Cómo vivir y expresarse a través del arte, en palabras de cuatro mujeres

Desde diferentes pasiones y aficiones, estas artistas viven cada día su vínculo con la cultura.

Tania Morales, Valeria Andrews, Dina Ramírez y Súa Agapé relatan su vida como artistas (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).
Tania Morales, Valeria Andrews, Dina Ramírez y Súa Agapé relatan su vida como artistas (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

Para quienes son artistas, la vida misma se vuelve en un periodo de tiempo dedicado a trabajar, observar y promover el arte y la cultura, no solo desde el plano personal sino también el profesional.

Estas cuatro jóvenes mujeres guatemaltecas son una muestra de lo que implica vivir del arte en Guatemala, cada una desde diferentes ramas, aficiones y proyectos.

En el marco del Día de la Mujer, se conversó con la Tania Morales, bailarina e instructora; Dina Ramírez, saxofonista y educadora; Valerie Andrews, actriz y productora; y Súa Agapé, ilustradora y profesora, quienes relataron su forma de apreciar y vivir el arte.

Cada una, desde diferentes formas de expresión, mantiene una motivación por trascender, crear, formar y disfrutar.


Dina Ramírez

Dina Ramírez encontró en el jazz una forma de hablar desde el saxofón (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

Dina Ramírez llegó al saxofón como parte de un requerimiento en la carrera de educación musical y terminó por ser una de las plataformas para demostrar su dedicación por la música.

“Elegí el saxofón porque estudié educación musical y me pedían un instrumento de viento”, cuenta. “Una tía me regaló el saxofón y ahí empezó. El primer año casi no lo usaba, pero luego el deseo de tocar el instrumento se volvió más cotidiano”.

Es la educación musical y la música misma lo que ocupa la mayo parte de su día, que se divide entre ensayar, dar clases, estudiar por su cuenta y trabajar, como en la Do Mi Sol Music School, en donde se llevó a cabo la entrevista.

Con el saxofón también llegó el jazz, un género caracterizado por la improvisación y donde los instrumentos son quienes se relacionan como en una conversación.

Fue desde esa plataforma y como saxofonista en la Ramírez encontró una pasión por comunicarse y expresar sus emociones.

Dina Ramírez publicará pronto su segundo álbum (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

“Me gusta mucho ese sentimiento que uno puede transmitir”, explica. “En mi caso no hay letras. Lo que me motiva es que la gente pueda sentir lo que yo quiera transmitir”.

Por eso es que Dina Ramírez trata de presentarse siempre que pueda. Participa en conciertos, festivales de jazz y este año será publicado su segundo álbum.

Lo tiene claro: “quiero seguir haciendo música y dar conciertos”.


Súa Agapé

Cuando tiene tiempo libre entre sus clases y su trabajo freelance, Súa Agapé siempre mantiene un cuaderno para ilustrar (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

Consigo siempre lleva un cuaderno y un estuche con lápices y crayones, porque lo que ve a su alrededor siempre es motivo para inspirarse e ilustrar.

Súa Agapé se expresa, vive y trabaja para y con la ilustración, ya sea desde un plano del diseño gráfico, digital o en murales.

“Mis días como ilustradora son totalmente diferentes”, cuenta. Por diferentes se refiere a dar clases en la universidad, trabajar en proyectos personales o como freelance para marcas y empresas.

Entre sus ilustraciones y trabajos tienen una identidad clara, las cuales nacen de sus hobbies y actividades. “Me gusta salir, viajar y conocer personas y lugares nuevos. Me inspira Guatemala y su cultura”, menciona.

Súa Agapé trabajó en diseño editorial, para agencias publicitarias y ahora, como freelance, está abierta a crear desde diferentes formatos. Si bien es diseñadora gráfica por profesión, lo que más le gusta es la ilustración.

Súa Agapé también se dedica a dar clases en la universidad (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

“Desde niña me gustó dibujar”, relata. “Mi mamá es maestra de artes plásticas y mi papá hacía dibujo técnico. Crecí alrededor de esos materiales”.

Lea también: Rebeca Lane: “En Guatemala las mujeres no vivimos en libertad”

Por eso siempre está dibujando o aprendiendo sobre ilustración, algo que disfruta plenamente.

