El amor más allá de la muerte: Liam Neeson se refugia en las películas y recuerda a su esposa que murió trágicamente hace 12 años

Tras la muerte de Natasha Richardson, el actor Liam Neeson se ha refugiado en el trabajo y a través de sus películas enfrentan la pérdida de su esposa.

Publicado el
Liam Neeson junto a Natasha Richardson. (Foto Prensa Libre: AFP)
Liam Neeson junto a Natasha Richardson. (Foto Prensa Libre: AFP)

Conocido por su salto a la fama con La lista de Schindler, Liam Neeson transformó su imagen pública a un héroe de acción gracias al éxito de las batallas a las que se enfrenta, algo que ha logrado con sus personajes en un mundo que solo se lo permite la ficción.

El 16 de marzo de 2009, Neeson viajó a Toronto, Canadá, para participar en un rodaje. Durante su estadía en el país norteamericano lo acompañó su esposa Natasha Richardson.

Mientras Neeson participaba en la grabación de algunas escenas, Richardson había tomado una clase para principiantes porque quería esquiar, pero sufrió una caída que obligó al instructor a llamar a los paramédicos.

Según los reportes, Richardson sufrió un golpe en la cabeza contra la nieve. Sin embargo, insistió en que se sentía bien y hasta firmó un documento en el que rechazó la asistencia médica y durante una llamada telefónica que hizo a Neeson, le dijo que no había de qué preocuparse.

Después de esa breve conversación, Neeson jamás volvió a escuchar la voz de su esposa. Horas después de esa llamada Richardson fue trasladada por una ambulancia a un hospital de Montreal tras sentirse desorientada.

Lea también: Liam Neeson: las polémicas declaraciones por las que acusan de racismo al actor británico

Cuando el actor llegó al hospital se encontró a su esposa llena de tubos. Richardson había sufrido un derrame y su situación era de muerte cerebral. Fue entonces que su familia se despidió de la actriz y dos días después la desconectaron de las máquinas que la mantenían con vida.

Richardson murió el 18 de marzo de 2009 a los 45 años y después de que algunos de sus órganos fueron donados, fue enterrada en Lithgow junto a su abuela, la también actriz Rachel Kempson, muy cerca de la chacra familiar de Millbrook.

Tras la muerte de su esposa, Neeson se refugió en el alcohol, pero por el bien de sus hijos, dos adolescentes, se enfocó de nuevo en su familia. “Creo que sobreviví huyendo de alguna manera. Huyendo a trabajar”, contó a la revista Squire sobre su inesperada reconversión en héroe de acción y el éxito que tuvo en Venganza, producción que terminó en una trilogía.

En la actualidad, Neeson asegura que no ha superado la pérdida de Richardson e indicó que sigue hablando de ella habitualmente. El tema fue particularmente abordado durante la promoción de Love Actually y Made in Italy, filmes en los que interpreta a padres que acaban de enviudar y con ello transformó su imagen pública a un héroe de acción gracias al éxito de las batallas a las que se enfrenta, algo que ha logrado con sus personajes en un mundo que solo se lo permite la ficción.

Además: #MeToo es una “cacería de brujas”, afirma Liam Neeson

A corto plazo, Neeson planea seguir trabajando como hasta ahora e intentará recordar Richardson en todas sus películas, como en la historia que se presentará este mes en The Ice Road, producción por la que Netflix ha pagado un precio récord.