Nelson Mandela inspiró música, películas y poemas

Heroico en sus acciones, digno en su conducta, santificado en su imagen, Nelson Mandela fue durante mucho tiempo tanto causa como inspiración para la comunidad del entretenimiento.

Nelson Mandela inspiró música, películas y poemas
Nelson Mandela inspiró música, películas y poemas

NUEVA YORK–  Desde la década de 1960, cuando era un prisionero político y Sudáfrica estaba bajo las leyes del apartheid, hasta su muerte, cuando ya había caído el apartheid y estaba entre la gente más admirada del mundo, Mandela inspiró conciertos, canciones, poemas, historias de ficción y películas.     

Entre quienes le rindieron honores se encuentran los actores ganadores del Óscar: Sidney Poitier y Morgan Freeman, los ganadores del Grammy: Stevie Wonder y Whitney Houston, y la novelista sudafricana ganadora del Premio Nobel, Nadine Gordimer.       

Los artistas se sintieron atraídos de igual manera al hombre y a su causa. Poitier, de naturaleza tanto apasionada como afable, fue una elección obvia para interpretarlo en una película para televisión en 1997. Freeman, un actor de tal majestuosidad que ha interpretado tanto a jueces como a Dios, interpretó a Mandela en la película Invictus, sobre un equipo sudafricano de rugby.      

Durante el cuarto de siglo que estuvo encarcelado, su libertad se convirtió en sinónimo de la libertad de su país. Compositores y poetas invocaron su nombre al exigir el fin del apartheid. Elizabeth Alexander, quien leyó el poema inaugural en la toma de posesión del presidente Barack Obama en 2009, escribió años antes Un poema para Nelson Mandela, el cual incluía las líneas “Nelson Mandela está conmigo porque creo en símbolos; los símbolos conllevan poder; los símbolos exigen poder; y es así que una nación sigue a un hombre que guía desde prisión, y no puede hablar a ellos” .       

PELICULAS: Algunos de los principales actores de Hollywood lo interpretaron en películas; de manera notable Freeman en la cinta Invictus, de 2009, dirigida por Clint Eastwood. Poitier y Danny Glover lo interpretaron en cintas para televisión sobre la vida de Mandela, y Mandela mismo tuvo un cameo al final de la película Malcolm X, de Spike Lee, exhibida en 1992. Acaba de aparecer la cinta Mandela: Long Walk to Freedom, estelarizada por Idris Elba y basada en la autobiografía de Mandela.       

CONCIERTOS: Uno de los hitos históricos en el movimiento para liberar a Mandela fue un concierto televisado en 1988 desde el Estadio Wembley de Londres para celebrar su 70 cumpleaños, en el que participaron estrellas como Wonder, Houston y Sting. En ese momento el Congreso Nacional Africano de Mandela era aún considerado una organización terrorista por muchas naciones y había sido condenado por la entonces primera ministra británica Margaret Thatcher. La cadena de televisión BBC enojó a partidarios de Mandela al censurar declaraciones políticas y enojó al gobierno sudafricano por transmitir el concierto.       

A un concierto de 1990 para celebrar su liberación asistieron Tracy Chapman, Neil Young y el mismo Mandela, quien recibió una prolongada ovación de pie. Durante décadas se siguieron realizando espectáculos en su honor, con apariciones de Will Smith, Bono de U2 y Annie Lennox, entre otros artistas.       

CANCIONES: Durante toda la década de 1980 y hasta su liberación en 1990, se escribieron canciones de protesta contra el apartheid y elogiando a Mandela, desde Gimme Hope Jo’Anna, de Eddy Grant, a Sun City, de las estrellas de Steve Van Zandt, con Bruce Springsteen, Miles Davis y muchos otros músicos más. Entre las canciones sobre Mandela directamente están una colaboración de Bono-Joe Strummer; 46664: Free Nelson Mandela, de Special A.K.A., y Mandela Day, de Simple Minds.       

LITERATURA: La novela de Gordimer de 1987 A Sport of Nature pronostica el fin del apartheid e incluye a un líder liberador basado en Mandela. Hay poemas sobre Mandela que se remontan a la década de 1970 con And I Watch it in Mandela, del sudafricano John Matshikiza. When Mandela Goes, de Jekwu Ikeme, publicado en 2004, habla sobre la mortalidad y vislumbra un futuro sin el hombre santificado cuyo nombre tribal fue Madiba.