Los Boxboles

Este alimento, propio de Baja Verapaz, sustituyó a las tortillas durante el conflicto armado interno en Quiché, pues los campesinos preferían cocinar los tamalitos de masa de maíz, para evitar el sonido que se produce al tortear, a fin de no llamar la atención de la guerrilla o el Ejército. En la receta original, los boxboles se envuelven en hojas de güisquil o ayote. El picante es el condimento infaltable.

(Foto Prensa Libre: Valia Zipfell)<br _mce_bogus="1"/>
(Foto Prensa Libre: Valia Zipfell)

PARA EL PICO DE GALLO (8 PORCIONES)
– 1 libra de masa de maíz
– 2 cucharadas de margarina
– ¼ litro de crema
– 4 cucharadas de queso seco de Zacapa u oreado
– 1 pizca de tomillo en polvo
– 1 pizca de laurel en polvo
– Hojas de acelga lavadas y desinfectadas

PREPARACIÓN

Ponga la margarina en la masa y mezcle bien. Añada el queso seco rallado poco a poco y continúe amasando.

Sazone con sal, pimienta, tomillo y laurel. Agregue la crema y amase hasta que se incorpore.

Cuando la masa esté muy suave y manejable, forme bolitas y luego moldéelas hasta que queden del tamaño de un pulgar. Corte en dos cada hoja de acelga y ponga en el extremo un rollito de masa. Envuelva la masa en cada hoja y doble las puntas hacia adentro.

Ponga un poco de agua en una olla y encima un colador. Los boxboles deben cocinarse con el vapor del agua hirviendo. Déjelos en el fuego durante 30 minutos. Sáquelos de la olla y póngalos en un plato grande. Cúbralos con salsa de tomate casera o con su salsa favorita.