Virgen del Rosario: dedican recital de música y poesía en el Templo de Santo Domingo

Este domingo 24 de octubre se transmitió un concierto y un espacio de poesía desde la Parroquia Santo Domingo de Guzmán, en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario dedicado a la Virgen del Rosario. El maestro Ricardo del Carmen Fortuny estuvo a cargo de la música.

Publicado el
Ricardo del Carmen Fortuny durante el concierto dedicado a la Virgen del Rosario.  (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)
Ricardo del Carmen Fortuny durante el concierto dedicado a la Virgen del Rosario. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

Un recital de música y poesía denominado: Celeste trabajo de cantarte en octubre, dedicado a Nuestra Señora del Rosario, se transmitió este domingo desde el Templo de Santo Domingo, en el Centro Histórico.  La música estuvo a cargo del maestro Ricardo Del Carmen Fortuny y la parte poética estuvo a cargo del maestro Luis Celis, devoto de la basílica y también participaron algunos cofrades y miembros.

El comunicado explica que esta actividad fue inspirada en el verso repetitivo del poema Loas a Santa María del Rosario, escrito por Miguel Ángel Asturias, Premio Nobel de Literatura 1967, a quien el 19 de octubre pasado se le conmemoró porque se cumplieron 122 años de su nacimiento.

Luis Celis durante la actividad. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

El siguiente video es un fragmento de la interpretación del maestro Del Carmen Fortuny durante la actividad.  (Video Prensa Libre: María José Bonilla)

El evento de este domingo 24 duró una hora y media.  La mayoría de poemas eran parte del Florilegio Poético, elaborado en 1984 con motivo del cincuentenario de la coronación pontificia de Nuestra Señora del Rosario.El programa musical incluyó las obras de Johann Sebastian Bach, Giovanni Battista Degli Antonii, Giuseppe Colombi, Domenico Galli, Paolo Francesco Scipriani y Giuseppe Maria Dall Abaco, entre otros.

Compartimos la transmisión completa del evento en el siguiente link:

Loas a Santa María del Rosario

El laureado escritor guatemalteco Miguel Ángel Asturias dedicó un poema a la Virgen, cargado de simbolismo y haciendo gala de su particular visión de la cultura maya fusionándolo con la devoción cuatro veces centenaria a la imagen.

Asturias declamó el poema personalmente al medio día del viernes 31 de octubre de 1941 en la emisión del radioperiódico Diario del Aire, como homenaje al 50 aniversario de la festividad de Octubre en el Templo de Santo Domingo. Ese mismo día el poema fue publicado en el desaparecido periódico Nuestro Diario por deseo expreso del escritor.