Titanic: la frase legendaria de Leonardo DiCaprio fue improvisada

La famosa película Titanic, una de las de mayor éxito en la historia de la cinematografía guarda secretos, uno de ellos es cómo surgió la famosa frase “yo soy el rey del mundo”, en la que Leonardo DiCaprio consagra esa escena como una de las más recordadas.

Publicado el
Titanic cuenta la historia de amor de una joven de diecisiete años que  se enamora de un artista pobre a bordo del lujoso y desafortunado Titanic.  (Foto Prensa Libre:  20th Century Studios)
Titanic cuenta la historia de amor de una joven de diecisiete años que se enamora de un artista pobre a bordo del lujoso y desafortunado Titanic. (Foto Prensa Libre: 20th Century Studios)

Este domingo 16 de agosto es el cumpleaños 66 del director James Cameron y recordamos una de sus películas más famosas y de cómo la improvisación marca también estos proyectos.

Titanic  ha sido todo un fenómeno mundial en la década de 1990.  Solo en su primer fin de semana ganó 26 millones de dólares y en total se llegó a más de dos mil millones, siendo una de las de más recaudación.   Por el momento solo le gana Los Vengadores (Endgame) y Avatar.

Cuenta la historia 84 años después, de una mujer de 100 años llamada Rose DeWitt Bukater quien cuenta sobre su vida en 1912 y la aventura que pasó en el famoso barco llamado Titanic que se hundió el 15 de abril de aquel año.  Ella se anamora de un vagabundo y artista llamado Jack Dawson, quien ganó un boleto para ir en el viaje junto a su mejor amigo Fabrizio De Rossi.

Dentro de las curiosidades de esta película se encuentra el icónico grito de Leonardo DiCaprio en el Titanic fue totalmente improvisado “Im the king of the world” o “soy el rey del mundo”.

El sitio Insider también refiere que  la escena en la que Jack le está enseñando a Rose cómo escupir desde la cubierta tampoco estaba en el libreto.

La película también ha dejado otras frases en que son recordadas. “Píntame como una de tus chicas francesas” o la frase “Nunca te dejaré ir”.

DiCaprio le dijo a Los Angeles Times en el pasado que “simplemente no estaba acostumbrado a interpretar a un tipo de corazón abierto y de espíritu libre” y al principio no estaba interesado en interpretar este papel.

DiCaprio es considerado uno de los mayores íconos del mundo del cine en esa época.  Este papel le consagró como uno de los mejores actores y le abrió puertas a parte de la fama que ha vivido desde entonces.

Dentro de otras de las curiosidades de esta cinta también se conoce que toda la película excepto las escenas actuales y los créditos iniciales y finales, tienen una duración total de dos horas y cuarenta minutos, el tiempo exacto que tardó el Titanic en hundirse. Además, la colisión con el iceberg duró 37 segundos, que es el tiempo que dura la escena de la colisión en la película.