La tendencia de las “biopics” musicales y por qué ganan popularidad (aunque pocas cumplen las expectativas)

El jueves 30 de mayo se estrenará en nuestro país la cinta “Rocket Man”, que narra la vida del cantante Elton John. ¿Por qué los productores de cine se inclinan en hacer cintas biográficas?

Taron Egerton se mete en la piel de Elton John en la cinta biográfica "Rocket Man". (Foto Prensa Libre: YouTube)
Taron Egerton se mete en la piel de Elton John en la cinta biográfica "Rocket Man". (Foto Prensa Libre: YouTube)

Próximamente veremos en la pantalla grande la historia de Elton John. Antes de eso, en marzo del 2019, vimos The Dirt en Netflix, que narra la historia de la agrupación de rock  Mötley Crüe, pero la biopic que más revuelo generó recientemente fue Bohemian Rhapsody, que cuenta el ascenso al estrellato de Queen, la banda liderada por Freddie Mercury.

Aunque llevar la historia de grandes músicos a la gran pantalla no es nada nuevo, llama la atención que en los últimos meses se han estrenado tres cintas de esta clase y, aunque han tenido un buen recibimiento, ninguna parece cumplir lo que debiera ser su objetivo primordial: profundizar en la vida de los artistas que pretenden retratar.

Ir más allá de lo evidente, bucear en aguas de lo no dicho e intentar comprender qué hay detrás de la historia de esos músicos genios debería ser el objetivo de quienes toman la responsabilidad de inmortalizar en el celuloide las historias de esas luminarias que ya dejaron una huella indeleble con su música.

Sin embargo, las historias sobre músicos que ha llegado a las salas de cine este año se quedan en la superficialidad y no muestran otras facetas de los artistas más allá de lo que repetidamente se ha dicho.

Entre la falta de ideas por historias originales en Hollywood y la gran cantidad de remakes que se producen, pareciera ser que otra alternativa es la de recrear historias de grandes personalidades.

Pareciera más fácil condimentar una historia preexistente y pararse en los hombros de la fama ya alcanzada por la celebridad para vender boletos en el cine y agradar a las audiencias.

Lejos de ser un retrato que presenta una narrativa novedosa, las cintas parecen enfocarse más en simplemente complacer al público. En le caso de Rocket Man y Bohemian Rhapsody, los directores eligieron llenar la cinta con música de los artistas, mientras que con The Dirt, la estrategia fue enfocarse en los excesos de los integrantes de la banda, sin profundizar en las causas o consecuencias de estos.

La cantidad de interpretaciones para descifrar el nuevo fenómeno de contar historias de celebridades, principalmente musicales, podría expandirse hasta el infinito.

Pero, lo que es cierto es que las “biopics”, tal como describieron en algún momento los ingleses para definir este género, hoy salpican a las pantallas con más frecuencia y parecen haber llegado para quedarse.

Las cintas biográficas de estrellas musicales funcionan porque se enfocan en contar la historia de personas que gozan de gran fama y a la audiencia le interesa conocer el camino al ascenso de sus ídolos mientras en el fondo se escuchan sus mejores canciones.

“Contra todo pronóstico, se las han arreglado para producir un musical de grandes éxitos de dos horas, que convierte a uno de los artistas más extravagantes, dotados y carismáticos de la era moderna en un personaje algo aburrido”, escribió la BBC en una reseña de la cinta biográfica de Elton John.

“Se han escrito y dicho muchas palabras sobre Sir Elton John a lo largo de sus 50 años en el mundo del espectáculo, pero “aburrido” no suele estar entre ellas. Sin embargo, no hay otra alternativa que invocarla en este caso”, sentencia la nota del medio británico.

En el pasado hemos visto grandes cintas biográficas sobre genios de la música; sin embargo, cada vez los realizadores parecen empeñarse más en repetir la fórmula ascenso, caída y redención, que desde siempre ha funcionado y por ello no presentan nada innovador.

Estas películas parecen estar dirigidas a aquellos seguidores ocasionales de los artistas, quienes los conocen de manera superficial, y en muchos casos terminan decepcionando a los más asiduos admiradores. Entre las principales quejas está la falta de precisión y apego a la realidad al contar la historia de la celebridad.

¿Es capaz el séptimo arte de hacer justicia a estos grandes personajes de la historia de la música? ¿Puede condensarse toda una vida en un par de horas?

Muchas películas han aceptado ese ambicioso reto y, aunque varias han fracasado miserablemente, muchas veces se han visto resultados excelentes. Presentamos aquí una lista de los mejores.

Afortunadamente hay directores que sí han logrado rendir un homenaje digno a los genios que pretenden retratar, ya sea porque se salieron de la fórmula tradicional la ejecutaron de forma impecable. Estos son algunos ejemplos.

Ray (2004): Jamie Fox da vida al ídolo del Soul y R&B, quien perdió la visión a los 7 años.

Walk the line (2005): Joaquín Phoenix interpreta a la leyenda de la música Country Jhony Cash. La actriz Reese Witherspoon obtuvo un Óscar por su actuación en esa cinta como June, la pareja del músico.

Straight Outta Compton (2015): Muestra el ascenso y caída del grupo de rap N.W.A, cuyos integrantes fueron Dr. Dre, Ice Cube, Eazy-E, MC Ren y DJ Yella.

The Runaways (2010): Es una película protagonizada por Kristen Stewart y Dakota Fanning que narra la historia del grupo de punk integrado por mujeres adolescentes, entre ellas la mítica Joan Jett.

Get on up (2014): Chadwick Boseman, que protagonizó la cinta Black Panther, se mete en la piel de James Brown, uno de los más grandes artistas de soul.

The doors (1991): La cinta está dirigida por Oliver Stone y narra la historia de la agrupación de rock The Doors, que estuvo liderada por Jim Morrison. La cinta está protagonizada por Val Kilmer.

Lady Sings the Blues (1972): La gran Diana Ross da vida a la cantante de Jazz Billie Holiday.

La Bamba (1987): Narra la historia del músico adolescente Ritchie Valens, quien en la década de 1950 pasó de trabajar el campo a convertirse en una estrella de Rock and Roll y falleció en un accidente aéreo a los 17 años. El filme es protagonizado por Lou Diamond Phillips.

Love & mercy (2014): Es una película que narra la vida del cantante y compositor de los Beach Boys, Brian Wilson, en dos etapas de su vida. Primero se ve el éxito que tuvo en la década de 1960 y después se traslada a la de 1980, cuando Wilson atraviesa graves problemas psicológicos. En la primera etapa el músico es interpretado por Paul Dano y en la versión mayor lo hace John Cusack.

Im not there (2007): Se trata de una cinta biográfica sobre la figura del legendario cantautor estadounidense Bob Dylan. Una cinta verdaderamente original en la que Christian Bale, Cate Blanchett, Marcus Carl Franklin, Richard Gere, Heath Ledger y Ben Whishaw interpretan a personajes distintos, pero cada uno representa una faceta del afamado músico.

Sid and Nancy (1986): Protagonizada por Gary Oldman y Chloe Webb, la cinta retrata la vida de Sid Vicious, bajista de la famosa banda de punk Sex Pistols, y su relación con una admiradora que luego se convirtió en su pareja.

Contenido relacionado

>Madonna cumple 60 años: 6 cosas que quizá no sabías sobre la reina del pop de Estados Unidos

>Madonna derrocha sensualidad junto a Maluma en el videoclip de la canción “Medellín”  

>Mick Jagger de los Rolling Stones está recuperado y lo demuestra con un baile

0