Los italianos Colombo y Cattelan exponen en el Museo de Arte Moderno

Los artistas Marino Cattelan y Maurizio Colombo se han convertido en dos grandes representantes del arte italiano en Centro América. Presentan una exposición con la riqueza de su talento e incluye charlas y una visita guiada.

Los gestos del alma y la utopía, un  encuentro de dos artistas italianos radicados en Guatemala.  (Foto Prensa Libre: Instituto Italiano de Cultura)
Los gestos del alma y la utopía, un encuentro de dos artistas italianos radicados en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Instituto Italiano de Cultura)

Los gestos del alma y la utopía se llama esta exposición de los italianos Marino Catellan y Maurizio Colombo. Uno con la magia de su lente y el otro por la innovación en cada una de sus obras.  El arte no es lo único que les une, los dos están radicados en Guatemala y es aquí donde su historia artística continúa escribiéndose.

El Museo de Arte Moderno Carlos Mérida es quien recibe las obras de estos destacados artistas.  El embajador de Italia en Guatemala Edoardo Pucci, explica que esta actividad se programó como parte de la Fiesta Nacional que se celebra en su país durante junio.

Pucci explica también que los dos artistas representan las verdaderas excelencias del mundo artístico y cultural de Italia en Centro América y en particular en Guatemala.  “Los dos provienen de diferentes trayectorias académicas, artísticas y de vida, pero llegando a Guatemala han sabido asimilar las influencias  positivas de los ambientes sociales y culturales guatemaltecos y es aquí donde han perfeccionado sus virtudes en las artes a las que se han dedicado”, agrega el diplomático.

Maurizio Colombo busca la innovación en cada una de las piezas que trabaja.  (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes)

“Catellan nos transporta con pasión y elegancia a través de un viaje ideal por la belleza de la naturaleza guatemalteca y haciendo visible el alma gentil de este pueblo, mientras Colombo nos hace descubrir cómo su arte es un fenómeno encaminado a revivir con honestidad y sinceridad la inteligencia de la conciencia de las personas, cada una de sus obras representa una lección didáctica que reconcilia el arte del pasado con el arte contemporáneo”, concluye Pucci.

La religiosidad es uno de los aspectos que ha explorado Marino Cattelan. (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes)

Más de los artistas

La exposición estará durante junio.  Compartimos más de los talentos italianos y de su vida en Guatemala.

La obra de Colombo, siempre innovando

Mauricio Colombo junto a una de sus obras durante la inauguración de la exposición. (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes)

Es una exhibición antológica del trabajo de Colombo. Cada una de sus obras cuenta una historia y diferentes técnicas. “Nunca me repito en mi estilo y hago lo que me da la gana y siento en el momento”, dice al expresar sobre su dinámica de trabajo.

Durante el recorrido se sorprenderá en piezas tan diversas, como Smile, que no es más que la famosa obra La Gioconda, de Leonardo da Vinci vista como un rompecabezas y que llevó cuatro meses de trabajo,  o La esposa del Rey Midas, –King Midas’s Wife-, en la que utiliza el oro de una manera singular.

En su obra también refleja el amor por la cultura, la danza, el teatro y la música, entre otras. En cada cuadro tiene nuevas texturas, pigmentos cromáticos y diversas soluciones.

Se graduó de maestro en Bellas Artes en el Instituto Experimental Estatal de Roma y becado sigue sus estudios de arte en París. Trabajó como catedrático  en la Universidad de Roma, La Sapienza.

Vivió en Nueva York, a finales de los años 70 llega a Nicaragua, donde funda la carrera y es catedrático de Estética y Arte en el Politécnico de Managua.

En Guatemala se dedica a la comunicación publicitaria y al mercadeo social y a afinar sus técnicas artísticas.   A lo largo de su carrera y producción artística ha recibido numerosos reconocimientos y distintos premios.

En el 2011 participa en la Bienal de Venecia.  En el 2013 la Asociación de Educación y Cultura Alejandro Von Humboldt le reconoce como artista del año y dos años después, en 2015 es invitado a la X Bienal de Florencia.

Cattelan, amigo de Guatemala

Marino Cattelan junto a Joselino Mayen, de Baja Verapaz. Joselino ha sido su amigo y uno de los personajes más fotografiados del artista. La última fotografía fue en febrero pasado en el Lago de Atitlán, la imagen se observa en el fondo. ( Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes)

El artista llega a Guatemala a finales de la década de 1980 como voluntario de una misión italiana que trabajaba con niños huérfanos de la guerra civil.  Su hoja de vida explica que es autor de numerosas publicaciones fotográficas sobre Guatemala y otros países centroamericanos.  sus fotografías se encuentran los más conocidos calendarios  en numerosas postales de Guatemala.

Una particularidad de Cattelan es que se los personajes que inmortaliza con su lente también son sus amigos y gente cercana, parte de su vida.  “No tenemos que ir lejos porque a veces atrás de nuestras casas existen personas excepcionales”, expresa.

El prestigioso fotógrafo guarda estampas de la cultura guatemalteca y además es un amante de la gastronomía de este país.

Asegura que Guatemala es su casa y que quisiera vivir 300 años, porque una vida no le es suficiente para descubrir todo lo que ofrece este país.

En el 2011 presentó Imágenes de Guatemala en la Bienal de Venecia.  Para celebrar sus 30 años de carrera, en 2015 presentó la retrospectiva Historias detrás de la imagen, en 2018 publicó su libro fotográfico Guatemala secreta.

De paseo por la muestra

Además, de acercarse al museo  también puede participar de dos actividades más para vivir de una manera diferente esta muestra.

  • Martes 25 de junio, a las 11 horas Colombo dará una conferencia sobre la importancia del arte en la historia universal. Se tendrá un recorrido por sus obras.
  • Jueves 27, a las 11 horas el antropólogo Edgar Barillas hablará de los aspectos antropológicos de la obra de Mauricio Cattelan.

La cita es en el Salón No.6 Finca Nacional La Aurora, zona 13, y los horarios son de martes a viernes, de 9 a 16 horas, sábado y domingos de 9 a 12 y de 13.30 a 16 horas.  La admisión es de Q5 para nacionales, Q50 extranjeros y los estudiantes con carné entran gratis.

Contenido relacionado

>10 razones para visitar Juannio 2019
>Cene con Leonardo da Vinci y participe en otras actividades para conmemorar el quinto centenario de su muerte 
>Después de 24 años de la muerte de Grajeda Mena, su nombre sigue vigente en nuevos proyectos

0