Poemas inspirados en la figura materna

“Madre, madre, tú me besas, pero yo te beso más, y el enjambre de mis besos no te deja ni mirar…”, así comienza el poema Caricia, de la escritora chilena Gabriela Mistral, el cual dedicó a su madre.

Publicado el
La figura de la madre inspira a poetas y escritores. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La figura de la madre inspira a poetas y escritores. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Durante siglos la imagen materna ha inspirado a poetas en el mundo.

Con motivo del Día de la Madre, que se celebra el 10 de mayo en Guatemala, Prensa Libre convocó a sus lectores para que compartieran algunos versos como homenaje a ese ser que les dio la vida. En esta edición los incluimos.

Quizá no sea el poema más lindo

Quizá no sea el poema más lindo
ni el que mejor rime ni el que mejor suene
pero si el que nació de mi corazón
de mi alma para decirle a mi madre
que ella es mi razón de ser mi todo mi vida
mi universo que sin ella mi vida
no tendrá sentido porque ella me da el ánimo
y me recuerda que Dios esté conmigo
que todo lo puedo en cristo que me
fortalece
en el día de las madres quiero
felicitar a las madres
guatemaltecas alas que luchan
por sus hijos en el día con día..
sobre todo a mi madre
Lucy Elvira Paredes Pixtún

Distancia cercana

Aunque tú ya no estés presente,
Amor sincero y verdadero siempre están en mi mente.
Mi corazón escucha en cada momento tu ser,
De una madre que dio todo por verme crecer.

Rompiendo la regla de versos decasílabos al escribir,
Pero más que eso, prevalece lo que uno ha de sentir.
“Distancia” entre comillas, pues ¿qué es la distancia?
Cercana o lejana es el dilema en instancia.

De qué sirve que alguien esté presente si está ausente,
Si con el pensamiento su sentir no es permanente.
Pero el amor de mi madre siempre llena mi corazón,
Pues trasciende cualquier sentido y aun hasta la razón.

Desde el día que te vi partir a la eternidad,
Tu sonrisa la veo llena de toda bondad.
Mujer virtuosa que vio a sus hijos crecer,
Dando todo su esfuerzo y trabajo a más no poder.

Distancia cercana pues no existe lo ilógico en la vida,
Porque quien no fue inventor a partir de una simple teoría.
Dios te bendiga y te guarde es de hecho lo más importante,
En la distancia cercana alguien que siempre te tiene en su mente.

Feliz día madre te digo con el corazón,
Desde la distancia cercana que pareciera no tener razón.
Te extraño aunque mi corazón siempre te tiene presente,
Confiando volverte a ver, palabras de un Dios viviente.

Carlos A. Sánchez Gallardo

Así era mi madre

A María Romelia Arana
Mi madre globalizó la ternura
era enérgicamente dulce
daba órdenes con la mirada.

Predecía el estado del tiempo
dialogaba con las flores,
veneraba a las coníferas
y santificaba el agua,
fue discípula de la naturaleza.

Ella, no se miraba en los espejos
decía que se veía en nuestros ojos.
Luego que nos amamantó
nos enseñó a amar la vida
y a pararnos al caernos.

Mi madre andaba tras el tiempo
y cuando se fue, me dejó sus ojos
los cerró y me los echo en el pecho.

Por: José Antonio Arana.

Mi primer Amor

Dicen que el primer amor nunca se olvida!
Y es cierto, tal vez no recuerde cuando nací,
Cuando dije esa palabra mágica: “Mamá”

En mi mente se vienen recuerdos vagos de mi niñez junto a tí,
Si me recuerdo que me subía al sillón y te peinaba tu pelo negro como la obscuridad,
Liso y largo, te pintaba las uñas de tus manos y pies,
Para tú cumpleaños un regalito sencillo

Pero para ti era el mejor regalo del mundo, me recuerdo que nunca
Sentí la ausencia de un padre porque tú llenabas ese vacío y a pesar
Que no tuviste esa ayuda tan necesaria para criar a tres hijos lo hiciste
Bien que digo bien, rebien al máximo que he sido testigo de las bendiciones
que Dios te ha dado para podernos sacar adelante! Y hoy madrecita linda no hay
palabras de gratitud para darte las gracias por haber hecho un buen trabajo con
Tus tres hijos y a pesar que ya estamos grandes que cada uno de nosotros formó
un hogar, tú siempre pendiente de nosotros recibiendo consejos regaños y por eso
Madrecita hoy te digo ¡Que tú eres y serás mi primer amor!