“Lo que más me gusta de ser ilustradora es que la gente puede ver una parte de mí reflejada en mis ilustraciones”, dice. “De alguna manera transmito mis ideas y lo que me apasiona y las personas lo reciben de la misma manera. Mis ilustraciones invitan a que la persona vea otro mundo”.


Valerie Andrews

Valerie Andrews mantiene una dedicación por actuar y producir distintas obras de teatro (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

Valerie Andrews conoció el teatro cuando buscaba explorar situaciones más allá de la academia, con deseos de intentar algo diferente.

“Me gradué del colegio, no sabía qué hacer, me tomé un año sabático y probé varias cosas ligadas al arte. Una amiga me recomendó una academia, Escenarte, y ahí me quedé. Me gustó tanto que me quedé tres años y medio”.

Desde entonces se ha dedicado constantemente a actuar y producir obras de teatro, lo que ocupa su mayor parte del día.

“Un día normal en mi vida es ir al gimnasio, también para mantener un estado de paz”, explica. “Me toca cuidarme bastante. Atiendo llamadas durante todo el día, ya sea por la obra que esté en escena o a futuro. Por las noches suelo ensayar”.

Actualmente se presenta en el Mercader de Venecia, una adaptación de la obra de Shakespeare, que se presenta los viernes y sábados en el Cubo Escénico del Teatro Nacional.

Valerie Andrews viajará en septiembre a Escocia para estudiar una maestría en actuación (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

Además de ser una pasión, el teatro es una forma de relatar diferentes situaciones e ideas, lo que le lleva a estar siempre ligada a la actuación y producción.

“Lo que más me gusta es que mi trabajo no es igual ningún día”, comenta. “Por temporadas puedo ser cualquier cosa. Mi trabajo es ser cosas diferentes todo el tiempo, no me aburro. También me gusta la crítica social y decir de alguna manera más digerible las cosas que pienso”

En septiembre viajará a Escocia para asistir a una maestría en actuación. De momento, se presenta en el Mercader de Venecia, actuará en una película y ya piensa en su próxima obra.


Tania Morales

Desde la compañía Danza Chevah, Tania Morales promueve la danza contemporánea (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

El padre de Tania Morales creció admirando la danza pero no pudo dedicarse a ella. Sí acompañó a su hija a sus clases y ahí comenzó una dedicación al baile que se manifiesta de diferentes formas.

Lea también: La cantante Adriana González representa a Guatemala en el BBC Cardiff Singer Of The World 2019

“Mi cuerpo entendió la música, el movimiento y la coordinación”, afirma. “Surgió el amor por hacer baile y compartirlo”.

Ahora administra su día para compartir con su esposo, quien es músico, y su bebé. “Mi día habitual es ver a mi bebé con mi esposo, estirarme, planificar…”, menciona.

Ahora baila, crea coreografías, da clases y trabaja en la compañía de danza Chevah, un proyecto que incentiva la danza contemporánea tanto en niños como en adultos.

Desde allí se gestionan varias presentaciones y proyectos como el Festival de la Juventud, que se lleva a cabo en diferentes colegios; el Rambla Festival, que lleva el baile a las calles y los espacios públicos; y un Campamento de Danza a nivel nacional que recibe a bailarines con diferentes habilidades e instructores expertos.

Tania Morales divide el tiempo entre su familia, clases y preparar presentaciones (Foto Prensa Libre: J. Ochoa).

En el Teatro La Cúpula, donde se desarrolló la entrevista, es uno de los varios lugares donde se promueve una forma distinta de apreciar y expresarse con la danza, una actividad que mantiene motivada a Morales para seguir trabajando por la cultura.

“Encontré mi lugar dentro de la danza. Haciendo baile y movimientos sé quién soy”, asegura. “Puedo comunicarme con las demás personas. También se puede sanar algunas situaciones y se conecta con más gente.

“El arte te da un camino para conectar con mucha gente”, confirma.

Contenido relacionado:

> La tragedia de Hogar Seguro llegará a la pantalla grande

> 4 hitos en la carrera del actor Óscar Isaac, quien este sábado cumple 40 años

> La poesía de Humberto Ak’abal será representada en un espectáculo callejero

 

0