“Kixampe”, una canción de resistencia y lucha por los derechos de las mujeres que promueve Rebeca Lane y Sara Curruchich

Las cantautoras guatemaltecas Rebeca Lane y Sara Curruchich fusionaron talento y este viernes 19 de marzo lanzaron “Kixampe”.

Rebeca Lane y Sara Curruchich unen voces y energías y lanzan el tema "Kixampe". (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Rebeca Lane y Sara Curruchich unen voces y energías y lanzan el tema "Kixampe". (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Enfocadas en la visión que las caracteriza y cada una con su estilo sonoro, la rapera Rebeca Lane y la cantautora kaqchikel Sara Curruchich presentaron Kixampe, una canción de resistencia y lucha por los derechos de las mujeres.

A través de sus letras y canto, Lane y Curruchich continúan con el trabajo artístico y este viernes 19 de marzo, lanzaron un tema que unifica voces, pensamientos y energías para exaltar la conciencia, la memoria histórica y la lucha por los derechos de las mujeres.

El tema

Kixampe es un sencillo que forma parte del EP Llorando Diamantes, la nueva producción musical de Rebeca Lane que ya se encuentra en plataformas digitales y cuya producción cuenta con un videoclip oficial.

Kixampe que en español significa “vengan”, es un proyecto colaborativo de Lane y Curruchich, y de acuerdo con las cantautoras, desde la composición del tema hasta la creación del contenido audiovisual, trabajaron junto a otras mujeres técnicas y creativas para darle vida.

“Esta canción es un llamado a todas las personas para que puedan unirse a las diferentes luchas de los pueblos, a las resistencias y a los caminos. Es una manera de hacerles ver a los gobiernos, que han pretendido silenciarnos, que no vamos a callar más y seguimos en pie de lucha”, dijo Curruchich.

“La humanidad está viviendo momentos que han sido agravados por la pandemia, pues el sistema capitalista, los sistemas de muerte y las falsas democracias que nos han vendido como una solución, no cumplen lo que prometen”, agregó Rebeca Lane, rapera que además afirmó que Kixampe habla de los tiempos actuales, pero honra a los pueblos a través de la lucha y la memoria histórica.

Para las cantautoras es importante el mensaje y a través de los instrumentos que acompañan la lírica, Rebeca y Sara generan una articulación que permite realizar un viaje por diferentes culturas.

Kixampe tuvo una evolución debido a que, comenzó siendo un tema más apegado a los ritmos del rap y hip hop, pero luego se le agregaron otros elementos que lo hicieron crecer más allá de estos géneros musicales y se convirtió en un tema es pegajoso en el que las palabras tienen un ritmo propio.

El audiovisual

Kixampe está acompañado de un video que fue escrito y dirigido por la cineasta y poeta k’iche-kaqchikel Rosa Chávez. La producción fue grabada en San Juan Comalapa, Chimaltenango, y simboliza los caminos y los hilos del tiempo que unen a Rebeca Lane, Sara Curruchich y otras mujeres que, con su poderosa voz y resistencia, nombran, denuncian y le cantan a la vida.

La propuesta artística de Rosa Chávez presenta al imponente y sereno corazón de la montaña, que guarda la memoria histórica en los caminos, el cerro y el viento. La música de Rebeca Lane y Sara Curruchich es una ofrenda para las ancestras, las defensoras y las sanadoras.

“Trabajar en la canción y el video ha sido una primera experiencia para mí, ya que no había tenido un acercamiento tan grande con el rap. Me siento agradecida de ser parte de una canción que tiene una energía enorme. El resultado es hermoso y estoy contenta con ello, pues son nuevas puertas y nuevas ventanas musicales”, explicó Curruchich.

“La grabación del video fue mágica. Todas las personas que se sumaron al proyecto lograron que las semanas de trabajo, los talentos y las energías del equipo -conformado en un 96% por mujeres-, se vieran reflejado en el resultado final del video. Como artista, significó un momento de encuentro con mujeres que admiro”, añadió Rebeca Lane.

Rebeca Lane y Sara Curruchich junto a las protagonistas del videoclip de “Kixampe”. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Nueva producción musical

El lanzamiento de Kixampe coincide con la difusión de Llorando Diamantes, la nueva producción musical de Rebeca Lane, un EP (Extended play) de cuatro canciones, de las cuales ya se estrenaron Para qué llorar y La Tatuana.

Llorando Diamantes no estaba dentro de los planes de Rebeca Lane, pero la pandemia y el encierro hicieron que la rapera buscara nuevos retos artísticos. De esa cuenta, surgió un trabajo que le marca el camino hacia donde quiere apuntar con su música y su lírica, ya que su objetivo es ampliar sus redes de apoyo y utilizar otros recursos para mezclar los sonidos clásicos del hip hop con productores como PrimoBeatz y Básico 3. Su meta es crear sonidos propios, con una identidad Centroamericana.