Frida Ramos

A una madre en la distancia

Seleccioné palabras bellas,
me armé de mis versos,
tomé el teléfono y llamé a mi madre
para decírselos al oído.

Pasó lo de siempre:
ella terminó diciéndome
las cosas más dulces
que el corazón de un hijo podría escuchar.

Osmín Jared Vásquez

Madre Amada

(Semilla de Oro)

Dulce refugio amado, lindo amanecer,
diste tu bendita vida/ por mí al nacer,
mil gracias te doy MADRE por tu tierno querer,
me enseñaste tu prestigiosa frase como el no caer.

Eres como una flor/ de color amarillo,
con abejitas/ y mariposas/ acompañando el rocío,
por eso eres mi Ángel/ que siempre está conmigo,
y muchos de los motivos del porqué/ no te llevaré al olvido.
(caminar)Llevo tu dulce recuerdo en mi corazón,
como los frutos que tiene semilla es la razón,
en la cual te agradezco la amada ilusión,
de llegar el momento y sentir el perdón,

En cada momento/ siento el espíritu de tu presencia,
ya que eres/ un “consuelo”/ que me ama y anima,
tristezas me agobian/ provocadas por tu física ausencia,
en comprender y contemplar los tropiezos de la vida.

Madre amada me iluminas/ como una fugaz estrella,
siendo una campanita de colores/ con alitas/ y la más bella,
cuando me llevaste por primera vez a la escuela,
lloraba con sentimiento/ de melancolía y algarabía.

El regalo más grande/ fue al tenerte a mi lado,
me enseñaste a borrar los tenaces rencores,
alguien que me compartió/ su sabiduría e inteligencia,
y dio a conocer su amor/ al enmendar mis errores.

Sembraste en mi vida/ una semilla de oro,
y que va cultivando/ por lapso de tiempo,
a la persona en la que me has convertido/ y que ahora soy.
Teniendo en mente/ tu gran poder de madre,
que fue creciendo con todo fervor,
me siento feliz de tu orgullo hacia mí,
queriendo ser un lindo reflejo tuyo,
como un arcoíris/ de muchos colores.

Un milagro de vida se concedió en tu vientre,
al momento de saber/ que me encontraba en ti,
al saber que te iba a decir, te podría decir Mamá.

¡Oh, madre! Este conjunto de palabras/ dedicadas a tu honor,
hechas con mucha elevación como los rayos del sol,
esperaba con emoción decirte/ feliz día mamá,
como obsequio preparado/ tan solo para ti
quién? (DÍGANME) ¿a quién te brinda brindarle esa alegría?
me sentí una de las personas/ más felices,
ahora que llegó ese día ¿A
quién? (DÍGANME) ¿a quién (he de) brindarle esa alegría?

Fruto agradecido

Sindy Ramos

Mirando al cielo, observo la hermosura con la que la luna alumbra el patio, recuerdo como tu rostro iluminaba mis días, tardes y noches desveladas en las que en la oscuridad me hacías imaginar cómo sería de señorita, tu recuerdo tan latente en mi mente y en mi corazón, viendo como sonreía cada vez que sanabas mis heridas en mis raspadas rodillas.

Tú tan hermosa como la bella luna que esta noche ilumina, tú que en el cielo me cuidas hasta el resto de mis días, pronto te veré y correré a tus brazos con lágrimas en mis ojos te diré cuanto crecí y lo linda que me decían que fui al parecerme a ti.

De: Nathali Del Rosario Marroquín

El diario que nunca se escribió

Pedacito de papel sin líneas, déjame confesarte lo que aquí dentro siento. Algún hijo con corazón entenderá pero el resto cada vez se vuelve más rebelde. Por cierto he visto que mis ingratos hijos vagan conforme a su inteligencia pero se han vuelto desechables y sin educación, por no reconocer a esta señora pobre y vieja.

Mi querido diario, hoy plasmo mis garabatos en estas páginas, hoy, si hoy, diez de mayo, dicen que es mi día pero desde que salió el sol no he podido descansar hasta ahora que el sol ya se oculta. Por cierto, permítame un instante mi diario, ya que dejé mi jarro en la braza para el café, y me falta recoger la ropa del tendedero porque secadora no tengo y antes que la lluvia lo vuelva a empapar como a noche.

