Mala comunicación originó confusión sobre continuidad de Rudy Cotton en el Museo Nacional de Arte Moderno

Una malinterpretación de mensajes entre el Ministerio de Cultura y Deportes y el artista Rudy Cotton ocasionó confusión en su continuidad como director del Museo Nacional de Arte Moderno “Carlos Mérida”. Según las autoridades, solo se trató de un cambio de renglón en su contrato laboral.

Publicado el
El artista Rudy Cotton estuvo a cargo de la dirección del Museo de Arte Moderno "Carlos Mérida" por 3 años. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El artista Rudy Cotton estuvo a cargo de la dirección del Museo de Arte Moderno "Carlos Mérida" por 3 años. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El pasado sábado 30 de mayo, por medio de un comunicado de despedida publicado en las redes sociales del Museo Nacional de Arte Moderno “Carlos Mérida” (Munam), se dio a conocer la noticia de que el director Rudy Cotton había sido removido de su cargo. Al consultar los motivos de la destitución al vocero del Ministerio de Cultura y Deportes, Néstor Torres, dijo que no se trataba de una remoción de cargo, sino de un cambio de reglón en el contrato laboral de Cotton.

El artista aseguró que el jueves 28 de mayo recibió una carta de parte del Ministerio de Cultura en donde se le informaba de su “remoción y cancelación de contrato laboral”. Además, le fue retirado su gafete y las llaves del Munam. Sin embargo, el domingo 31 de mayo Cotton recibió una llamada del departamento de Recursos Humanos del Ministerio para que se presentara a dichas instalaciones a las 9 horas del lunes 1 de junio para una reunión.

La reunión se llevó a cabo con personal de Recursos Humanos y con el viceministro del Patrimonio Cultural y Natural, Eleuterio Cahuec, quien le ofreció disculpas por la mala comunicación y le indicó que solo se trataba de un cambio de reglón en su contrato laboral. Según Cotton, le ofrecieron que regresara a su puesto como Director del Munam bajo el renglón 029. Sin embargo, no aceptó porque de esa forma no tendría “las mismas responsabilidades y no podría firmar documentos administrativos como director del lugar, ya que se podría considerar un delito”. Luego de conversar acordaron que regresaría bajo las mismas condiciones, en renglón 011.

Torres, al ser consultado respecto a la reunión, dijo que Cotton tenía un puesto de renglón 011 de servicio exento. Por lo que, “con el objetivo de garantizar la continuidad laboral del señor Cotton al servicio del arte guatemalteco, se realiza un cambio en su relación laboral al renglón 011. Debido a que es una plaza ya existente, no contraviene las disposiciones presidenciales en relación con la contención del gasto público”.

Cotton comentó que para regresar a la dirección del Munam, bajo el renglón 011, expuso dos condiciones:

  • Asignación de fondos para reparar el techo del museo, ya que cuando llueve presenta problemas de colación de agua. En años anteriores no lo pudieron arreglar por falta de presupuesto, por lo que cuando llovía tenían que mover pinturas para que no se dañaran. “Por la lluvia de estos días el museo ha de estar con mucha agua, por ello es importante prestarle atención de urgencia. Si el techo se daña más podríamos perder el museo y sería grave para el patrimonio cultural artístico”, explicó.
  • Continuar con la restauración de la pieza “Música Grande”, una de las favoritas de Efraín Recinos, para lo cual solicitó la recontratación de los dos especialistas que estaban a cargo, pero quienes fueron destituidos en febrero pasado.

Hasta el momento Cotton se encuentra a la espera de que el Ministerio de Cultura y Deportes le notifique que el proceso administrativo con su contrato fue culminado y puede regresar a su cargo como director del Museo Nacional de Arte Moderno “Carlos Mérida”. Mientras tanto se encuentra trabajando en sus obras de arte, en su taller.

Su legado

Para el artista, uno de los máximos legados que ha trabajado para la historia del arte guatemalteco, al estar al frente del museo, fue la edición del libro Colección Patrimonio Nacional de Guatemala. La única realizada desde la fundación del museo hace 52 años, según explica en el comunicado.

“El libro no pretende ser una antología de las artes visuales guatemaltecas en el contexto de 100 años de modernidad, sino una documentación de la colección que el Museo Nacional de Arte Moderno “Carlos Mérida” atesora como patrimonio nacional”, se lee en el comunicado de despedida.

Su carrera

Rudy Cotton ha realizado más de cuarenta muestras personales y ha participado en más de cien exhibiciones colectivas en Guatemala y en el extranjero. Entre los principales premios recibidos a lo largo de su carrera se puede mencionar: segundo premio en el Certamen Centroamericano de Grabado (1981); Glifo de Plata IV Bienal de Arte Paiz (1984); mención en el XXI Gran Premio Internacional de Montecarlo-Mónaco (1987); Revelación del año (1996) y Artista del Año en el Festival Internacional Arte en mayo, Fundación Rozas-Botrán (2007). En el 2018 recibió medalla a la excelencia en Artes Visuales “Galeotti Torres” Universidad Popular.