Colectivo guatemalteco Cinceles y sus 10 años de transformar las piedras

Ir a trabajar al taller del colectivo es la cita de cada semana, así ha sido los últimos 10 años en que cerca de 40 artistas trabajan las piedras para darle formas. Sus integrantes estiman que durante ese tiempo suman más de mil esculturas.

Casi medio centenar de artistas trabajan una vez por semana para crear diversidad de obras.  (Foto Prensa Libre: Colectivo Cinceles)
Casi medio centenar de artistas trabajan una vez por semana para crear diversidad de obras. (Foto Prensa Libre: Colectivo Cinceles)

Un proyecto que comenzó como un taller corto para aprender a tallar piedra se ha convertido en un colectivo llamado Cinceles, con casi 40 integrantes. Artistas que dan forma a las piedras con su inspiración recorren galerías de Guatemala y el mundo.

El Colectivo  empezó en el 2009 como una iniciativa de la artista Beverley Rowley. Se ha convertido en una escuela artística y en un grupo sólido que está dejando como legado una riqueza de piezas y propuestas en piedra.

Conocerlos es un viaje por el tiempo.  En 10 años están llenos de historias, momentos curiosos y logros que compartimos en este artículo.

1. Nació como una idea innovadora

El proyecto ha sido una iniciativa de la artista guatemalteca-canadiense Beverley Rowley.

Ella estudió arte en Canadá y Estados Unidos, en 1986 y 1988, obtuvo varios premios en las Bienales Paiz y en la Bienal de Escultura Carmen Pettersen.  En el 2018 recibió el Premio Artista del Año XXXVIII, como extranjera destacada.

Beverley Rowley ha inspirado a un grupo de artista a taller en piedra. (Foto Prensa Libre: María Reneé Barrientos)

Tenía 20 años de su regreso a Guatemala y trabajaba en un estudio para enseñar dibujo y pintura en la zona 1, hasta que encontró en el país la piedra esteatita, conocida como piedra o roca de jabón, la cual es suave e ideal para esculpir.

Podría interesarle:  Colectiva Cinceles y Guatemala es Guatemala con exposición en mayo 2019

Así que con este material sabía que podía enseñar escultura y ofreció el proyecto al  Museo Ixchel del Traje Indígena, en el 2009 cuando estaba a cargo de Ana Rosa de Méndez.

Se hicieron algunos talleres cortos en este lugar ubicado dentro de las instalaciones de la Universidad Francisco Marroquín, en la zona 10.

2.  Más amantes de las piedras

Rowley invitaba a las personas a trabajar en piedra.  Se inscribieron algunos interesados en dos o tres talleres que se hicieron el primer año.

(Foto Prensa Libre: Cinceles)

Pero los estudiantes que se acercaron querían seguir con el aprendizaje y hablaron con su instructora para tener un grupo más consolidado.

Así nació Primeros Cinceles, como se llamó el colectivo al principio, con 10 personas aproximadamente.

3.  La cita semanal, la de tallar

Desde entonces se reúnen una vez por semana,  en el taller de Rowley ubicado en la zona 16 y es ahí donde dan forma a su inspiración.

Los martes y miércoles, en dos grupos distintos, trabajan cerca de cuatro a cinco horas diarias.

La comunidad ha crecido, actualmente es de casi 40 artistas, de diferentes edades.

(Foto Prensa Libre: Cinceles)

Ahí trabajan las piezas, la mayoría solo con instrumentos como cinceles, serruchos y todo aquello que sirva para darle forma a las piedras.  En total estiman que han creado más de mil piezas.

“Los trabajos del colectivo denotan intereses comunes como grupo, pero sus integrantes se reconocen individualmente diferentes, construyendo su identidad personal como escultores”, describe su creadora.

Algunos de los participantes nunca habían trabajado antes piedra y han aprendido durante estos años.

4. Un cambio en la escultura guatemalteca

Rowley explica que en Guatemala se ha trabajado el barro, resina y bronce, pero pocos se han atrevido a hacer de la piedra su material predilecto.

En la piedra no es posible hacer moldes, cada piedra es distinta.  La esteatita fue la primera piedra que se trabajó porque es suave, actualmente también se trabaja mármol y serpentina negra.

Últimamente se ha utilizado el mármol verde aunque es más duro y el mármol blanco, para este último se utiliza maquinaria por su estructura.

