Nueva York recibirá a Joaquín Orellana

La ciudad estadounidense celebrará en mayo y junio diferentes actividades en homenaje de Joaquín Orellana, uno de los grandes compositores de la región.

El compositor, músico y maestro guatemalteco Joaquín Orellana recibirá un homenaja en Nueva York.  (Foto Prensa Libre: 
 María Reneé Barrientos Gaytan)
El compositor, músico y maestro guatemalteco Joaquín Orellana recibirá un homenaja en Nueva York. (Foto Prensa Libre: María Reneé Barrientos Gaytan)

La Americas Society, de Nueva York, EE. UU., exhibirá en mayo la muestra Joaquín Orellana, la vértebra de la música, inspirada en el trabajo del músico guatemalteco.

El programa estará dirigido por los departamentos de Artes Visuales y de Música de esta organización, que fomenta el diálogo entre Estados Unidos y el resto del hemisferio, en el que se trabaja la comprensión de problemas políticos, sociales y económicos, y se busca aumentar la apreciación del diverso patrimonio cultural del continente.

Sebastián Zubieta, director musical de Americas Society, comenta que Orellana es uno de los compositores vivos más importantes de la historia musical de la región, y los útiles sonoros —herramientas de sonido— que ha creado también tienen una dimensión escultórica, que es lo se desea transmitir en la muestra en EE. UU.

El maestro Orellana en el centro junto a los representantes de Americas Society, Diana Flatto y Sebastián Zubieta en su visita reciente a Guatemala. (Foto Prensa Libre: María Reneé Gaitán)

“Orellana es como una leyenda, y finalmente podremos llevarlo a él, los útiles sonoros y una nueva obra escrita para que se estrene en Nueva York”, agrega Zubieta, quien comenta que pasaron casi dos años para que el proyecto se hiciera realidad.

Efluvios y puntos

El maestro Orellana recibió la invitación para el proyecto desde hace algunos meses, y uno de los puntos principales es la obra con los útiles sonoros. Efluvios y puntos es el nombre de su nueva pieza, la cual se estrenará en la inauguración de la muestra, el 28 de mayo.

Los efluvios se refieren a ciertas zonas de desplazamiento de sonido; por ejemplo, entre los aluminios frotados del útil llamado tubarc y la combinación de voces de los artistas e incluso la interacción a la que será invitado el público asistente, un perfomance, comenta Orellana.

El compositor, músico y maestro guatemalteco Joaquín Orellana y el maestro Julio Santos al centro mientras muestran los útiles sonoros al compositor argentino Sebastián Zubieta y a la curadora Diana Flatto, de la organización Americas Society.  (Foto Prensa Libre:  María Reneé Barrientos Gaytán).

También tiene sonidos cortos que aceleran y desaceleran. La duración de la obra es de 22 minutos, aproximadamente, e incluirá cerca de 22 útiles sonoros.

La obra estará a cargo de cuatro percusionistas, dirigidos por Zubieta, quien visitó recientemente Guatemala para aprender las grafías de la obra junto a Orellana.

“Este evento es una gran oportunidad, no solo para Joaquín Orellana, sino para el país, para dar a conocer el legado estético de uno de los compositores más importantes de la historia de Guatemala”, dice el músico guatemalteco Julio Santos, quien afirma que en el país es necesario enseñar más a los niños acerca de Orellana.

“Sería ideal que la utilería sonora y las nuevas grafías también puedan ser enseñadas, no solo en el Conservatorio Nacional de Música German Alcántara, sino también dentro del sistema educativo nacional, para que los estudiantes conozcan en su clase de Expresión Artística el legado del maestro”, indica.

Más del proyecto

Durante la muestra en Nueva York habrá un laboratorio con compositores emergentes de universidades de esa ciudad, quienes trabajarán con los útiles sonoros del artista guatemalteco para crear nuevas obras. Este proyecto tipo taller culminará con una actuación pública.

Diana Flatto, curadora asistente de Artes Visuales de Americas Society, describe que, además, se trabaja con artistas contemporáneos como Carlos Amorales, de México; Akira Ikezoe, de Japón, y Alberto Rodríguez Collía, de Guatemala, quienes están en el proceso de creación de piezas en video, grabados y pintura inspiradas en Orellana, las cuales serán parte de la exposición.

El maestro

• Joaquín Orellana, nacido en 1930, es considerado un genio de la música. A los 12 años comenzó sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música.
• En 1967 obtuvo una beca para estudiar dos años en el Instituto de Altos Estudios Musicales Torcuato Di Tella, Buenos Aires, Argentina. Fue violinista en la Orquesta Sinfónica Nacional de Guatemala.
Ha creado más de 60 útiles sonoros inspirados en la cotidianidad guatemalteca, los cuales utilizan teclas de marimba, caña, caparazones o collares de perlas, por mencionar algunos.
• Entre sus obras se cuentan Humanofonía (1971), Cantata dialéctica (1974), Rupestre en el futuro (1979), Imposible a la X (Imágenes de una Historia en Redondo), compuesta en 1980 y premiada en Bourges, Francia; Ramajes de una marimba imaginaria (1990) y Sacratávica (1998).
• El violín valsante de Huisderio Armadel, compuesto entre 1986 y 1990.
• En el 2017 estrenó Sinfonía desde el Tercer Mundo, en Atenas, Grecia, como parte de Documenta 14. La obra fue presentada en Guatemala en el 2018.
• En el 2019, en La Nueva Fábrica, Antigua Guatemala, se organizó la retrospectiva Paisajes Sonoros, Joaquín Orellana. En esta se mostraban los útiles sonoros y cerró con un concierto de obras compuestas por el maestro, dirigidas por Julio Santos y con la participación de más de 20 músicos.