Flor de María Orellana: “Busco registrar la historia”

Para la investigadora guatemalteca Flor de María Orellana escudriñar en los recovecos de la historia es una de sus grandes pasiones, pero principalmente porque muchas veces la versión que se narra no es necesariamente la correcta.

Publicado el
Flor de María Orellana,  investigadora e historiadora.
Flor de María Orellana,  investigadora e historiadora.

Orellana presentará los resultados de una investigación sobre el retablo de la Inmaculada Concepción que data del siglo XVII —se encuentra en el Templo de San Juan del Obispo, Antigua Guatemala—, la que, de acuerdo a la su investigación, no es dedicada a esta advocación, sino realmente a la Virgen del Rosario.

“Este tema dará mucho para discutir”, comenta la autora.

La imagen de San Francisco de Asís se aprecia en el retablo de San Juan del Obispo.

¿Cuáles fueron sus principales descubrimientos?
Hay que resaltar que por mucho tiempo se creyó que era un retablo dedicado a la Inmaculada Concepción. Al profundizar en la investigación y contrastarla con documentos históricos me doy cuenta que no es así, realmente es para la Virgen del Rosario, debido a algunos detalles dejados en este retablo.

Mi objetivo es registrar y documentar la historia, del siglo XVII, que a mi criterio, es uno de los más importantes, y también más desconocido del país.

¿Qué otros hallazgos devela la investigación?
Encontré que la lectura del mensaje catequético ha estado equivocada. Descubrí que lo que se aprecia en sus pinturas son los pasajes de los misterios gozosos y uno de los gloriosos. Además, encontré que el retablo fue encargado a los talleres del famoso escultor Quirio Cataño.

¿Cómo llegó a esa conclusión?
Por documentos que se encuentran en el Archivo General de Centroamérica, en el cual hay un texto que certifica que Pedro de Lira pidió los servicios de Cataño para crear este retablo en 1615, y que se le entregó en 1619.

¿Qué tuvo de especial San Juan del Obispo como para tener un arte de tal altura?
Se debe recordar que esta comunidad fue uno de los sitios en los que se encontraba Francisco Marroquín, quien fue un personaje importante en la época hispánica porque llevó educación, evangelizó y veló por los derechos de los indígenas.

La cita
El jueves 15, a las 18.30 horas, la investigadora Flor de María Orellana conversará de este tema en la conferencia La mirada de Quirio Cataño: el retablo de Nuestra Señora del Rosario, 1615, en el auditorio Milton Friedman de la Universidad Francisco Marroquín —6a. calle final, zona 10—. Entrada: Q30.