(Foto Prensa Libre: Cinceles)

“Es muy tardado trabajarlo, es duro para las manos, pesa y se crea una pieza única”, dice Rowley.  Actualmente está integrado por nombres como Ana Lucía Figueroa, Bemeka, Elizabeth Pingo, Hyona Angie Chung, María Olga Pinto, entre otros.

5.  La primera exposición fuera de casa

El primer hogar de Cinceles fue el Museo Ixchel y ahí se realizaron sus primeras exposiciones.

En el 2012, ya con tres años de existir llegó el 13 Baktun, un cambio de era en el calendario maya y que generó ciertos mitos que se relacionó con el el fin del mundo y predicciones negativas.

Tetun te’ primera exposición en La Antigua Guatemala, del grupo Cinceles. (Foto Prensa Libre: Cinceles)

Pero, en ese contexto Cinceles quería demostrar que solo era un cambio de época y un nuevo inicio.  Así que crearon su primera exposición que salió a la galería del Museo Hotel Casa Santo Domingo en La Antigua Guatemala.

Tetun te’ se llamó, la piedra que habla. Una interpretación de la mística de la sabiduría maya, en la que presentaron 41 piezas esculpidas.  Participaron nombres como Enrique Cay, Mónica Torrebiarte, Luisa de Ayau, Arturo Maldonado, por mencionar algunos.

6.  El nombre de las exposiciones

Tetun te’, como se mencionó fue una de los primeros ingeniosos nombres de la exposición del colectivo.  Que también hace referencia a un juego de palabras que significa una piedra pesada.

Por lo regular cada dos años se da una exposición con diferentes temáticas.
(Foto Prensa Libre: Cinceles)

Se han presentado otras con nombres originales como Cuando el río suena es porque piedras llevan, relacionada con dichos populares;  Erupción de leyendas latinoamericanas, investigando leyendas de toda la región, o Detrás del espejo, que buscaba un espacio más introspectivo de los artistas.  En cada una los artistas han tenido que inspirarse y tienen el reto de crear sus propuestas relacionadas con la temática.

7.  Por el mundo

El trabajo del Colectivo Cinceles no solo se encuentra en el país.  Han salido a presentar sus trabajos a Roma, donde destacaron con Piedras de Fe, que estuvo en la Galería Della Pigna.  Estaba inspirada en la cultura y la religiosidad universal.

Fotografía de la exposición en Roma en la que participó la colectiva Cinceles. (Foto Prensa Libre: Cinceles)

También se presentaron en República Dominicana, en el Museo de las Casas Reales y en The Box Gallery, en Palm Beach, Miami, Estados Unidos.

8.  Otros colectivos

Algunas de las exposiciones, como las últimas dos fueron también compartidas con otros colectivos, con quienes han unido esfuerzos para dar a conocer el trabajo de los artistas en Guatemala.

Artistas de los colectivos Guatemala es Guatemala y Cinceles, durante la exposición Esencia que tienen abierta en el Banco de Guatemala durante mayo de 2019. (Foto Prensa Libre: María Reneé Barrientos).

Uno con el que más han trabajado es con Guatemala es Guatemala, quienes exponen pintura, dibujo, grabados y fotografía, por mencionar algunas de las artes a la que se dedican.

9.  El aniversario
Para celebrar una década el Colectivo se encuentra preparando una nueva exposición.

Esta se llamará Reventazón.  Aunque el aniversario  fue en  abril, está programada para hacerse en 10 de octubre, es decir el 10/10, para exponer sus propuestas que les han dado vida durante este tiempo.

10.  Consolidarse

Este grupo de artistas tiene en planes seguir formándose y que estos sean los primeros 10 años de trabajo.

Cerca de 1000 piezas se han creado durante la década de Cinceles (Foto Prensa Libre: Cinceles).

El objetivo es seguir cada miércoles o jueves trabajando por las nuevas propuestas.   Con los golpes de sus cinceles seguirán dando vida a cada una de sus inspiraciones.

Contenido relacionado

>La impactante obra ganadora de Arte en Mayo y la historia del artista que la creó

>Visite y conozca la escuela en la que han estudiado grandes artistas guatemaltecos

>El jardín mágico es un laberinto de materiales reciclados creado por un hombre de 80 años

0