualmente, el baterista Vinicio Molina sustituyó a Lenín Fernández, quien se retiró de la banda.

El violinista Jack Schuster y el bajista Plubio Aguilar, entre otros músicos, han pasado por el grupo, cuyo género, el rock sinfónico, se abrió paso con letras que entremezclaban poesía, aires de leyenda y mensajes en favor de la paz. Aunque algunos de sus miembros han creado más piezas, la colaboración artística es la que ha producido la interesante mezcla que los caracteriza.

Entre las canciones más conocidas de la agrupación están Alto al Fuego, Como un duende, Toca viejo, La Fábula del grillo y el mar, Mujer, Fiesta privada, De la noche a la mañana y Con todas tus fuerzas.

El prestigio de la banda se extendió por Centroamérica, y aunque la mayoría de sus producciones se efectuaron en la década de 1980, en los últimos años han presentado varios conciertos en vivo, solos o en fusión con la Orquesta Sinfónica, con llenos totales y un sonido depurado, pero que mantiene sus timbres esenciales.

TRAYECTORIAS

Cada integrante ha creado su propia obra.

Álvaro Aguilar (1958): produjo como solista Tren de luz y otras obras.

Ranferí Aguilar (1960): explora sonidos mayas y de la naturaleza, como El hacedor de lluvia.

Paulo Alvarado (1960): ha destacado en la creación musical para teatro y en música clásica.

Óscar Conde (1958): ha creado música instrumental y canciones.

Lenín Fernández (1958): percusión experimental y composición.