Los personajes que interpretó Octavio Ocaña, mejor recordado como Benito Rivers

El actor, quien saltó a la fama por su rol en la serie mexicana Vecinos, tuvo una carrera de 15 años que también se consolidó en telenovelas y una película.

Publicado el
Octavio Ocaña interpretó desde temprana edad a varios personajes. El más recordado es el de "Benito Rivers". (Foto Prensa Libre: Twitter)
Octavio Ocaña interpretó desde temprana edad a varios personajes. El más recordado es el de "Benito Rivers". (Foto Prensa Libre: Twitter)

A través de un tuit publicado desde la cuenta de El canal de las estrellas el 30 de octubre de este año, se confirmó la muerte del actor Octavio Ocaña, recordado por su personifcación de Benito Rivers en la serie de Televisa Vecinos.

Ocaña, quien tenía 22 años, murió dentro de una camioneta que él conducía sobre la autopista Chamapa-Lechería, con dirección al municipio de Atizapán en México. Su deceso ocurrió luego de que el vehículo chocara.

Según datos publicados en medios de comunicación internacionales, después del impacto del carro, se escuchó un disparo que se cree, terminó con la vida de Octavio. Se ha dicho que el arma pertenecía al fallecido, aunque se desconoce quién jaló el gatillo.

Dentro de la camioneta iban dos personas quienes fueron detenidas por la policía municipal luego del impacto. La Fiscalía General de Justicia del Estado de México prosiguió a investigar las circunstancias de la muerte y recopiló el testimonio de los dos acompañantes.

La muerte del actor ha conmocionado a personas de distintas latitudes. En redes sociales se han podido leer mensajes de duelo en los que se recuerda de manera especial a Octavio Ocaña como Benito Rivers, el enternecedor y simpático niño de de la serie de televisión mexicana Vecinos, la cual fue creada por Eugenio Derbez en 2005.

A propósito del deceso, el creador de Vecinos manifestó en una publicación:La violencia una vez más nos arrebató a uno de los nuestros. Octavio desde niño, se ganó el corazón de muchos mexicanos”.

A lo largo de 15 años, Ocaña tuvo varios roles en series, telenovelas y una película mexicana. Su participación es recordada con los siguientes personajes:

  • Benito Rivers en la serie Vecinos: Logró este papel dando vida al particular hijo de Pancho Ríos “Frankie Rivers”, un actor frustrado, y Lorena Ruiz de Ríos, una mujer amante del chisme. Aunque Ocaña estuvo desde el inicio de Vecinos en 2005, su protagónico se ausentó en ocasiones ya que se dedicó a los deportes. No obstante, regresó en las últimas temporadas.
  • Invitado en la serie La familia P. Luche:  Dentro de esta producción, también original de Eugenio Derbez, Ocaña participó de manera ocasional. Aunque no tuvo un rol trascendental, fue parte del episodio llamado Niños de Oro.
  • Otto Von Ferdinand en la telenovela Lola, érase una vezEn esta producción interpretó al menor de varios hermanos que estaban bajo el cuidado de Lola, personaje central de la historia. El rol de Ocaña también era llamado Otto, El Piojo. Su actuación le hizo merecedor de un Premio TvYNovelas como Mejor Actor Infantil.
De niño, Octavio Ocaña también participó en el programa familiar del comediante Chabelo. (Foto Prensa Libre: Twitter)
  • En la película Amor letra por letra: La única participación de Octavio en una película fue dentro de esta producción de comedia donde compartió con personajes como Silvia Navarro, Alan Estrada y Plutarco Haza. Tenía 8 años e interpretó a un niño llamado  Gaspar.
  • Lorenzo Montero en la serie Hermanos y detectives: En este papel Ocaña dio vida a un menor extrovertido, inteligente y mucho más capaz que otros niños de su edad. Era el medio hermano del personaje principal, un hombre solitario de 30 años.
  • Benito Rangel en la telenovela Te doy la vida: Fue uno de sus últimas participaciones dentro del mundo de la actuación, en 2020. Tuvo un papel ocasional dentro de la historia que aborda temáticas como la adopción y la familia.
  • En la telenovela La mexicana y el güero: Otra de sus más recientes participaciones fue como actor invitado en esta novela donde figuró como un paciente que llega al consultorio de Sebastián de la Mora.