Sí, mis dedos no pueden escribir mucho porque están desgastados con la piedra de moler y la piedra donde lavo la ropa. Claro, este idioma en la que hablo ya mis hijas no la entienden. Una señora, mmm creo que llamada tecnología, ha vuelto a mis pobres hijos más artificiales que una flor plástica. Con decirte que… Aquí entre nos creo que tienen otra mamá! Sí, me han cambiado por otra que se apellida feisbuc, porque le han escrito, feliz día madrecita, no hay nadie como tú, eres la mejor mamá del mundo, daría mi vida por ti. Y otras cosas… Pero yo cuanto quisiera que se recordaran que yo soy su mamá.

Sí… Los traje al mundo con sufrimientos. Si reconocieran que soy más que eso, y me vieran a los ojos y me dijeran cuanto me quieren. Pero, sigo esperando porque una madre nunca se cansa de esperar.

Cansados mis pasos están por andar, gastados mis manos por trabajar, mi hermosa cabellera se pinta de blanco ahora. Los años se encargan de nublarme la vista, y por si eso fuera poco, han pintado ya algunas arrugas en mi rostro… Mis fuerzas se desvanecen con tantas primaveras que ya jamás volverán. Consciente estoy que cada paso me acerco al ocaso de esta vida. Vida! Sí, esta mi vida, cargando la cruz de mis chiquillos. Que cuando se van no saben que mi corazón llora y mi oración hace eco en el cielo por ellos.

Verás mi querido diario, cuando aconsejo a mis hijos, sólo trato de decirles que quiero una vida para ellos bien andada, y que comprendan que yo ya caminé por ella. Se darán cuenta que no siempre estaré con ellos para cuidarlos y me necesitarán cuando sepan que duele más una herida en el corazón que en la rodilla.

… Pero, aún así volvería a ser madre por ellos una vez más, porque lo que me falta de fuerzas, me sobra en amor…

Guárdalo para ti mi querido diario. No me olvides, dame ahora ese ramo de rosas rojas porque cuando me muera ya no las podré contemplar.

Sebastián Can

Gracias mamá

Tu vientre mi primer hogar…
Nueve largos meses para conocer mi primer amor…
El tiempo pasó tan rápido, que hoy son grandes recuerdos…
De lo que fue y sigue siendo tu amor…

Tu vientre mis primeros alimentos
Nueve largos meses para conocer mi mayor sustento…
Mis primeros pasos, mis primeras palabras, mi primer día de clases…
Un mundo nuevo…

Y tú como siempre allí presente
Mi primer hogar, mi primer amor…

Hoy después de mucho tiempo ya tengo otro hogar…
Una esposa y dos grandes hijos…
Y tú sigues siempre presente…
Como cuando di mis primeros pasos…

Como el primer día que dije mama…
Ahora mis hijos son tus hijos…
Como no te voy a querer, como no te voy a amar…
Como no voy a luchar…
Por darte una vida mejor…
Te amo, te amo, te amo mama…

Chito Mansilla

Madre…

Titulo otorgado desde el momento
de la concepción sin ninguna excepción
Madre cuando niño me recostabas a tu lado
mi mirada pretendía alcanzarte por todas partes

y cuando fui creciendo y de la vida aprendiendo
con mis torpes pasos pero abriendo mis brazos
tu figura pretendía alcanzar, porque sabía que
lo tenía que lograr…

y entonces me abrazarías con toda el alma
y cuando el temblor del suelo o el rayo del cielo
me asustaron y mi corazón agitaron, el manto
seguro de tus brazos me lleno de paz.

Madre abogada de mi fe
Madre consuelo de mi llanto
Madre mi canción de cuna
Madre sinónimo de bienestar
Madre siempre al pie de la cruz
Madre como la tierra
Madre como la naturaleza
Madre de pies a cabeza
Madre amor de toda una vida

Madre niñera, enfermera, compañera, maestra, costurera,
taxista, estilista, maquillista, constructora,
chef, ama de casa

Madre para golpes, torceduras y raspones
mi mejor taller de reparaciones
y hoy hojeando el libro de mi vida
encuentro en cada renglón, letra de mi madre
escribiendo mi futuro entre enmiendas y tachones
pero con fe y buenas intenciones

Gracias Mamá…
por dejarme ser
fruto de tu árbol de amor

Gracias Mamá…
por estar siempre conmigo
en la buenas y las malas…

Gracias Mamá…
por ser esa Flor
que siempre ha estado a mi lado
y nunca se ha marchitado..!!!

Kerwin Méndez.