Día del fin del mundo: “La unión familiar es el héroe de la película”

Gerard Butler conversa en esta entrevista sobre esta película que muestra tiempos desafiantes y que casualmente está alineada a lo que está sucediendo hoy en día.

El fin del mundo
Gerard Butler comenta que ahora puede darse el lujo de tomar más riesgos y realizar cosas que quizás son más pequeñas pero que tienen un mayor significado para él. Foto Prensa Libre: Cortesía mundocine.com

“Hubo algo increíblemente arraigado, auténtico y visceral que nunca antes había visto en una película de catástrofe. En este caso, se trataba de cuán profundo y personal los personajes se verían afectados, y eso fue lo que me encantó”, afirma Gerard Butler respecto a la película que pronto se estrenará Día del fin del mundo.

Comienza siendo prácticamente un drama familiar: marido y mujer tratando de recomponer la pareja y ver si pueden superar las dificultades del matrimonio protegiendo a su hijo. El cometa es simplemente un rumor de fondo. Pero así como nos ocurrió ahora con la pandemia, al principio se escuchan pequeñas cosas que están sucediendo en otro país hasta que todo va creciendo y termina afectando al mundo entero.

¿Puedes contarnos sobre tu personaje John Garrity?

GB: Lo que realmente me gustó de John Garrity fue la astucia de su personalidad. No es una estrella en acción, sino que es simplemente un hombre con un trabajo. Sigue intentando constantemente hacer lo mejor que puede para poder estar presente para su hijo y volver a estar juntos con su esposa. No ha hecho particularmente un estupendo trabajo y creo que eso es algo de lo que se va dando cuenta a medida que la historia avanza.

Considero que la unión familiar es el héroe en esta película. Todo el mundo se puede identificar con John o con su esposa Allison Garrity (Morena Baccarin) quien está tratando de proteger a su hijo mientras atraviesa por alguno de los escenarios emocionales más devastadores. Incluso su hijo Nathan (Roger Dale Floyd) tiene que demostrar un increíble coraje y sacrificio para volver a reunirse con su familia. Te golpea desde todos los ángulos.

La familia atraviesa muchas cosas durante la película. En tu opinión, ¿hay alguna escena en particular que creas que se destaque al volver a verla?

GB: Diría que la que realmente quedó grabada en mi memoria es aquella en donde nos damos cuenta que este cometa va a ser mucho más dañino de lo que creíamos en un principio. Una fiesta en nuestra casa se convierte en una despedida de amigos y familiares en dos segundos. Nuestra familia se da cuenta que nosotros sí tenemos chance de sobrevivir pero que ellos no. Y mientras que nos estamos yendo, nuestro vecino y querido amigo nos ruega para que nos llevemos a su hijo. Fue horroroso ser parte de esa escena; todo el cast y el equipo que estaba en ese vecindario experimentaron esa desesperación. Es algo muy poderoso de la película.

¿Cómo lograste encontrar un balance entre tu rol como productor y como protagonista al mismo tiempo?

GB: Siento que el hecho de producir te da un mayor entendimiento de la historia que estás tratando de contar; dejas de ser egoísta pensando simplemente desde el punto de vista que tiene tu personaje y comienzas a ver el relato en su totalidad. Eso me ayudó mucho para no ver la película y decir: ¿cuándo será mi momento? sino más bien ¿cuál será el momento de la película como un todo? Cuando estás viendo todas las tecnicidades y practicidades de realizar una película termina ayudando a hacer la performance del personaje.

 

 ¿Hubo grandes cambios del guión a la película?

GB: Hubo varios cambios una vez que Ric se hizo con el guión. Amo sus ideas sobre cómo hacer el film más emocional y llegar a la profundidad de los personajes de esta familia y cómo el cometa se ve reflejado en sus ojos. Lo que Ric y yo siempre hacemos es leer el guión y debatir cuáles son los temas profundos que más resuenan con los que podemos jugar. Me encanta ese proceso. Lo hicimos logrando un gran efecto en Agente Bajo Fuego (Angel has fallen) y lo estamos haciendo en nuestra próxima película también.

 

A esta altura seguro tienes un código en común con Ric. ¿Cómo fue trabajar con él nuevamente luego de Presidente Bajo Fuego/Agente Bajo Fuego (Angel Has Fallen)?

GB: Hemos desarrollado varios códigos en común con Ric y nos volvimos muy cercanos. Ambos tenemos opiniones muy fuertes y no siempre estamos de acuerdo en todo pero nos respetamos mutuamente. He aprendido que uno puede relajarse, tener sus propias opiniones pero confiar con que en la fusión de las ideas de ambos se logran cosas mejores. Además, Ric tiene un mayor conocimiento del negocio no solo como director, sino también como todos las áreas que están involucradas. Entonces también puedo confiar en que se está encargando de todo el resto. Eso ha sido verdaderamente importante para mí ya que puedo ver que el público no está viniendo a ver una película que yo produje sino más bien porque yo actúo en ella.

 

El film se siente como un presentimiento a los tiempos que estamos viviendo.

GB: Estos son obviamente tiempos desafiantes e inusuales a los que aún estamos tratando de acostumbrarnos. No teníamos idea al hacer esta película sobre qué tan alineada iba a llegar a estar en relación a lo que está sucediendo hoy en día. Pero considero que cualquier conclusión a la que se llegue relacionando esta película y lo que está ocurriendo, serán todas increíblemente positivas y catárticas en un modo tal que nunca hubiéramos pensado que este film podría ayudar. Te eleva ya que uno se da cuenta que no importa lo que suceda, siempre prevaleceremos, lo atravesaremos.

 

Eliges roles muy diferentes, ¿qué es lo que te influencia en tus decisiones actorales?

GB: Me siento afortunado de haber trabajado muy duro, lo que me ha permitido reevaluar y poder decir “no quiero trabajar simplemente porque sí, sino que siempre creo en todos los proyectos de los que soy parte”. Considero que deben ser significativos para mí y sentir que también lo serán para el público.

La idea no es deshacerme de la acción sino que me gusta llevarlo a un nivel más elevado, a lograr una experiencia con estilo de mayor calibre de acción y que al mismo tiempo sea algo diferente para mí. Creo que ahora puedo darme el lujo de tomar más riesgos y realizar cosas que quizás son más pequeñas pero que tienen un mayor significado para mí. Tal vez a algunas personas les parezca raro pero otras dirán “es exactamente lo que quería ver de él”.

Con información de mundocine.com