Horrores idiomáticos y algo más

La poesía de Georgina Palacios

Publicado el

Por petición de su autora, la poeta Georgina Palacios, escribí un pequeño prólogo a su poemario Entre poemas de cristal, presentado el viernes recién pasado ante un nutrido público, junto con el de Carmen Pedreros: Mar de sentimientos y con poesía leída por la primera actriz María Teresa Martínez. Helo aquí:

En versos que vuelan libres y en otros que aprisiona la cárcel sonora de la métrica y de la rima, la poetisa Georgina Palacios expresa sus sentimientos y sensaciones en lo que ella llama “poesía de cristal”, quizás por diáfana y pura.

En muchos de sus poemas asoma Eros su rostro con sonrisas, besos, lechos tibios: ‘Tu cuerpo tibio / me calentaba / la madrugada / de un mes de otoño / que en frío invierno / se convertía…, pero también con lejanías y lágrimas: ‘Y, ¿tú me juzgas? / ¿Cómo puedes juzgarme / sin haber vivido el dolor tan inmenso / que he vivido yo?’. En otros afloran la añoranza, la nostalgia: ‘Un día más lejos de ti / y más cerca del olvido…’, la angustia, los recuerdos de un ayer perdido para siempre en el tiempo: ‘A veces apareces navegando entre las sombras…’.


Y así como hay declaraciones de amor apasionado hay tiernas poesías dedicadas a los niños: ‘Niños más que niños; / son niños felices; / son niños amados.’, otras a la patria que se ha desangrado durante tanto tiempo: ‘¡Ay, Patria! / la Patria mía! / ¡Cuánto me dueles mi Patria! ‘. Y otras más a la naturaleza: ‘Lluvia otoñal que moja la tierra / hoy cae liviana, constante…’, sin faltar la indignación y la ira por la muerte prematura de unas niñas a manos de un sádico asesino: ‘Perverso asesino / cambiaste sus dichos por gritos de auxilio. / Cambiaste su infancia por infame muerte; / su patio de juegos por fría, / muy fría morada postrera’. Ah… pero también hay ingenio, como en el poema titulado Me enloqueces, que dedica a la gripe: ‘…Me deshidrato… / Tengo un calor que me consume / y por más que trato, / no me es posible obtener un refrigerio / con el aire o con el agua (…) Es por tu culpa que media / Europa pereció desesperada. / Tienes más muertes en tu haber / que la Gran Guerra…’.

Los versos son claros, sin rebuscamientos ni hipérboles ni palabras altisonantes, porque como advierte la poetisa al hablar de la versificación: ‘Ni simpleza en el lenguaje / ni lenguaje rebuscado. / ¡Qué difícil nos resulta / que se muestre la riqueza / que permite con palabras, /con sonidos, crear belleza!’ Este es el primer libro que publica Georgina. Con su prolífica producción poética, veo venir muchos más por delante, tan llenos de sentimientos y sensaciones como este que ahora ve la luz.

Reciban Georgina y Carmen, que ahora ven sus versos ya impresos en libros, mis mejores deseos por que tengan el mayor de los éxitos y que esa musa que las inspira haga que su poesía siga siempre prolífica y hermosa.

selene1955@yahoo.com